The Levitants en el LAVA. FOTO: Javier P. Miñambres
The Levitants en el LAVA. FOTO: Javier P. Miñambres

Más allá de creencias religiosas o mercantiles, las reuniones familiares navideñas son uno de los pocos acicates que consiguen que la personas que viven fuera vuelvan a sus respectivas tierras de origen en una misma fecha, dándose así una frenética, en ocasiones hasta inabarcable, agenda de reuniones y encuentros variopintos. Esta situación, además de poner nuestra paciencia en apuros, es una ventaja para los amantes de la música ya que, entre el fin y el comienzo del nuevo año, los reencuentros se suceden sobre o delante de un escenario. Así será posible reunir a The Levitants y Buck Mulligan, entre ellos y con su público, este viernes 23 de diciembre.

The Levitants junto a Buck Mulligan
The Levitants junto a Buck Mulligan

Después de presentar su último disco ‘Coimbra’ en marzo de este año, pasar por primera y exitosa vez por el festival Sonorama, girar por todo el norte peninsular, conquistar la capital sucesivas veces y formar parte del cartel del Escenario Cuadrilátero este otoño, el 2016 ha sido un año redondo para The Levitants. Además, la aceptación y el disfrute del público con su nuevo trabajo sigue en auge y ‘Coimbra’ ha sido destacada como una de las canciones o discos del año para numerosas publicaciones. Por su parte, Buck Mulligan, cuando en septiembre presentó su primer trabajo ‘Destruction’ junto a su banda avisó que habría que ser pacientes para volverle a ver en Valladolid. Pero la espera ha sido corta y a la primera de cambio que ha habido oportunidad de subirse de nuevo al escenario aquí están. Con estas mimbres, el concierto del viernes 23 en el Desierto Rojo -entradas anticipadas a cinco euros en el propio bar o en el Kafka, además de a siete en la puerta del concierto- apunta que será la excusa perfecta para reunirse antes de la primera y temida cena navideña. En definitiva, un bonito reencuentro con dos bandas que han firmado este 2016 grandes trabajos y conciertos.

Otro 25 de diciembre es posible

En el caso de Open Mic Pucela, que se celebra de octubre a junio un domingo sí y uno no en el Borsalino de la Calle San Blas, este diciembre da la casualidad de que el próximo cae en 25. Así que, pasada la comida navideña, a partir de las ocho de la tarde, tendrá lugar una edición especial y seguro concurridísima de este pionero y ya histórico micro abierto que cumple con ésta ya diez temporadas consecutivas agitando la escena musilcal local. Los Cañoneros por su parte, fieles a su tradición desde los últimos siete años, darán su concierto navideño, en esta ocasión en el Mirador del Museo de la Ciencia, el mismo domingo 25 de diciembre desde las ocho y media de la tarde.

 

No hay comentarios