Fachada principal del Museo Patio Herreriano de Valladolid.
Fachada principal del Museo Patio Herreriano de Valladolid.

El principal cambio experimentado en el Museo Patio Herreriano desde que se decidió el cese de su última directora, Cristina Fontaneda, ha sido su apertura al público con entrada gratuita. Y, al margen de otras consideraciones sobre si espacios culturales como éste deben o no ser gratuitos, lo cierto es que ha dado resultado, al menos, cuantitativamente hablando. En 2016 el Museo Patio Herreriano recibió un total de 12.190 visitantes, de los cuales 7.711 sacaron su correspondiente entrada y el resto, fueron participantes de distintos talleres educativos. Solo en los dos primeros meses de este año (datos hasta el pasado día 20 de febrero) ya se ha alcanzado la cifra de 11.521 visitantes, según los datos oficiales a los que ha tenido acceso últimoCero.

Estas cifras de número de visitantes supone revertir la situación que venía padeciendo el Museo, que en la última década ‘perdió’ casi un 50% de sus visitas. Los ingresos por entradas han corrido, prácticamente, la misma suerte desde 2005, con un descenso superior al 38%.

La nueva etapa que se abre en el Museo está suponiendo el fin de algunas prácticas que se venían llevando acabo hasta ahora, como la no convocatoria de concursos públicos para la adjudicación de los contratos de seguridad, limpieza, asistencia de salas… ninguno de ellos se ha vuelto a convocar desde 2002, por lo que su renovación se ha producido automáticamente, sin revisión de precios.

Un ejemplo reciente. El seguro de las obras de la colección permanente (cuyo futuro aún no se ha despejado) pasará de costar alrededor de 45.000 euros anuales (siempre contratado a la misma empresa) a 24.000 euros, gracias a la utilización de la correduría de seguros del Ayuntamiento, que ha conseguido ofertar las mismas condiciones.

Y es que algunos de los servicios que necesita el museo no son para nada ‘baratos’. El equipo de restauradores (por 8 horas de trabajo semanales) cobra un total de 41.501,11 euros al año a través de contrato mercantil. Una situación que se mantiene desde hace más de 10 años.

El nuevo impulso que ahora se pretende dar al Museo, a la espera de que se convoque la plaza de dirección ahora vacante, también quiere romper con la dinámica que ha propiciado que los ‘Amigos del Museo’, que en un principio llegaron a superar el millar, se hayan quedado en poco más de 300.

Sin embargo, los pasos dados hasta ahora por el equipo de Gobierno municipal, aplaudidos por unos, no han estado exentos de crítica. Los artistas promotores del Manifiesto en favor del Museo Patio Herreriano de Arte Contemporáneo Español -Luis Cruz Hernández, Javier García Prieto, Rubén Polanco y Ángel Marcos- con los que la concejalía de Cultura aseguró compartir 'demandas y preocupaciones', según sus propias manifestaciones, ya se han desmarcado. “Solamente se nos convoca para asentir a lo ya decidido por usted y su equipo, además de estar en desacuerdo con la actuaciones ya realizadas y sin consulta alguna durante estos dos meses sobre el Museo, actuaciones que se nos antojan irreversibles”, indicaron a la concejala de Cultura, Ana Redondo, en una carta pública.

El Instituto de Arte Contemporáneo (IAC) también ha mostrado su descontento al dejar constancia de su “preocupación e inquietud por la gestión del Museo por parte de una Comisión Gestora que, en su carácter provisional, está tomando decisiones que claramente hipotecan el proyecto del futuro director del Museo", indicaron en un escrito al que se sumaron AVA Castilla y León (Artistas Visuales Agrupados), Asociación de Castilla y León de Críticos de Arte (ACyLCA), Consorcio de Galerías de Arte Contemporáneo y Mujeres en las Artes Visuales (MAV).

Sin embargo, en contraposición, recientemente también ha surgido un colectivo que ha comenzado a difundir un manifiesto titulado “Valladolid por la defensa de los servicios culturales públicos y de calidad” en el que se señala, entre otras muchos cuestiones que el Museo en los últimos años ha funcionado “como el coto privado de unos pocos”.

“En los últimos 10 años, los responsables culturales de la derecha gastaron unos 15 millones de euros en el mantenimiento del Museo Patio Herreriano y de la colección privada que alberga sin exigir que esa enorme inversión repercutiese apenas en los ciudadanos. A todas luces, el Museo estaba mal gestionado, era ajeno a los intereses de los ciudadanos y estaba dominado por grupos gremiales y empresariales. Año tras año, se malgastaba dinero público en una institución que sólo lograba atraer la atención de unos pocos cientos de visitantes al mes. El gobierno del Partido Popular prefirió no enfrentarse a la situación y mantener a la directora del Museo, nombrada a dedo en un momento de crisis en el que ningún profesional de prestigio quería ocupar el cargo. Desde el mes de octubre, los nuevos responsables públicos han decidido afrontar con valentía esta situación y trabajar para abrir el Museo Patio Herreriano a todos los ciudadanos. Han ampliado los horarios. Van a abrir la biblioteca que la anterior Directora cerró. Han diversificado la oferta expositiva. Han aumentado la transparencia. Se han negado a aceptar sumisamente los dictados de los intereses privados. Se trata de recuperar un espacio público, un lugar de reflexión, de pensamiento, de diálogo y de vida”, se dice en el manifiesto, en clara sintonía con las políticas desplegadas hasta ahora por el nuevo equipo de Gobierno.

En medio de esta guerra de manifiestos, respaldos y críticas, el Museo Patio Herreriano que todos dicen defender, sigue sin dirección y con el futuro de la colección permanente aún en el aire y, por fín, muchos más visitantes.

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios