Reivindicación y humor, mucho sentido del humor. Éstos han sido los dos ingredientes principales de la entrega de premios de la Unión de Actores y Bailarines de Castilla y León, que este año ha cambiado el LAVA por el teatro Calderón. La ceremonia se ha inaugurado con la intervención de Javier Fernández, presidente de esta organización, quien ha comenzado reivindicando un descenso del IVA. "Esperemos que no se quede en una promesa electoral", ha indicado al respecto.

Después ha mencionado la existencia de más de una quincena de festivales de teatro y ferias en la región, cifra que choca con la "escasa representación actoral de la comunidad". "Se nos acaba mandando a las secciones off o a trabajar gratis, justificándolo en la oportunidad de actuar por el mero placer de actuar", ha señalado Daniel con amargura, antes de lamentar la necesidad de tener que "hacer carrera fuera de la comunidad" para conseguir una llamada.

Daniel, que también ha reivindicado una mayor presencia de los actores de la región en las producciones de una "televisión público-privada subvencionada" como la nuestra, ha agradecido a José Mª Viteri la cesión de la sala Delibes para esta gala después de que se toparan con la negativa del LAVA. También ha manifestado su queja por el "funcionamiento decadente" de la Diputación de Valladolid, con la que llevan intentando reunirse desde noviembre. Finalmente, ha lanzado un mensaje de apoyo a los trabajadores de la Lauki: "La Lauki no se cierra", ha comentado mirando directamente hacia el público, entre el que se encontraban media docena de sus trabajadores vestidos con camisetas blancas.

Sin duda, uno de los mayores aciertos de la noche ha sido contar con la presencia de la irreverente Lady Veneno, quien ha inaugurado su salida al escenario con un playback de La Lupe en el que ha interpretado la canción `Puro teatro´. Subida a unos taconazos y con meneo de pelucón mediante, ha bajado hasta la zona de las butacas para interactuar con el público. "Majestad, a sus callos. Otra que maneja la pasta...", le ha dicho a Ana Redondo, que estaba sentada en la primera fila. "Mamá, ¿ves cómo salgo en televisión y no es en Callejeros? Esto va a ser trending topic en Arroyo de la Encomienda", le ha dicho después a la cámara de RTVCyL. "Yo soy travesti y autónoma, ¿por qué no?", ha señalado a continuación, antes de pedir un aplauso para los bailarines. "Ellos también son personas", ha comentado, antes de tomarle el pelo a Carlos Tapia por la duración de los agradecimientos con los que acompañó a la recepción de su premio de la Unión de Actores y Bailarines del año 2013.

Durante la gala, Cristina Salces, integrante de la compañía Bambalúa Teatro, ha leído el mensaje del Día Mundial del Teatro para Niños y Jóvenes, que este año ha sido escrito por parte de Jenny Sealey, directora artística de la compañía teatral Graeae. En este texto, Jenny rememora sus vivencias como una niña sorda que empezó a ir a clases de ballet, actividad que acabó convirtiéndose en un "refugio". Después comparte sus primeros pasos dentro del teatro destinado a jóvenes, al que define como un "extraordinario campo de entrenamiento para cualquier actor". También menciona su trabajo como directora de la obra `Stepping Stones´, una producción destinada a "jóvenes con profundas y múltiples discapacidades, jóvenes sordos y ciegos, y también para un público general con y sin discapacidades". "Todos los jóvenes deben tener acceso pleno y equitativo al teatro", reivindica Jenny en su texto, en el que también demanda un "pleno reconocimiento y la necesaria financiación".

Tras la lectura de este mensaje, Lady Veneno ha regresado al escenario para lanzar una petición: "Mercedes Cantalapiedra, José Mª Viteri, Ana Redondo, ¿por qué no hacéis un Tierra de Sabor de artistas?". Después ha dado paso a un par de actuaciones: una de una titiritera y otra de clown protagonizada por Daniel de la Hoz y Popy Enríquez, dos estudiantes de la Escuela Superior de Arte Dramático de Castilla y León.

Después de las actuaciones, Lady Veneno ha vuelto a la carga con nuevas propuestas: "Actores, ¿por qué no hacéis un Santa Travesti de Jesús?", ha preguntado al público mientras se paseaba por el escenario con un vestido muy corto de lentejuelas azules. A continuación ha protagonizado un monólogo sobre las pruebas de acceso a la Escuela Superior de Arte Dramático, momento en el que ha aprovechado para ponerse en el papel de un plátano, un huevo frito y Nuria Espert.

Hacia las 21 horas de la noche, Miguel Ángel Pérez se ha subido al escenario para leer el manifiesto del Día Mundial del Teatro, que este año ha sido escrito por parte de Anatoli Vassiliev, fundador de la Escuela de Arte Dramático del Teatro de Moscú. El texto comenzaba con cuatro preguntas: "¿Necesitamos el teatro?, ¿qué necesitamos del teatro?, ¿qué es el teatro para nosotros?, ¿qué está dispuesto a decirnos?" y una respuesta: "¡Todo!".

A continuación, el manifiesto profundizaba en esta respuesta. "Sólo el teatro nos da una palabra de boca en boca, una mirada de ojo a ojo, un gesto de mano en mano y de cuerpo a cuerpo. No necesita ningún intermediario para trabajar entre seres humanos, constituye el lado más transparente de la luz, no pertenece más al sur, o al norte o al este u oeste". Finalmente, lanzaba una invitación en toda regla: "Al diablo con aparatos y dispositivos, ¡ir al teatro!, ¡ocupar filas enteras de butacas en las galerías, escuchar la palabra y mirar imágenes en vivo! El teatro está frente a usted, no lo descuide y no se pierda la oportunidad de participar en él, tal vez la más preciosa oportunidad que tenemos en nuestras vanas y apresuradas vidas".

Justo después de la lectura del manifiesto, el actor Julio Lázaro ha entregado el premio a la mejor intérprete femenina del 2015. Este año había tres nominadas: Blanca Izquierdo (`Clásicos cómicos´), Esther Pérez Arribas (`Sonetos entre todos´) y Pilar San José (`Teresa, miserere gozoso´). La premiada ha sido Pilar, quien ha comenzando agradeciendo el galardón al gremio de actores, a los artistas y titiriteros, ese colectivo tan necesitado de "apoyo y libertad". Después sus agradecimientos se han extendido a sus ancestros, a los maestros con los que empezó su andadura (Juan Antonio García Quintana, Licas, Fernando Herrero), a sus "amados" Corsarios (Luis Miguel García, Rosa Manzano, Jesús Peña, Julio Lázaro, Cristina Calleja...), a los que "se fueron" (Fernando Urdiales, su madre), a Ramón Serrada, su compañero de vida...

La actriz Virginia Urdiales se ha encargado de la entrega del premio al mejor intérprete masculino, categoría en la que este año había cinco nominados: Rubén Ajo (`Sonetos entre todos´), Héctor Matesanz -Lady Veneno- (`Shock & Show 3´), Alfonso Peña (`Sofá de Escai´), Jesús Peña (`Teresa, miserere gozoso´) y Borja Semprún (`Clásicos cómicos´). Este último ha sido el ganador de este galardón, que Borja ha agradecido a Jesús Peña, a la compañía Teatro Corsario (en la que entró después de haber pasado por La Quimera y Teloncillo), a Luis Miguel García, Javier Semprún, sus hijas, su mujer y sus suegros, que estaban entre el público. El fin de fiesta ha quedado reservado para Lady Veneno, quien ha apostado por rendir homenaje a Tina Turner cantando un sentido `Simply The Best´. Tras la actuación, los asistentes han disfrutado de un vino de las bodegas Hiriart, que este año se encontraban entre las patrocinadoras de la gala.

 

No hay comentarios