Viernes, 26 Mayo 2017

Miguel Ángel Martín Maestro

Perteneciente al tercer poder del estado, desde que me inicié en el trabajo supe que, casi nadie, se cree las teorías políticas de Montesquieu. No hubo necesidad de matar al filósofo francés porque no llegó a nacer, así que cada uno ha de buscar la belleza allá donde sea capaz de encontrarla. En mi caso cine, música y literatura siempre me han acompañado. Como a casi todo amante del cine, los primeros recuerdos de salas oscuras y sueños ajenos se remontan a la niñez, a las sesiones continuas del cine Capitol en Valladolid o el Castilla en Palencia, a las largas colas en el Vistarama, el Lope de Vega, el Coca o en el Don Sancho, Avenida y Ortega, muchos de ellos cines ya desaparecidos, y los que quedan, transformados. Ver por primera vez cine en versión original en una sala fue toda una conversión, fue el Fitzcarraldo de Herzog en el Manhattan, recién inaugurado y más arriesgado. Poco después me convertí a la cinefilia, la Seminci tuvo la culpa, algo que ahora dificilmente conseguirá con casi ningún joven aficionado/a al cine, y el cine Groucho también, con sus ciclos Kurosawa, Bertolucci, Visconti, Hermanos Marx. Ahora no entiendo el cine sin oir la voz original de los actores, y, lamentablemente, la inmensa mayoría del mejor cine, no se encuentra en las salas de exhibición, o nos llega muy tarde, pero habrá que hacer un esfuerzo por encontrar películas que les interesen y les hagan pensar. En definitiva, quiero trasmitir mi amor al cine como arte, no como mero entretenimiento.

Honores para el hombre, olvido para la mujer (The lost city...

Clasicismo, según la R.A.E. es “Tendencia o estilo artístico y literario que se caracteriza por la búsqueda de la serenidad, el equilibrio y la...

Arantxa Aguirre: "Desvelar lo invisible es una expresión que sintetiza muy...

Hoy se ha estrenado en España, incluída Valladolid (solamente durante una semana y con un único pase diario) un documental que puede hacer las...

El otro lado de la esperanza... sin sorpresa (Aki Kaurismaki, 2017)

Un carguero atraca en un puerto finlandés, la cerrada noche apenas permite ver más allá del prisma cónico que desciende de las farolas portuarias...

LO TUYO Y TU (Hong Sangsoo, 2016)

Sin leer las verdaderas intenciones del director surcoreano no creo que nadie pueda afirmar con seguridad absoluta que su última película deja claro en...

La libertad del sueño frente al corsé del poder. Belle Dormant...

Soñar, creer en leyendas imaginarias, en románticas citas alejadas de cualquier viso de verosimilitud para oponerte a la corriente que trata de arrastrarte hacia...

Cretinos al poder. Selfie (Víctor García León, 2017)

Retrato de un cretino integral, «Selfie» es motivo de alegría por varias razones. La primera por el reencuentro con un cineasta que hacía más...

Festivales con punto de vista y festivales sin rumbo. Converso (David...

“Madre, qué lejos estoy de todo”. Gaspar Hauser. Se dice que la fe del converso suele ser la más militante, la más proactiva, la más...

Análisis de sangre azul (Blanca Torres y Gabriel Velázquez, 2016)

Como relato científico y de aventuras, el uso del falso documental anticipa el carácter onírico y falsario del contenido, sustentándolo sobre una armazón de...

¿Para qué sirven los premios, Oscars incluídos?

Para mucho y malo, para adulterar el gusto, para dirigir a la audiencia, para adormecer conciencias e inquietudes. Sirven para hacer ciudadan@s menos libres...

En cartelera en Valladolid. (Felices sueños, Marco Bellocchio, 2016)

Un ruido rompe el silencio, el abrazo amoroso nos ha pasado inadvertido, el arropamiento en una fría noche también, incluso la mirada vigilante del...

Comunidad últimoCero

¿Olvidaste tu contraseña?

– Hazte cómplice