Rubén Polanco, Luis Cruz, Javier García Prieto y Ángel Marcos, en la presentación del manifiesto en favor del Museo Patio Herreriano. Foto: J.P. Miñambres
Rubén Polanco, Luis Cruz, Javier García Prieto y Ángel Marcos, en la presentación del manifiesto en favor del Museo Patio Herreriano. Foto: J.P. Miñambres

La concejala de Cultura, Ana Redondo, y los artistas promotores del Manifiesto en favor del Museo Patio Herreriano de Arte Contemporáneo Español -Luis Cruz Hernández, Javier García Prieto, Rubén Polanco y Ángel Marcos- comparten 'demandas y preocupaciones', según sus propias manifestaciones.

"Son demandas compartidas. La intervención que hace el Ayuntamiento en el Museo Patio Herreriano es precisamente para dar satisfacción a muchas de las demandas recogidas en este manifiesto, sabiendo que todos estamos en el mismo barco. Lo que queremos es que el Museo Patio Herreriano sea un museo de arte contemporáneo más abierto, más participativo, más dinámico y que tenga una rentabilidad social mayor", dijo Ana Redondo, tras reunirse con los promotores del manifiesto al que, en el día de hoy, ya se habían sumado 208 artistas e intelectuales de todo el país.

La concejala de Cultura, inmediatamente después de recibir el manifiesto, realizó unas declaraciones en las que dijo: "Los firmantes no son todos los que son. Vamos a reunirnos con muchas asociaciones para que den su opinión".

Ana Redondo explicó las gestiones que está realizando. "Estamos interviniendo en una situación que no daba satisfacción ni a los artistas ni a los ciudadanos ni a los que visitan el museo.  Vamos a abrir el Patio Herreriano, es una decisión tomada".

La responsable municipal del área de Cultura comentó que la Asociación de Propietarios de la colección de Arte Contemporáneo no ha dado aún el visto bueno al 'comodato'. "Estamos trabajando en cerrar los flecos para que la colección siga en Valladolid. La negociación está muy avanzada y dentro de muy poco podremos dar una buena noticia, porque si no hay colección estaríamos hablando de otro museo".

Redondo, que calificó la situación de 'transición', insistió en el carácter "abierto, dinámico, transparente..." que quiere para el museo, "para que en él sucedan cosas para la ciudad y para todos los que quieran visitarlo".

También asumió la queja de los artistas por su exclusión de la Comisión de Expertos. "Es evidente que han querido participar y no han tenido oportunidad de hacerlo. El Patio Herreriano se ha regido como se ha regido. Les vamos a dar participación, oír su opinión, dar información... Todo ello se va a concretar en la nueva fórmula de funcionamiento", aseguró Redondo.

La concejala de Cultura señaló que lo primero "es definir qué museo vamos a tener. Ahora es prioritario saber si sigue la colección". Redondo dijo estar en contacto con José Lladó.

"Luego, cuanto antes, sacaremos a concurso la plaza de dirección. Las buenas prácticas aprobadas en el Pleno nos obligan. Las buenas prácticas, la transparencia, la participaicón... son señas del nuevo museo".

 

Luis Cruz en la presentación del Manifiestoen favor del Museo Patio Herreriano. Foto: J.P. Miñambres
Luis Cruz en la presentación del Manifiestoen favor del Museo Patio Herreriano. Foto: J.P. Miñambres

La opinión de los artistas

Luis Cruz Hernández fue el primero en intervenir en la reunión informativa convocada, para hacer público el manifiesto y valorar la reunión mantenida pocos minutos antes con Ana Redondo, a la que facilitaron una copia y registraron otra para todos los Grupos Municipales y para el alcalde Óscar Puente. También será enviada a los propietarios de la colección del museo.

"En el manifiesto se expone la preocupación por la situación actual del Museo Patio Herreriano de Arte Contemporáneo Español y se aportan propuestas e ideas que nos gustarían fuesen contempladas a la hora de dar solución a la continuación y proyección del futuro del museo", se dice en la presentación del documento, suscrito por los cuatro promotores, y al que acompaña la relación de 208 firmantes de diferentes ámbitos. "En estos momentos serán algunos más", se dijo.

"No hemos entrado a valorar lo acontecido hasta el día de hoy. No queremos meter el dedo en ninguna llaga ni buscar la llaga", manifestó el pintor Cruz Hernández.

Ángel Marcos comentó el contenido del manifiesto y expresó que "cubierta la primera etapa, decidiremos la segunda y tercera. No queremos ser comisarios; sí queremos ser parte activa", dijo el fotógrafo que coincidió con Ana Redondo en el deseo de llegar a un acuerdo sobre la colección. "Sin colección no hay museo", dijo.

Marcos se detuvo en la crítica a la composisión del actual patronato del museo:  "Es política. Hay entidades que no aportan recursos económicos. Hay que revisar el patronato y también el consejo asesor". También hizo hincapié en la convocatoria de la plaza de director mediante concurso público y que se dote al museo y se optimicen sus recursos, "para que el museo pueda ser más que un almacen".

"Se está necesitado de un Plan de Inteligencia. En Valladolid hay 36 centros, cada uno de su padre y de su madre. Y aunque el Patio Herreriano sea la bandera todo, tiene que estar interconectado. Hoy el museo está de espaldas a la ciudad", expresó Ángel Marcos, que a continuación comentó otros puntos del manifiesto y de la realidad museística: "Todo el mundo cobra, menos los artistas, que muchas veces tienen que poner dinero para exponer".

Rubén Polanco afirmó que no van a bajar la guardia "hasta que no haya un director elegido de forma limpia". "El dinero es el que hay", añadió, "pero habrá que intentar que los funcionarios y los gestores renegocien los contratos para sacar una programación consecuente con el museo".

Así mismo, Polanco planteó como necesidad "contar con profesionales para contextualizar la colección, porque sino estaríamos ante la pescadilla que se muerde la cola".

Una de las pocas divergencias expresadas respecto a la concejala de Cultura: "Ella habla de rentabilidad social, yo la llamo rentabilidad electoral. Hay varias maneras de visibilizar el trabajo, pero aquí se ha intentado estrangular el museo".

Javier García Prieto en la presentación del manifiesto. Foto: J.P. Miñambres
Javier García Prieto en la presentación del manifiesto. Foto: J.P. Miñambres

Javier Gracía Prieto comentó que los propietarios de la colección podrían intervenir en las futuras compras que habría que hacer, según ciertas insinuaciones, pero Marcos cortó el tema con un "en esto no entramos", y Polanco explicó el funcionamiento del Museo de Barcelona, cuyo director, dijo, tiene asignados 15000 euros anuales para adquisición de nueva obra.

"Son solo 15000 euros, granito a granito. Los museos los tienen que dirigir gente profesional, no al albur del gusto personal del que viene o se va. Deben salvaguardarse de las idas y venidas que tiene la política. No a la dedocracia del político de turno con sus amigos y advenedizos. Hay que crear esa cultura de profesión".

Tras las manifestaciones de los promotores del manifiesto se abrió un turno de preguntas. La primera fue sobre la reacción de la concejala ante el manifiesto. Cruz Hernández fue claro: "Ha estado muy amable, aunque hemos venido a verla una semana antes de la fecha concertada", dijo. Rápidamente Ángel Marcos se responsabilizó del error de agenda.

"La concejala nos ha dicho", continuó Marcos, "que todo está en proceso de estudio y negociación. Llevan un año intentando que el consorcio se reuna. Hay buenas palabras pero hay mucha preocupación y demasiadas interferencias. Rumores de que la colección está vendida y se va... pero Ana Redondo nos ha manifestado que quiere que la colección se quede. Todos queremos que el Patio Herreriano no sea el patio de mi casa. Queremos la colección en Valladolid".

Otra pregunta se interesó por las aportaciones económicas. Rubén Polanco respondió: "El Ayuntamiento aporta un millón de euros. Es vergonzante que la Junta y la Diputación no apoyen como debieran. No dan ni para las banderolas con las que se llena la ciudad. Por cierto, en las inmediaciones del Patio Herreriano hay banderolas de cualquier exposición menos las del museo de arte contemporáneo. Si el Ayuntamiento deja trabajar a los profesionales, no se le puede pedir más. Otras instituciones se tienen que mojar".

El fotógrafo Ángel Marcos. Foto: J.P. Miñambres
El fotógrafo Ángel Marcos. Foto: J.P. Miñambres

Ángel Marcos contestó a otra pegunta que "la situación no es la mejor que se puede tener" e insistió en la exigencia de la optimización de los recursos. "El museo siempre ha estado intervenido, interferido... Nuestra idea es que la colecicón siga y sea un museo muy importante, que se abra de verdad a la ciudadanía".

Rubén Polanco advirtió que con las actuales aportaciones y el sueldo del director, puede ocurrir que nadie quiera asumir la dirección. "De ocurrir, existe el peligro de que se  ponga a dedo a un amigo y seguir con el estrangulamiento."

Respecto a la colección, la valoró como "interesante. No es la mejor del mundo, evidentemente, pero sobre esa base se puede construir, no destruir".

Un tema en el que existe disparidad de criterios es el de la asociaciones. "El Ayuntamiento", dijo Ángel Marcos, "quiere contar con las asociaciones. Mi preocupación es que esto no se convierta en un centro cívico"

Otro momento de la presentación del manifiesto. Foto: J.P. Miñambre
Otro momento de la presentación del manifiesto. Foto: J.P. Miñambre

Miedo a  firmar

Por último, se preguntó sobre el grado de satisfacción a la vista de la respuesta que el manifiesto ha tenido entre "los intelectuales de Valladolid" y la opinión de los promotores a la acusación de que "detrás del mismo está el PP".

Cruz Hernández reconoció que en la ciudad ha habido gente que no ha querido firmar: "Siempre hay quien se quiere poner de perfil por si hacerlo les pudiera perjudicar. Hay miedo".

Entre los que han declinado poner su firma se encuentran, se dijo, personas vinculadas con el Ayuntamiento. "Han pensado que esto iba contra alguien y no, es en favor del Museo, como pone el encabezamiento".

Cruz Hernández reiteró las palabras expresadas al principio: "No meter el dedo. La génesis del museo ha sido la que ha sido; de un día para otro el PP cambió. Su estructura y mantenimiento es de su responsabilidad. Durante años el museo no ha aparecido en los folletos editados por el propio Ayuntamiento por decisión del partido que ha dirigido el Consistorio. Nosotros no tenemos nada que ver con la gestión anterior ni con la actual".

Ángel Marcos dijo que ha habido quien no ha firmado porque el manifiesto arranca con la 'Copla del payador perseguido', de Atahualpa Yupanqui.

"Ha habido de todo. Hasta quien me ha dicho si me estaba postulando para ser director del museo, lo que me  provocó una gran carcajada. Lo que agradecí porque todavía me estoy riendo", expresó Marcos, que dejó caer que la decisión sobre la hasta ahora directora Cristina Fontaneda se tomó en un Pleno municipal.

"Cada cual está trabajando a favor o para desacreditar... Al que asoma la cabeza se la querrán cortar. Nadie de los que estamos aquí tenemos ninguna vinculación con el PP ni con el PSOE ni con ningún otro grupo. El manifiesto se ha hecho desde la independencia y con entusiasmo porque queremos trabajar", contestó Marcos que añadió: "Cuando expuse en el MUSAC se dijo que era gay y que estaba enrollado con Rafel Doctor [entonces director del museo de León]".

"En fin", concluyó, "nos alegramos si hemos podido aportar cosas. Que hagan lo que tienen que hacer, nosotros también lo haremos y os convocaremos".

Antes de dar por finalizada la reunión, se informó que la Mesa del grupo de trabajo del Museo Patio Herreriano se reunirá el próximo día 22. "Es una buena noticia", dijeron.

Después llegarían las manifestaciones de la portavoz del Grupo Municipal Sí se Puede Valladolid, Rosario Chávez, saludando el manifiesto. "Gran parte del contenido podemos asumirlo" dijo, para recordar a continuación que la moción que presentaron al Pleno era para pedir reflexionar sobre el estado actual y futuro del Patio Herreriano, "espacio cultural de relevancia".

"Sí se Puede rechaza con contundencia cualquier intento de vulgarizar la cultura", al tiempo que señala que el "retorno social" y la "eficacia económica" no deben condicionar la labor cultural, aunque sostiene que "el dinero debe gestionarse con eficacia, transparencia y democracia".

También vincula la actual colección al museo, "pero hay que avanzar más y reconocer a los artistas locales. El proyecto de un museo es de la ciudadanía y debe apostar por la excelencia".


Contenido relacionado:


Noticias relacionadas:

No hay comentarios