martes, 20 febrero 2018

Miguel Ángel Martín Maestro

Perteneciente al tercer poder del estado, desde que me inicié en el trabajo supe que, casi nadie, se cree las teorías políticas de Montesquieu. No hubo necesidad de matar al filósofo francés porque no llegó a nacer, así que cada uno ha de buscar la belleza allá donde sea capaz de encontrarla. En mi caso cine, música y literatura siempre me han acompañado. Como a casi todo amante del cine, los primeros recuerdos de salas oscuras y sueños ajenos se remontan a la niñez, a las sesiones continuas del cine Capitol en Valladolid o el Castilla en Palencia, a las largas colas en el Vistarama, el Lope de Vega, el Coca o en el Don Sancho, Avenida y Ortega, muchos de ellos cines ya desaparecidos, y los que quedan, transformados. Ver por primera vez cine en versión original en una sala fue toda una conversión, fue el Fitzcarraldo de Herzog en el Manhattan, recién inaugurado y más arriesgado. Poco después me convertí a la cinefilia, la Seminci tuvo la culpa, algo que ahora dificilmente conseguirá con casi ningún joven aficionado/a al cine, y el cine Groucho también, con sus ciclos Kurosawa, Bertolucci, Visconti, Hermanos Marx. Ahora no entiendo el cine sin oir la voz original de los actores, y, lamentablemente, la inmensa mayoría del mejor cine, no se encuentra en las salas de exhibición, o nos llega muy tarde, pero habrá que hacer un esfuerzo por encontrar películas que les interesen y les hagan pensar. En definitiva, quiero trasmitir mi amor al cine como arte, no como mero entretenimiento.

Rituales y sorpresas. Phantom thread (El hilo invisible, Paul Thomas Anderson,...

Nada parece inocente e improvisado en la última película de Anderson, desde el primer rótulo en el que aparece el título original de la...

Entre el Sin Amor en cartelera y La Forma del Agua...

SIN AMOR, de Andrei Zvyagintsev. El destacado cineasta ruso vuelve, con la falta de empatía entre los seres humanos que le es habitual, a...

¿Dónde están estos periódicos? The Post (Los archivos del Pentágono, Steven...

La escena de apertura de esta película augura algo que, cualquier cinéfilo o espectador, por poco objetivo que sea, incluso el más rendido admirador...

En cartelera: tres estrenos previsibles, tres ausencias dolorosas

Conviene recordar que Valladolid no es una gran ciudad cinematográfica, hay que decirlo para no incurrir en el discurso autocomplaciente que intenta situarnos como...

En cartelera: entre películas recomendables y auténticos engendros

En la medida de mis posibilidades, de mis propios gustos, y que, además, procuro no ver cine que no sea en versión original con...

Seis citas cinematográficas 'diferentes, alternativas y de enorme calidad' esta semana...

Como inauguración de esta nueva sección cinematográfica me voy a referir a la cartelera de Valladolid, pero no a la más comercial y manoseada,...

Tesnota (Demasiado cerca, Closeness, Kantemir Balagov, 2017)

Árida, dolorosa, claustrofóbica, hiriente, deshumanizada, fría, hermética, lacerante, penosa, sin salida, así es la primera película de Kantemir Balagov, así de incómodos y brutalmente...

Ganadora en Berlín, no estrenada en Valladolid. En cuerpo y alma...

Dos seres fracturados e incompletos que sólo consiguen vivir en sueños, pero de manera insatisfactoria. De manera recurrente, ambos sueñan con una pareja de...

Buen cine, gratis y en casa

Habría que añadir, además, la dificil salida comercial de estas películas en nuestro país y las escasas posibilidades de que cualquiera de ellas termine...

Martillazos sobre la conciencia. ('En realidad, nunca estuviste aquí'. Lynne Ramsay,...

“Puedo ser violento”, responde Joe a la petición de un padre para que haga sufrir a los secuestradores y violadores de una hija desaparecida...

Comunidad últimoCero

¿Olvidaste tu contraseña?

– Hazte cómplice