Mateo Trapiello, durante su actuación en el Café Berlín. Foto: J.O.
Mateo Trapiello, durante su actuación en el Café Berlín. Foto: J.O.

Por segundo año consecutivo, la asociación cultural La Deslenguada ha sacado adelante el festival Mediodía de Versos, centrado exclusivamente en la lírica con dos ejes fundamentales: la poesía y la canción de autor. La propuesta es irresistible para los amantes del género, durante el fin de semana se están dando cita en Valladolid los principales exponentes de la poesía nacional repartidos por numerosos espacios de la ciudad entre bares y plazas. Una de sus responsables, la poetisa y cantautora Sandra García, hacía balance al finalizar la primera jornada repasando la cantidad de poetas y espacios resumiéndolo en un “nos hemos vuelto locas”, acusando el ostensible cansancio, pero con el ánimo de seguir disfrutando con intensidad el resto de festival y tomando nota de cada detalle para mejorarlo en próximas ediciones.

La jornada de viernes arrancaba de tarde en el Café Beluga con los recitales de Óscar Sejas, Luis Cano y Saray Alonso, además de la proyección del documental 'Libertad tiene nombre de mujer' sobre la vida y lucha de las mujeres indígenas hondureñas. Simultáneamente en la Plaza del Salvador, Irene Dewitt inauguraba el escenario Barrabés Earth bajo la atenta mirada y los brazos extendidos de la estatua de San Pedro Regalado que hacía las veces de casual atrezo junto al escenario. A ésta le siguió el colectivo poético Susurros a Pleno Pulmón, la cantautora Natalia Fustes y el poeta madrileño Suso Sudón, con una tropa de incondicionales fans que acompañaban al unísono sus poemas más conocidos casi como si de un concierto se tratara y que contó con lacolaboración de su hermano Andrés que actuaría al final de la noche.

Para completar la programación de tarde, en el Café Berlín se sucedieron las actuaciones de Mario Muñoz, el cantautor Mateo Trapiello y el poeta Álvaro Piedelobo. Aún quedaba la última parte de la programación con el concierto de Al Carmona, cantautor vallisoletano de ya larga trayectoria conocido por sus “Cuatro trillones de dioses de dólares”, en el bar La Piel del Oso. A éste le sucedió el recital de Pablo Cortina, su poesía dejó atónitos a los presentes con una mezcla de retranca, descaro y nihilismo canalla. El fin de fiesta venía desde Madrid de la mano de Marta Plumilla y Andrés Sudón, un dúo centrado en la canción de autor a dos guitarras y dos voces. Fue una alegría volver a ver a Andrés en Valladolid, cuya música allá por los primeros dos mil tuvo una gran repercusión en el circuito de cantautores de la ciudad.

Cartel de la programación.
Cartel de la programación.

La programación para el resto del fin de semana viene repleta de cantidad y de calidad. Durante el mediodía del sábado, en la Plaza Federico Wattenberg y el Coco Café, habrá una feria de edición y autoedición, además de los recitales de Marta Aguadero, Carlos Guerrero o Karim Chergui. A la vez en El Coloquio de los Perros de la Plaza de la Universidad, lo que antes de que construyeran dicho hotel fue el espacio okupado 'La Guardería', estarán Saray Alonso y Carlos Salem. Ya en horario de la tarde, desde las 17 h. en la Plaza del Salvador se sucederán los recitales y conciertos con DiVersos, Buck Mulligan, Alejandra Saiz, Jose Carreño, Javier Cartago y Esteban Belmonte. A su vez en el Café Beluga recitarán Tres Tristes, Uxía Rondríguez o Gsus Bonilla, entre otros. Durante la tarde en La Piel del Oso habrá recitales con poetas como Antonio Cuenca o Paula Aguirrezabala, finalizando la noche con una “Jam Session Golfa”. También a partir de las 21 h. en el Desierto Rojo habrá Slam Poetry. La programación finaliza el domingo el domingo en horario de vermú en el Café Beluga con Sandra García, Vero Alaguero y otros poetas que durante el fin de semana han recorrido los distintos escenarios, y por la tarde en La Piel del Oso con Nares Montero, Olaia Pazos o Vicente Drü.

No hay comentarios