Jacinto y Duque durante el rodaje del videoclip. Foto: Laura Fraile

"Vamos a grabar el vídeo de 'Tómate un clarete, pero vete' el día 10 en el bar Los Faroles en las Delis. Lo queremos decorar con parafernalia de la temporada 83-84 del Pucela y el Athletic. Si tenéis camisetas de la época, bufandas, cromos o similares, dadme un toque. Si convencéis a Moré, Urtubi o Fenoy para salir ya lo bordáis". Éste es el mensaje que el pasado 2 de julio publicó Ramón Arratia, vocalista de Monóxido, en su página Facebook para pedir ayuda para la grabación de su último videoclip.

El rodaje ha tenido lugar este domingo por la mañana en Los Faroles Taberna Rock, un bar situado en el Paseo Farnesio número 19 que hoy ha cambiado su clientela habitual por media docena de actores, un cámara, un director de fotografía, un realizador audiovisual, una directora artística, una maquilladora y la banda Monóxido.

El videoclip que se ha grabado esta mañana corresponde a la canción `Tómate un clarete´, un tema que aparece en su disco `Corrosión en el corral´. "Está basada en todos esos pesados que están en el bar con un clarete y que parece que saben de todo: de fútbol, de política...", explicaba ayer Ramón Arratia antes de actuar en el Festeamus de Cuéllar. Basta un fragmento de la letra para hacerse una idea de los personajes en cuestión: "Cuánta sabiduría emana, de tus frases con aliento a castellana. Ponle otro chisme que hoy está sembrao. Ponle otro chisme, pero le aguantas tú que es demasiao".

Los protagonistas de este videoclip han sido tres vecinos de Arrabal de Portillo con edades comprendidas entre los 56 y los 73 años, tres jóvenes vallisoletanos disfrazados de hipsters (la barba era auténtica) y Jacinto, uno de los camareros de Los Faroles Taberna Rock. "En el vídeo aparecerán estos tres vecinos tomándose un clarete, cuando de repente entran tres hipsters con unos vasos del Starbucks que he rapiñado en Londres. Al principio se miran mal, pero luego se hacen amigos porque se dan cuenta de que todos tienen un tatuaje de Monóxido", explicaba ayer Ramón.

Duque, Toni Canicas y Gatulux. Foto: Laura Fraile
Duque, Toni Canicas y Gatulux. Foto: Laura Fraile

Uno de estos amantes del clarete es `Duque´, un segoviano de 73 años que vive desde hace tres décadas en Arrabal de Portillo. "He estado 45 años montando grúas, deberían hacerme un monumento", decía este domingo por la mañana desde la barra de los Faroles a modo de presentación. Vestido con un chaleco de cuero, boina y acompañado de su bastón de perro con pata de liebre incluida para atraer la buena suerte, así explicaba el momento en el que le propusieron participar en este videoclip: "Ramón nos pilló en la tasca del Juli y nos enchufó a todos".

A su lado estaba José Antonio Miguez, al que todos los vecinos de Arrabal conocen por el mote de `Gatulux´. "Viene de mi abuelo, al que llamaban gato", aclaraba esta mañana. Este hombre de 56 años ya había participado en otros vídeos de Monóxido, como `Pájaro de mal agüero´, en el que aparecía buscando níscalos mientras andaba en bicicleta (según confesó esta mañana, después del rodaje se la robaron). El vídeo le ha hecho famoso. "Un día estaba viendo un concierto de Los Jimenos en un pueblo de Segovia y una pareja se acercó para preguntarme ¿es usted el del pájaro de mal agüero?", recordaba este domingo durante el rodaje, en el que le pidieron que enseñara su hucha (no puso ningún inconveniente).

hucha
Gatulux, durante el rodaje. Foto: Laura Fraile

El tercer vecino de Arrabal ha sido Antonio Gómez Garrote, apodado como `Toni canicas´. "De pequeño jugaba muy bien", se justificaba esta mañana este lugareño de Arrabal de Portillo de 67 años mientras se desabrochaba la camisa para que "se viera toda Galicia". Él también ha protagonizado otros vídeos de la banda, como el de `Olegario, el de la garia´, en el que interpretaba el papel de un campesino. "Para mí es el mejor vídeo que ha hecho Ramón. Bueno, ése y el de Tierra de Pinares. Ya tiene cuarenta y tantas mil visitas", presumía esta mañana al tiempo que alababa la interpretación de Duque. "Tú tenías que haber hecho la quinta parte del Padrino", le dijo después de haberle visto interpretar el primer plano del videoclip, en el que le pidieron tomarse un clarete servido por Jacinto.

El camarero de Los Faroles se vistió para la ocasión con sus mejores galas: camisa blanca de tirantes por la que asomaba un tatuaje de Monóxido, cadena de oro y, por supuesto, palillo en la boca. Mientras tanto, al fondo del bar, Ramón Arratia y los tres "hipsters" esperaban su turno sentados en el sofá situado junto a los dardos. "Son hipsters de mentira. Los que sí son de verdad son los de Arrabal", aclaraba Herminio Cardiel, director del videoclip.

Polo Korstanje y Jacinto durante la sesión de "tatuaje". Foto: Laura Fraile
Polo Korstanje y Jacinto durante la sesión de "tatuaje". Foto: Laura Fraile

Uno de los barbudos era Roberto Vegas. "Es la primera vez que participo en un videoclip de Monóxido, me han liado", confesaba este vallisoletano de 40 años, que también quiso ponerse un mote: `Torbellino´. Su participación en este proyecto fue "culpa" de Anahí van der Blick, directora artística de este videoclip, integrante de Líbera Teatro, de Puto Periodo y actriz de varios vídeos de Monóxido: `Te pones baboso´, `Tengo un problema con el embutido´ y `Hoy estoy soberano´. "Anahí me pidió participar a través de un mensaje por WhatsApp al que respondí con aplausos y emoticonos", contaba esta mañana Roberto, que tuvo que recortarse las patillas, arreglarse la barba y ponerse una camisa de estampado estresante para pasar por un hipster de verdad. "Espero que lo de los hipsters sea una moda pasajera", comentaba con cara de preocupación.

Al lado de Roberto estaba Juan Calvo, un joven de 27 años que también eligió mote para esta mañana de domingo: `Huracán´. Juan, que ya había salido en el videoclip `Te pones baboso´ haciendo de "depravado", aceptó gustosamente la propuesta que le hizo Ramón Arratia a través del Facebook. De depravado a hipster, así estaban las cosas esta mañana. El tercer hipster elegido para la ocasión fue Marcos Abad, de 23 años. Sí, también con apodo: `El máquina´. Entre todos estos personajes aparecerían los integrantes de Monóxido, que esta vez cambiaron sus chándals rojos de la CCCP por una equipación ochentera del Real Valladolid que daba calor de sólo verla.

Roberto Vega, Juan Calvo y Marcos Abad, los tres hipsters del videoclip. Foto: Laura Fraile
Roberto Vegas, Juan Calvo y Marcos Abad, los tres hipsters del videoclip. Foto: Laura Fraile

Para grabar este videoclip, Monóxido ha contado con la ayuda de Herminio Cardiel, director de cortometrajes como `El lado frío de la almohada´, `Runner´ o `Under´ y responsable del videoclip `Laissez faire´ de Opposite way. Herminio ha estado acompañado de David Tordable (cámara), José Luis Medina (director de fotografía) y de Anahí van der Blick, responsable de la dirección artística y de la transformación de Los Faroles Taberna Rock en un bar de los años 80.

Para la decoración de este establecimiento, el equipo de rodaje ha utilizado posters del Real Valladolid de la década de los 80, camisetas de la época y el vídeo del partido que enfrentó en el año 1983 a este equipo con el Athletic de Bilbao. La tragaperras, los jamones y chorizos, los tarros de cebolletas y pepinillos, las servilletas tiradas por el suelo y la porra con el mensaje `Afeitado en seco´ ya estaban en el bar. El equipo de rodaje ha incorporado unos puros, una botella de clarete con etiqueta de Monóxido en la que se podía leer la palabra Ros-ado (claro guiño a su tendencia a "cagarse en Ros") y un ejemplar de El Correo en cuya portada podía verse el encuentro en España entre Michelle Obama y Letizia Ortiz.

El videoclip de `Tómate un clarete´ estará listo dentro de un mes y medio (Monóxido lo compartirá a través de su página web y de su canal YouTube). Mientras tanto, esta banda tiene previsto continuar ofreciendo conciertos. El 11 de agosto estará en el Sonorama, después iniciará una gira por Castilla y León y Galicia y el 27 de agosto repetirá en el festival Summer End de Simancas. También quiere empezar a grabar su próximo disco, que estará dedicado a los "menosuno", todos esos fracasados a los que Monóxido ha cogido tanto cariño y que tantas veces se han convertido en protagonistas de sus canciones.

Marcos Abad con su "tatuaje" de Monóxido. Foto: Laura Fraile
Marcos Abad con su "tatuaje" de Monóxido. Foto: Laura Fraile

No hay comentarios