Irene Mendoza (comisaria de la exposición) y la concejala Ana Redondo. Foto: Laura Fraile

La Fundación Foto Colectania ha seleccionado a quince de sus fotógrafos para el montaje de la exposición `Repetición y diferencia. Tipologías en la fotografía española´, una muestra producida por el Ayuntamiento de Valladolid que podrá visitarse hasta el 5 de junio.

Los fotógrafos participantes han sido elegidos con un criterio común: su trabajo reiterativo sobre un mismo tema. Éste es el caso de Manel Armengol. Su serie `Herbarium´, de la que pueden verse una docena de fotografías, es un inventario de todas las plantas que este fotógrafo de Badalona se encontró en un prado de Gerona entre la primavera de 2004 y el invierno de 2005.

Joan Fontcuberta, otro de los fotógrafos incluidos en esta exposición, toma el mismo punto de partida, aunque incorpora una variación: sus plantas han sido elaboradas con desechos industriales. Frente a estas imágenes, el visitante se encontrará con la serie `Dactilografías´, en la que este fotógrafo catalán utiliza la técnica del fotograma para recrear a partir de 26 fotografías el abecedario de la lengua de signos.

Una decena de retratos del público que asiste al Festival Sónar de Barcelona han sido incluidos en la serie `Sur l´herbre´, de Jorge Ribalta, con la que este fotógrafo ha querido hacer un guiño especial al cuadro `Le Déjeuner sur l´Herbre´, de Manet. La ciudad de Barcelona también aparece reflejada en esta exposición a través de los ojos de Joan Colom, del que se han seleccionado una quincena de imágenes de su serie `Gente del Raval´.

Varias de las fotografías de la serie que Anna Turbau dedicó a Galicia. Foto: L.F.
Varias de las fotografías de la serie que Anna Turbau dedicó a Galicia. Foto: L.F.

El gaditano Miguel Trillo trabaja sobre esta idea de repetición en su serie `Tribus urbanas´. Irene Mendoza, comisaria de esta exposición, ha elegido media docena de imágenes en color que muestran el interés de este fotógrafo por retratar a la juventud, lo que le llevó a fotografiar etapas inolvidables como la Movida madrileña.

La construcción de la zona olímpica del Vall d´Hebron de Barcelona se convirtió en el año 1992 en el foco de interés de Manolo Laguillo. Una decena de las imágenes que tomó en ese año pueden verse ahora en Valladolid, donde también se han recogido varias de las imágenes de su serie `Fachadas´.

Alberto García-Alix está representado a través de media docena de fotografías de su serie `Retratos en la calle´, mientras que la Galicia rural de los años 70 es observada a través de los ojos de Anna Turbau. Más adelante, la poesía visual encuentra acomodo entre las imágenes creadas por Chema Madoz, un fotógrafo capaz de jugar con los objetos hasta el punto de convertir un cubo en un pozo o una corbata en el tallo de una flor.

Entre la quincena de fotógrafos seleccionados también hay espacio para la fotografía abstracta de Ton Sirera, para los escaparates recuperados del olvido retratados por Ferran Freixa y para el reflejo del paso del tiempo, en este caso a través del fotógrafo argentino Humberto Rivas.

No hay comentarios