viernes, 20 septiembre 2019

Miguel Ángel Martín Maestro

Perteneciente al tercer poder del estado, desde que me inicié en el trabajo supe que, casi nadie, se cree las teorías políticas de Montesquieu. No hubo necesidad de matar al filósofo francés porque no llegó a nacer, así que cada uno ha de buscar la belleza allá donde sea capaz de encontrarla. En mi caso cine, música y literatura siempre me han acompañado. Como a casi todo amante del cine, los primeros recuerdos de salas oscuras y sueños ajenos se remontan a la niñez, a las sesiones continuas del cine Capitol en Valladolid o el Castilla en Palencia, a las largas colas en el Vistarama, el Lope de Vega, el Coca o en el Don Sancho, Avenida y Ortega, muchos de ellos cines ya desaparecidos, y los que quedan, transformados. Ver por primera vez cine en versión original en una sala fue toda una conversión, fue el Fitzcarraldo de Herzog en el Manhattan, recién inaugurado y más arriesgado. Poco después me convertí a la cinefilia, la Seminci tuvo la culpa, algo que ahora dificilmente conseguirá con casi ningún joven aficionado/a al cine, y el cine Groucho también, con sus ciclos Kurosawa, Bertolucci, Visconti, Hermanos Marx. Ahora no entiendo el cine sin oir la voz original de los actores, y, lamentablemente, la inmensa mayoría del mejor cine, no se encuentra en las salas de exhibición, o nos llega muy tarde, pero habrá que hacer un esfuerzo por encontrar películas que les interesen y les hagan pensar. En definitiva, quiero trasmitir mi amor al cine como arte, no como mero entretenimiento.

Un joven anciano haciendo el cine más moderno y libre. Le...

Dijo Brecht “¿De qué sirve escribir valientemente que nos hundimos en la barbarie si no se dice claramente por qué?”, o como haría Godard,...

La España vaciada y el cine ignorado. Trinta Lumes de Diana...

Este comentario a la película de Diana Toucedo tiene un año exacto, y desde su presentación en el desaparecido, por ceguera política, festival de...

Cuando no existían móviles y se jugaba en la calle. Verano...

Esta semana la cartelera anda mohína, es de esas semanas donde la industria decide que no toca publicitar la nueva “obra maestra” de la...

El falso arrepentimiento de Trier. La casa de Jack (Lars von...

¿Por qué pensar que Trier quiere hacer una película seria y reflexiva sobre la creación artística y no plantearnos un monumental «fake» que se...

Mujeres luchando por el poder. (La Favorita. Yorgos Lanthimos, 2018)

En 1840 Gaetano Donizetti estrenaba en París su ópera "La favorita", lucha de poder entre iglesia y poder político ambientada en las guerras españolas...

Empatía con el sinvergüenza. Vice (El vicio del poder, Adam McKay,...

Se diría que la crítica irónica y sarcástica que plantea McKay en su última película se le ha helado en la boca, dejando un...

De la Europa de 1913 a la Europa de 2018. Atardecer...

“La experiencia del público, al ver las películas de hoy en día, es insatisfactoria y se ha reducido a un lenguaje industrializado para facilitar...

¿Ética o estética? El abuso de la imagen por encima de...

¿Quién mira en «Roma» de Alfonso Cuarón? La omnipresente cámara del director, auténtica vampira de todo lo que sucede, nos engaña tratando de hacernos...

Fellini en pantalla grande

Uno cree, aunque debería estar curado de espanto, que nadie puede discutir realidades que se presentan tan rotundas que, criticarlas, no es que sea...

Otro estreno maltratado en 'Valladolor'. Entre dos aguas (Isaki Lacuesta, 2018)

“Valladolor” se repite semana tras semana. Con un pase “clandestino” en la Seminci, sin llenar la sala, ya de por sí pequeña, el distribuidor...

Comunidad últimoCero

¿Olvidaste tu contraseña?

– Hazte cómplice