miércoles, 19 diciembre 2018

Miguel Ángel Martín Maestro

Perteneciente al tercer poder del estado, desde que me inicié en el trabajo supe que, casi nadie, se cree las teorías políticas de Montesquieu. No hubo necesidad de matar al filósofo francés porque no llegó a nacer, así que cada uno ha de buscar la belleza allá donde sea capaz de encontrarla. En mi caso cine, música y literatura siempre me han acompañado. Como a casi todo amante del cine, los primeros recuerdos de salas oscuras y sueños ajenos se remontan a la niñez, a las sesiones continuas del cine Capitol en Valladolid o el Castilla en Palencia, a las largas colas en el Vistarama, el Lope de Vega, el Coca o en el Don Sancho, Avenida y Ortega, muchos de ellos cines ya desaparecidos, y los que quedan, transformados. Ver por primera vez cine en versión original en una sala fue toda una conversión, fue el Fitzcarraldo de Herzog en el Manhattan, recién inaugurado y más arriesgado. Poco después me convertí a la cinefilia, la Seminci tuvo la culpa, algo que ahora dificilmente conseguirá con casi ningún joven aficionado/a al cine, y el cine Groucho también, con sus ciclos Kurosawa, Bertolucci, Visconti, Hermanos Marx. Ahora no entiendo el cine sin oir la voz original de los actores, y, lamentablemente, la inmensa mayoría del mejor cine, no se encuentra en las salas de exhibición, o nos llega muy tarde, pero habrá que hacer un esfuerzo por encontrar películas que les interesen y les hagan pensar. En definitiva, quiero trasmitir mi amor al cine como arte, no como mero entretenimiento.

De la pose feminista del año pasado a la presencia testimonial....

SECCIÓN OFICIAL. THE MISEDUCATION OF CAMERON POST de Desirée Ankwan, o de cómo “El club de los poetas muertos” sigue haciendo daño al cine. Ojo...

Valladolid debería ser un nuevo París cinéfilo. Seminci, día 2

Queridos, y queridas, espectadores locales, ¿dónde os escondéis el resto del año?, ¿por qué no queréis ver cine subtitulado y esta semana agotáis las...

Seminci serie B. Primer día

En el día de la comprobación absurda de cómo se puede caer, año tras año, en la copia del presunto glamour en una ciudad...

Hay vida en la Seminci más allá de la Sección Oficial....

Hay vida en la Seminci más allá de la Sección Oficial. Excepcional película de la ya premiada directora Arantxa Aguirre en este festival, cuya...

Guía rápida para acertar (o no) en la Seminci 2018

Como este Ayuntamiento, desde el principio, ha declinado cambiar la orientación y sentido del festival, potenciando su peor cara, que es la meramente publicitaria...

La culpa camina conmigo. El reverendo. (First reformed. Paul Schrader, 2017)

En la mente de cualquier espectador juega siempre el recuerdo de las obras precedentes que se transforman en prejuicio para las que vendrán después....

Una película necesaria. La causa contra Franco (Lucía Palacios y Dietmar...

Mañana lunes 24, a las 19,30 horas, y en la sede del Ateneo Republicano, los directores Dietmar Post (que estará presente) y Lucía Palacios,...

Hijos de la frustración. Les distàncies (Elena Trapé, 2018)

No hay espacio para la comodidad o el alivio en el segundo largometraje de Elena Trapé tras su más que notable «Blog» de 2010...

THE RIDER (Chloé Zhao, 2017)

Si se lee el reparto de la película rápidamente se advierte que hay una similitud entre los nombres de la familia protagonista y la...

Crear obras, destrozar personas. Rodin (Jacques Doillon, 2017)

Con no poco retraso, y hasta cierto punto, sorprendentemente, la distribución española ha decidido estrenar la última obra de un clásico del cine francés...

Comunidad últimoCero

¿Olvidaste tu contraseña?

– Hazte cómplice