Desplomaos ayer en la Plaza de Cantarranas. Foto: Gaspar Francés
Desplomaos ayer en la Plaza de Cantarranas. Foto: Gaspar Francés

“Nos ha costado mucho volver aquí a esta Plaza. Hemos recuperado Cantarranas. Parece fácil, pero no es así. Cantarranas va a seguir siendo el epicentro de la lucha anticapitalista, feminista de los jóvenes de izquierdas”. Con estas palabras celebró ayer Yesca la vuelta a la emblemática plaza vallisoletana, vetada a los colectivos sociales durante buena parte del mandato del ex alcalde, Javier León de la Riva.

Para el ex regidor, los organizadores del concierto que ayer puso punto y final a la programación alternativa de fiestas, fueron algunas dedicatorias: “Queremos acordarnos de un personaje que ya es un cadáver político que pueda acabar entre rejas: Javier León de la Riva. Decía que en Cantarranas se juntaba lo peor de lo peor. Nosotros somos. Pues claro. Él es un cadáver político y nosotros seguimos aquí y por muchos años más”.

En el concierto con Sinka, Shanti Sounds, Fvck'in Djs Sound, FTFran sabor, Little Reage Man, Desplomaos y DJ Manaya, hubo intervenciones de distintos representantes de movimientos sociales y culturales de la ciudad. Especiales fueron las intervenciones que reclamaron el fin de la violencia machista recordando el lema de la campaña municipal en la que se han involucrado todos los colectivos sociales de la ciudad: No es no, también en fiestas.

Los organizadores del concierto, que recordaron la figura de Doris Benegas, aprovecharon la occasion para reivindicar la organización de un programa de fiestas autogestionado y, en el tramo final del concierto reclamaron el apoyo económico del público asistente (que abarrotó la plaza) para poder compensar el trabajo de los músicos que habían decidido colaborar con la iniciativa.

También se agradeció expresamente al concejal de Participación, Alberto Bustos, la vuelta a la Plaza de Cantarranas de este tipo de actividades: Cantarranas va a seguir siendo el epicentro de la lucha anticapitalista, feminista de los jóvenes de izquierdas por mucho tiempo”, anunciaron.

No obstante, los organizadores han hecho autocrítica: "Asumimos un fallo imperdonable, y queremos ser las primeras en señalarlo públicamente: las grandes ausentes en nuestro acto fueron las mujeres haciendo música. No queremos buscar excusas, solo pedir sinceramente disculpas por este desacierto y hacer una promesa: nuestra firme voluntad de hacer las cosas mejor en próximas ocasiones, que seguro que las tendremos".

 

No hay comentarios