Entrada a la exposición. FOTO: Gaspar Francés
Entrada a la exposición. FOTO: Gaspar Francés

El artista vallisoletano Julio Sendino da un paso al frente con la exposición 'Fracción propia' que se puede visitar en la Sala del Palacio Pimente (Diputación de Valladolid)l, hasta el 19 de febrero. Sin liberarse todavía de las 'ciudades' compuestas por geometrías, en su última obra se atisban novedades.
Hombre observando uno de los cuadros de la exposición. FOTO: Gaspar Francés
Hombre observando uno de los cuadros de la exposición. FOTO: Gaspar Francés
'Ciudades' fue el título genérico de la exposición que Julio Sendino (Valladolid, 1970) presentó en el Centro Regional de Artesanía de Castilla y León-CEARCAL en 2014. Mucho de lo visto entonces está presente en su última muestra: 'Fracción propia'. 
'La ciudad del Pisuerga', 'La ciudad blanca', 'La ciudad del muro', 'La ciudad donde se cruzan los caminos', 'La vieja ciudad empedrada', 'La ciudad de las columnas', 'La ciudad del acueducto', 'La ciudad de los canales'... son títulos de cuadros de Sendino que vienen de atrás; algunos datados en 2012, año de su primera exposición individual. Todos tienen en común no solo las palabras 'la ciudad', ya que las diferencias entre su visión de Valladolid, Lisboa, Venecia, Segovia... quedan anuladas por el mismo modo de plasmarlas a través de una repetitiva composición de figuras geométricas que resulta cansina con independencia de la variedad cromática o la técnica empleada sea el óleo,  acuarela, acrílico o tinta.
"El Reto del maniquí" de Julio Sendino. FOTO: Gaspar Francés
"El Reto del maniquí" de Julio Sendino. FOTO: Gaspar Francés
Sin embargo, aunque el cuerpo principal de la exposición lo constituyan 'las ciudades', en 'Fracción propia' hay cuadros en los que el artista intenta sacudirse de un estilo que ha dominado su obra desde siempre. Sin renunciar a su inclinación por el cubismo, Sendino parece querer iniciar nuevos caminos.'Horizonte negro' , 'La grieta' o 'En bloque', tres óleos sobre tabla pintados el pasado año, son un ejemplo; sobre todo el primero, donde el artista se ha despojado de caminos trillados para llegar a una simplificación en líneas y color.
Esa evolución también se evidencia en otras obras en las que los paisajes urbanos han dejado paso a bodegones: 'A qué es-peras', 'Blacajarra', 'Rojaflor'...
"Julio Sendino ya no ve la tabla o el lienzo como un espacio de representación o de análisis, sino que lo acepta como un lugar de encuentro. Parafraseando a Harold Rosenberg, lo que el observador verá en el cuadro 'no es una imagen, sino un acontecimiento'", escribe Clemente de Pablos en el catálogo de 'Fracción propia', que puede verse hasta el 19 de febrero.  Horario: laborables, de 12 a 14 y de 19 a 21 horas. Lunes cerrado. Domingos y festivos, de 12 a 14 y de 19 a 21 horas.

No hay comentarios