Algunas de las obras expuestas.
Algunas de las obras expuestas.

La pintura de Gonzalo Martín-Calero ha vuelto a París y no a un lugar cualquiera: la Place del Louvre, donde expone desde el 12 de octubre 32 cuadros, de 2010-2016, agrupados bajo el título '4 Países-3 continentes. Francia-España-USA-China'.

Gonzalo Martín-Calero.
Gonzalo Martín-Calero.

Gonzalo Martín-Calero (Valladolid, 1952) tiene la vitola de 'artista internacional', ya que expone con regularidad por todo el mundo: Tokyo, Shanghai, Hong Kong, Manila, Seatle, Barcelona, Guangzlou, Santa Fe, Oklahoma, La Habana, Lisboa, Bolonia, Madrid, Anvers, Malta, Túnez, Roma, Estambul, Londres, Oporto... son algunas de las ciudades donde ha colgado su obra desde que en 1982 hizo su primera exposición en el Claustro de la Catedral de Palencia.

Gonzalo Martín-Calero ha querido ser pintor desde siempre. En la década de los 80 ya estuvo en Arco con la galería vallisoletana Carmen Durango. Antes de que emprendiera 'un viaje alrededor del mundo' y sembrará su obra por despachos de varias instituciones, era frecuente verle caminar por la zona de Portugalete, donde tenía su estudio, en una casa hoy en proceso de rehabilitación.

"Ser pintor es utilizar el lenguaje insustituible, complejo, único y el más antiguo del ser humano con 35.000 años de antigúedad, lenguaje insustituible, complejo, que necesita de la visión de la mirada sin tiempo. La pintura existe para ser contemplada. El cuadro es esencia del Ser, rastro profundo", escribió en el catálogo de la exposición en la Sala Municipal del Museo de Pasión de Valladolid (23 de noviembre de 2007 a 6 de enero de 2008), que tituló 'A esto que miro', poema que le dedicó Francisco Pino.

Ahora, Martín-Calero regresa a París tras su anterior experiencia en la iglesia Saint Louis de La Salpêtrière con su obra inspirada en los paisajes, los colores y el sol de Castilla atravesados por líneas negras de diferente grosor.  En esta ocasión es si cabe mucho más coloristas,  de las flores de los jardines parisinos, en un otoño en el que 'la luz melancólica' envuelve los cuadros de La Mairie del 1er arrondissement 4. Aunque los cuadros han sido creados, además de en Francia, en España, Estados Unidos y China, un país en el que pasa largas temporadas y que antes de conocer ya había influido decisivamente en sus primeras etapas, con sus cuadros casi monocromáticos y muy leves trazos.

Algunas obras de la muestra.
Algunas obras de la muestra.

Color, superposición de planos, texturas, trazos... siguen presentes en la obra
de Gonzalo Martín-Calero, que sigue fiel a un deseo: "Intento que el espectador cuando ve una obra mía se 'interrogue' y se deje seducir. La misión del arte es obligarnos a reflexionar sobre la existencia del ser humano".

'Y así se hace en su pintura
aliento, voz, ventisquero.
eternidad de hermosura
Gonzalo Martín-Calero', dijo de él Francisco Pino.

No hay comentarios