Aspecto de la Plaza de España durante la celebración del Día del Libro. Foto: Laura Fraile

Ni el mal tiempo ni la coincidencia de la celebración de este día con la fiesta de Villalar han impedido que varios cientos de personas se hayan acercado este sábado hasta la Plaza de España para celebrar el Día del Libro. 29 librerías, 16 de ellas pertenecientes al Gremio de Libreros, han tenido ocasión de distribuir sus puestos a lo largo y ancho de esta plaza, donde por un día se ha sustituido la venta de frutas, flores y verduras por la venta de libros.

Entre estas librerías estaba Maxtor, que lleva acudiendo a esta cita desde hace una docena de años. Entre los libros elegidos para conmemorar este día se encontraban desde clásicos de la literatura universal hasta obras editadas por ellos mismos, como `Cuatro siglos de hospedaje en Valladolid´ o `Viejos cafés de Valladolid´, ambos escritos por el periodista José Miguel Ortega. Cada cliente ha recibido como regalo un ejemplar de `Escuchar a Cervantes´, un libro escrito por la Catedrática de Literatura Española Rosa Rossi y publicado por la editorial Ámbito.

A unos metros de distancia estaba el puesto de Livraria Delarriva. A primera hora de la mañana Cristina empezó a distribuir por su puesto su selección de libros ilustrados, pertenecientes a editoriales como Libros del Zorro Rojo, Blackie Books, Kalandraka o Kókiros. "Estoy muy cansada. Hemos tenido un fin de semana muy intenso. Daniel Piqueras vino a presentar su libro Glup y al día siguiente realizó un taller de cómics para niños", comentaba desde la Plaza de España la responsable de esta librería, que acaba de celebrar su I aniversario.

Enrique Señorans, responsable de la librería A pie de página. Foto: Laura Fraile
Enrique Señorans, responsable de la librería A pie de página. Foto: Laura Fraile

Entre las librerías participantes también ha habido alguna que ha aprovechado esta fecha para despedirse de sus clientes. Éste ha sido el caso del Desván de Diógenes, que echará el cierre la última semana de mayo.

La librería Monigotes también ha acudido este sábado a la Plaza de España para celebrar este día. Pablo, Estela y Jesús han realizado una selección de sus obras de literatura infantil y pedagogía, ámbitos en los que se han especializado durante las tres últimas décadas. "Cuando abrimos la librería nos demandaban muchos libros de Educación Especial. Ahora la clientela nos pide libros sobre bullying, hiperactividad, autismo y niños superdotados. Nuestros clientes suelen ser profesores, psicólogos y padres que acuden con necesidades concretas", comentaba este sábado Jesús, uno de los responsables de este establecimiento.

Cada librero ha realizado una selección especial de su fondo para conmemorar este día. Enrique, dueño de la librería A pie de página, ha apostado por la narrativa europea. Entre las obras elegidas ha destacado cuatro: `Francamente Frank´, de Richard Ford, `La zona de interés´, de Martin Amis, `Alex´, de Pierre Lemaitre y `El libro de las cosas nunca vistas´, de Michel Faber. Entre todas estas obras estaba el anuario de últimoCero, una publicación que a partir del lunes seguirá vendiéndose en el local de A pie de página. "Este año hay muy buen ambiente entre los libreros. Es la primera vez que venimos todos juntos. También hay una buena sintonía con los que aún no se han incorporado al gremio", indicaba esta mañana Enrique, que dentro de dos meses se trasladará por una semana a la Plaza Mayor para participar en la Feria del Libro. Este librero es una de las personas que está organizando las actividades de este evento. "La programación está muy avanzada. La semana que viene la tendremos cerrada al 90%. La estamos gestionando a través de dos comisiones: una destinada a la literatura infantil y juvenil y otra a la literatura de adultos", explicaba Enrique esta mañana.

Gustavo Martín Garzo, Jorge M. Molinero, José Manuel de la Huerga y Ana Redondo. Foto: Laura Fraile
Gustavo Martín Garzo, Jorge M. Molinero, José Manuel de la Huerga y Ana Redondo. Foto: Laura Fraile

Libros para despertar la conciencia social. Éste es el propósito que se ha marcado este año la librería Sandoval a la hora de seleccionar el fondo que ha trasladado a la Plaza de España. Bastan cuatro ejemplos para demostrarlo: `¿Y los pobres sufren lo que deben?´, de Yanis Varoufakis, `Para entender el TTIP´, de Carlos Taibo, `La guerra no tiene rostro de mujer´, de Svetlana Aleksiévich y `El cazador de historias´, de Eduardo Galeano. Una pequeña provocación: "¿Y si te piden uno de Vargas Llosa?". "También se lo vendo, pero ya le hacen bastante propaganda en los medios y en las revistas del corazón", respondía esta mañana Miguel con una sonrisa maliciosa. Él también espera con muchas ganas el traslado de la Feria del Libro a la Plaza Mayor. "Es una decisión muy importante para los libreros. Al fin podemos hablar desde un nivel de igualdad con los políticos. Se agradece que no haya imposición y que se hayan abierto a otras posibilidades", opinaba Miguel esta mañana.

Marco Antonio Blanco, presidente del Gremio de Libreros, compartía esta opinión. "Estamos 100% de acuerdo con el traslado. Ésta ha sido nuestra reivindicación en estos últimos 16 años", comentaba desde su puesto. Hasta allí se acercó a media mañana la concejala Ana Redondo para interesarse por cómo estaba transcurriendo el día. Ana, que recorrió toda la Plaza de España, acabó adquiriendo un ejemplar del `Diario de Greg´ para una de sus hijas. Después se acercó a la mesa de firmas para saludar a los tres autores invitados.

Integrantes de la asociación ARBA. Foto: Laura Fraile
Integrantes de la asociación ARBA. Foto: Laura Fraile

Uno de ellos era Gustavo Martín Garzo, que aprovechó la ocasión para firmar algunas de sus obras, como `La princesa manca´, `Y que se duerma el mar´, `El pequeño heredero´, `El lenguaje de las fuentes´ o `Mi querida Eva´. Gustavo, que acaba de terminar de escribir su próxima novela (aparecerá publicada en Destino a partir del próximo otoño), viajará la próxima semana a Alicante para participar en varios actos literarios.

Hasta esta mesa de firmas se ha acercado también el poeta Jorge M. Molinero, quien ha estado firmando ejemplares de su obra `Gominolas en los bolsillos´, publicada por la editorial Zoográfico. El 17 de mayo, Jorge estará presentándola en el C.E.I.P. Antonio Machado a partir de las 16:30 horas de la tarde. José Manuel de la Huerga también ha acudido a esta mesa para firmar su último libro, `Pasos en la piedra´ (editorial Menoscuarto). Este lunes, José Manuel estará presentando esta novela a las 19:30 horas de la tarde en el Salón de Grados de la Facultad de Derecho en compañía de Javier Dámaso y Enrique Señorans. Durante la tarde, el poeta Chapu Valdegrama también se ha pasado por la Plaza de España para firmar su poemario `Con un canto en los dientes´, que acaba de ser publicado por la editorial Amargord.

Carlos Soto, Maria Desbordes, Jesús Parra, César Díez y Rubén Villadanga. Foto: Laura Fraile
Carlos Soto, Maria Desbordes, Jesús Parra, César Díez y Rubén Villadanga. Foto: Laura Fraile

Al igual que otros años, la Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono (ARBA) ha estado regalando un total de 400 fresnos. Esta asociación, que tiene su sede en el patio del Departamento Anatómico-Forense de la Facultad de Medicina, también ha llevado varios ejemplares de publicaciones como `Manual del plantabosques´ y `El hombre que plantó árboles y creció felicidad´. Por otro lado, la Asociación de Confiteros de Valladolid ha regalado 300 de sus pasteles `Dulce Libro´, un postre elaborado a base de hojaldre, crema de avellana y mazapán.

La celebración del Día del Libro ha culminado con la actuación de un quinteto integrado por Maria Desbordes, Carlos Soto, Jesús Parra, César Díez y Rubén Villadangos. Todos estos músicos han participado en `Exil´, el primer disco en solitario de esta vocalista bretona. Este quinteto estuvo actuando el pasado 14 de abril en el Ateneo Republicano. El sábado 7 de mayo ofrecerá un nuevo concierto en el centro cívico de San Miguel del Arroyo a las 20 horas de la tarde (las entradas costarán 3 euros).

No hay comentarios