Miguel Ángel Pérez, Ana Gallego, Ana Redondo, Isaac Macho y Ángel Sánchez. Foto: L. Fraile
Miguel Ángel Pérez, Ana Gallego, Ana Redondo, Isaac Macho y Ángel Sánchez. Foto: L. Fraile

El Salón de Recepciones del Ayuntamiento se ha quedado pequeño esta fría y lluviosa mañana de lunes para acoger la presentación de un libro muy esperado con el que se ha rendido homenaje al medio siglo de trayectoria de Teloncillo, una compañía dedicada en cuerpo y alma a la infancia y juventud. La obra `Teloncillo 1968-2015´, que está dividida en dos tomos y que ha sido editada por el Ayuntamiento de Valladolid, ha sido escrita por el gestor cultural Miguel Ángel Pérez y el periodista Isaac Macho, dos personas muy cercanas a esta compañía. En el caso de Isaac, su primera toma de contacto con ella se produjo hace veinte años, durante su etapa en Televisión Española, en la que cubría información cultural. En el caso de Miguel Ángel fue en el año 1974, momento en el que entró en la compañía para sustituir a un bajista llamado Manolo que se vio obligado a marcharse a hacer la mili, lo que permitió que Miguel Ángel pudiera estrenarse con la obra `El retablo del flautista´.

Tanto Isaac como Miguel Ángel han seguido vinculados a esta compañía desde entonces, lo que les ha convertido en testigos directos de infinidad de episodios que ahora, al fin, aparecen recogidos por escrito. Miguel Ángel Pérez se ha encargado del primer tomo, que abarca el periodo de 1968 a 1987. Imágenes como la de una actuación realizada en el Hospital Psiquiátrico de Palencia, documentos como el de una de las autorizaciones que debía emitir el Gobierno Civil para que pudieran actuar o reproducciones de los carteles de las obras de la época conviven con el testimonio escrito de la formación de esta compañía. A lo largo de un centenar y medio de páginas, Miguel Ángel narra los primeros pasos que permitieron hacer teatro legal e ilegalmente en el tardofranquismo vallisoletano, describe a los agentes culturales de la época y analiza las restricciones de la censura, que sometía a vigilancia tanto a los textos como a la puesta en escena.

"En esta primera parte la mayor complicación ha sido encontrar documentación. Muchas de las fotos de la época se las mandábamos a la prensa, pero muchas veces no nos las devolvían. El inicio de la compañía lo hemos recogido a partir de entrevistas realizadas a personas como Javier Semprún, Tomás Martín o Toñi Cano", ha explicado esta mañana Miguel Ángel Pérez, quien durante el proceso de escritura amplió esta información con la consulta de una veintena de publicaciones.

El periodista Isaac Macho se ha encargado de la segunda parte, que abarca desde el año 1996 al 2015. A lo largo de casi 300 páginas, Isaac se inclina por utilizar el género del reportaje para describir múltiples aspectos de esta compañía, desde su vertiente pedagógica al uso de la música, pasando por sus giras por Latinoamérica. En este tomo también se incluye una descripción de sus espectáculos, una mención a los galardones obtenidos (como por ejemplo el Premio Nacional de Artes Escénicas para la Infancia y la Juventud del 2013) y una entrevista a Ángel Sánchez y Ana Gallego.

Durante la presentación de esta obra, Isaac Macho ha destacado tres de los elementos que, en su opinión, son imprescindibles para describir el trabajo de esta compañía: la educación, la música y el trabajo en equipo. Su vertiente educativa, según ha mencionado este periodista, está presente desde su refundación, lo que llevó a sus integrantes a tomar contacto con corrientes renovadoras impulsadas por maestros como Claudio López Serrano o con las escuelas de verano de Rosa Sensat. Esta preocupación permanente por vincular el teatro a la educación ha permitido a esta compañía trabajar junto a La clínica del lenguaje (responsable de los cuadernos didácticos de sus obras) y a programar actuaciones en ciclos como `Calderón en pañales´ o los encuentros TeVeo. Isaac también ha destacado el trabajo musical de esta compañía, tarea de la que se ocupa Ángel Sánchez, así como el espíritu de trabajo en equipo que, en estos casi 50 años de trayectoria, ha permitido que centenares de personas se involucraran en todo el trabajo creativo.

"El actual equipo no sería nada sin todos vosotros", ha reconocido Ana Gallego esta mañana, para la que resulta complicado resumir medio siglo de trayectoria, kilómetros y aventuras que "unas veces han sido positivas, con la obtención de premios y halagos, y otras un verdadero desastre personal y profesional". Ana ha dedicado esta obra a los niños de Valladolid, principales destinatarios de su trabajo.

Ángel Sánchez ha aprovechado para reivindicar la libertad de expresión. Para ello ha aludido a la página 79 del primer tomo, en la que se incluye la imagen de un manifiesto de protesta firmado por varias compañías teatrales de Valladolid en solidaridad por el encarcelamiento de Els Joglars por la representación de su obra `La Torna´. Ángel ha relacionado este episodio acontecido en 1977 con la detención de los titiriteros de la compañía Títeres desde Abajo, ante los que ha mostrado su solidaridad.

El Ayuntamiento de Valladolid ha editado 700 ejemplares de esta obra, que se podrá adquirir a partir de hoy en todas las librerías de la ciudad por 25 euros. En los próximos meses se presentará en varias ferias y festivales. Por el momento, Ana Redondo ha confirmado que una de estas presentaciones se realizará durante la Feria del Libro, que se celebrará desde el 10 al 19 de junio en la Plaza Mayor.

No hay comentarios