viernes, 21 septiembre 2018

Tomás Guillén

55 Artículos
Licenciado en Filosofía por la universidad de Valencia (1974). Doctor en Filosofía por la universidad de Salamanca (1987). Catedrático de Enseñanza Secundaria en Valladolid hasta su jubilación (2011). Ha compatibilizado la investigación en el ámbito pedagógico, a través del Grupo Espiral de Filosofía, con la investigación histórico-filosófica, centrada fundamentalmente en la filosofía de la Edad Moderna.

Obras son amores

El 27 de agosto pasado ha terminado el viaje a Irlanda del papa Francisco. Ha sido un viaje realizado en medio de la polémica...

¿Vida de anacoreta?

Se nos dice por doquier que hay que leer la prensa todos los días, una y otra, de aquí y de allí, y escuchar...

El no-lugar

A pesar de mi edad provecta y de haber procurado vivir con los ojos abiertos, el jueves pasado, el 31 de mayo asistí, como...

La cultura machista, una ceguera que nos pierde

Henrik Ibsen se preguntaba en su obra Casa de muñecas (1879) si la mujer es un objeto a merced de la voluntad o de...

La enfermedad de Parkinson o aprender a convivir con el enemigo

La enfermedad de Parkinson es un trastorno degenerativo del sistema nervioso central que afecta al área del cerebro encargada del control y coordinación del...

Filosofía, necesaria pero marginada (y III)

Si, como hemos dicho, la filosofía se define como amor al saber, y al filósofo se lo reconoce por su actitud inquisitiva, es decir,...

Filosofía, necesaria pero marginada (II)

La tendencia iniciada en Silicon Valley se ha extendido ya a las empresas españolas, que buscan cada vez a más ejecutivos “abiertos de mente,...

Filosofía, necesaria pero marginada (I)

Mientras en España, las Humanidades y, en concreto, la Filosofía camina hacia la marginalidad en el currículo de Educación Secundaria y Bachillerato, en Silicon...

Despedida de una grande

Sabía que el viernes 12 de enero sería la última vez que escucharía en vivo y en directo a Maria Joao Pires, una maga...

¿Elegir un reloj?

Acaban de cumplirse cuarenta años desde que mi madre me regaló un reloj de bolsillo. Era un reloj mecánico, al que había que darle...

Comunidad últimoCero

¿Olvidaste tu contraseña?

– Hazte cómplice