Elvira Marco, Ana Redondo y José García-Velasco. Foto: Laura Fraile

Miguel de Unamuno lo definió como "nuestro Sócrates español" y como un "supremo partero de las mentes ajenas". Emilia Pardo Bazán destacó de él su feminismo y José Ortega y Gasset lo describió como un "manantial de entusiasmo". Bastan, para empezar, estas tres valoraciones para hacer una primera aproximación a Francisco Giner de los Ríos (Ronda, Málaga, 1839 - Madrid, 1915), artífice de un largo e intenso proceso de renovación pedagógica que modificó por completo la concepción de la educación que se había tenido hasta entonces en España.

A él está dedicada la exposición `Giner. El maestro de la España moderna´, una muestra que puede verse en la Sala Municipal de Exposiciones del Museo de Pasión gracias a Acción Cultural Española y la Fundación Francisco Giner de los Ríos. La exposición comienza recordando los orígenes de la Institución Libre de Enseñanza, que fue creada en el año 1876. Para ello se aproxima al periodo comprendido entre los años 1863 y 1881. En varias vitrinas pueden verse objetos como un telégrafo de los que se utilizaban en las clases de la Asociación para la Enseñanza de la Mujer, fotografías de las alumnas del curso de 1911-1912, una partitura manuscrita del `Himno de Riego´, el documento original del discurso que fue leído en la sesión inaugural de la Institución Libre de Enseñanza o la relación de los accionistas que apoyaron inicialmente el proyecto.

A continuación, la exposición se adentra en la construcción del proyecto institucionista, periodo que sitúa entre los años 1882 y 1906. Un par de paneles anuncian la fundación del Museo Pedagógico (1882) y la creación del Instituto de Reformas Sociales (1883), que dio lugar a la primera legislación española que reguló los accidentes de trabajo, el descanso dominical, el derecho de huelga y las condiciones de trabajo de las mujeres y niños. Tras el comienzo de la dictadura, este instituto fue cerrado.

El periodo de 1907 a 1936, calificado en esta exposición como el de mayor plenitud, también tiene su espacio en esta sala. En ella se mencionan iniciativas como la Junta para la Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas, que estuvo funcionando desde el año 1907 a 1939. Su objetivo era "establecer una corriente de comunicación con los países más avanzados, enviando profesionales al extranjero para formarse e impulsando nuevas instituciones científicas y educativas en España". Esta Junta llegó a tener 3.000 becarios y su presidente fue Santiago Ramón y Cajal.

En esos años también se fundó la Residencia de Estudiantes, que tuvo a maestros como Miguel de Unamuno, Juan Ramón Jiménez u Ortega y Gasset. Por ella pasaron creadores como Federico García Lorca, Salvador Dalí o Luis Buñuel. Este periodo de plenitud también dedica un espacio a mujeres como Concepción Arenal o Emilia Pardo Bazán, ambas muy implicadas en este proyecto renovador, y a centros como la Residencia de Señoritas, que abrió sus puertas en el año 1915 para ocuparse de la educación superior de las mujeres. La nuevas escuelas experimentales creadas en el primer tercio del siglo XX, como las de la Fundación González Allende de Toro (Zamora), también están reflejadas en este apartado de la exposición, que cede otro espacio a las excursiones realizadas por su alumnado.

Aunque Francisco Giner de los Ríos falleció en el año 1915, su espíritu se mantuvo vivo a través de otros proyectos. Esta exposición se adentra en iniciativas como la de las Misiones Pedagógicas, que se pusieron en marcha en el año 1931. Este texto escrito en uno de los paneles de la muestra recoge el contexto en el que aparecieron: "En una España donde casi la mitad de la población era analfabeta, había enormes diferencias en el acceso a la cultura entre las zonas urbanas y rurales, seguía siendo necesario incorporar a las mujeres, a la clase obrera y a la numerosa y aislada población campesina".

Texto sobre las Misiones Pedagógicas.
Texto sobre las Misiones Pedagógicas.

Dentro de este contexto, las Misiones Pedagógicas se convirtieron en un imprescindible proyecto de difusión cultural ambulante abierto a disciplinas como la pintura, el cine, el teatro, la lectura o la música. A modo de ejemplo, en esta exposición puede verse un fragmento del documental `Estampas´, en el que José Val del Omar reflejó el desarrollo de esta iniciativa. También se menciona la aparición del grupo de teatro universitario La Barraca, que contó con la dirección de Federico García Lorca.

Esta exposición continúa en la segunda planta, donde el visitante puede contemplar obras como `La sorpresa del trigo´, de Maruja Mallo. En este recorrido por la evolución de la ILE, resulta inevitable mencionar el estallido de la Guerra Civil. "Sintiéndolo profundamente, la Institución se ve obligada a suspender su publicación mientras dure la situación anormal por la que atraviesa nuestro país", escribían los miembros de la ILE en un texto publicado tras el Golpe de Estado. En uno de los paneles de esta exposición puede comprobarse la reacción de los falangistas ante este proyecto. "Como en los días gloriosos imperiales, podría arrasarse la edificación y sembrar de sal el solar", recomienda Ángel González Palencia.

Texto escrito por el falangista Ángel González Palencia.
Texto escrito por el falangista Ángel González Palencia.

Tras la muerte del dictador, el proyecto revivió. En `Tradición recuperada´, otro de los apartados de esta exposición, se destacan acontecimientos como el nuevo registro de la Fundación Francisco Giner de los Ríos (1977), el inicio del proyecto de recuperación de la Residencia de Estudiantes (1986) o la organización de un congreso internacional por parte de la Residencia de Estudiantes (2007).

La exposición se ha inaugurado esta mañana durante un acto al que han asistido José García-Velasco, presidente de la Institución Libre de Enseñanza y comisario de la muestra, la concejala de Cultura y Turismo Ana Redondo y la directora general de Acción Cultural Española, Elvira Marco. Ana Redondo ha recordado a algunos vallisoletanos que pasaron por la Residencia de Estudiantes, como los Licenciados en Medicina José María de Corral y Pío del Río Hortega, el escritor Jorge Guillén o Antolín Alonso, cofundador de la Federación Universitaria Escolar. José García-Velasco, comisario de esta exposición, ha destacado la "modernización global" que supuso la ILE y ha aprovechado para enumerar algunas de las "joyas" incluidas en esta muestra, que podrá visitarse hasta el 28 de agosto.

Dossier de prensa de la exposición `Giner. El maestro de la España moderna´

No hay comentarios