La concejala de Cultura y Turismo, Ana Redondo, en el centro, Manuel González, coordinador del proyecto y Ruth Bernardo, vicepresidenta de la Asociación Cultural Grupo Pergamino.
La concejala de Cultura y Turismo, Ana Redondo, en el centro, Manuel González, coordinador del proyecto y Ruth Bernardo, vicepresidenta de la Asociación Cultural Grupo Pergamino.

El pasado 29 de diciembre, la concejala de Cultura Ana Redondo presentó el proyecto “Cultura Valladolid 2017” destinado a “fomentar y divulgar la cultura a través de una serie de actividades dirigidas a todo tipo de público pero haciendo hincapié en el público infantil y colectivos marginales”. Tras la actividad está el nombre de Grupo Pergamino, un colectivo creado al efecto del que forma parte Ruth Bernardo, secretaria de Cultura en Comisión Ejecutiva Provincial del PSOE de Valladolid y el de un poeta, Manuel González Magariño, cuyo curriculum literario ocupa mucho menos espacio que su historial policial y alguna de sus condenas por estafa.

La Asociación Cultural Grupo Pergamino, de ámbito autonómico, se constituyó formalmente el 28 de septiembre del año pasado aunque no fue hasta el 4 de enero de este año cuando quedó registrada en el Registro de Asociaciones de la Junta, días después de que se presentara el proyecto en el salón de recepciones del Ayuntamiento.

Como presidente del colectivo figura Manuel González Magariño, que se presenta como un poeta que “ha publicado en diversas revistas literarias de Valladolid, obteniendo el premio nacional de poesía de la revista ‘Poetas a corazón abierto’, de la cátedra de tertulia poética José Zorrilla, en mayo de 2010”, con cinco títulos publicados desde el año 2011. Sin embargo, cuando se consultan los datos en poder de los cuerpos y fuerzas de seguridad, el currículum del poeta se trasforma en el de “un ladrón mediante el hurto de cosas, autor de delitos de falsedad y usurpación de funciones públicas” que además, cuenta en su historial con alguna condena de la Audiencia Provincial de Valladolid de dos años de cárcel por estafa.

Según la información en poder de últimoCero, en almenos dos ocasiones Manuel González Magariño ha sido detenido por hacerse pasar por capitán de la Guardia Civil. En una de las ocasiones, en el interior de un bar, llegó a cachear a varias personas aprovechando el engaño.

Pero no solo eso. También fue identificado por su propio vecino cuando aprovechando su ausencia entró a robar en el domicilio contiguo a su vivienda del que se echaron en falta 250 euros y un collar de oro valorado en otros 300 euros aproximadamente.

Además, también ha sido denunciado por dos agentes de la Guardia Civil que fueron faltados al respeto cuando se encontraban regulando el tráfico en un túnel inundado y por su ex esposa por acoso.

Su condena por estafa (dos años de prisión y 8 meses de multa), relacionada con la no ejecución de unos trabajos de reforma de una vivienda en Laguna, está fechada el 5 de junio de 2014. Según se recoge en el apartado de hechos probados: “El acusado, que para generar mayor confianza en su solvencia profesional, afirmó formar parte de una sociedad inexistente, (Construcciones TINUEL) nunca tuvo intención de llevar a cabo los trabajos, ya que no disponía de medios materiales ni humanos para afrontarlos, siendo su pretensión conseguir la entrega anticipada de determinadas cantidades a cuenta, lo que se produjo en cuantía de 16.600 euros (el importe total pactado de la obra superaba los 37.000 euros) en sucesivos pagos efectuados los días 23, 26 y 29 de julio y 2 de agosto de 2011, pero nunca destinó dicha cantidad a la compra de materiales, excepto una caja de azulejos, ni hacer frente a los gastos propios de una obra, abandonando finalmente la misma”.

Fuentes oficiales de la Concejalía de Cultura, tras conocer estos extremos, han indicado que el convenio que sustenta el programa ya presentado con un presupuesto que ronda los 12.000 euros, aún no se ha firmado oficialmente, a pesar de que algunas de las actividades incluidas en el proyecto ya se han desarrollado. Sí que se han abonado por parte del Ayuntamiento los gastos de desplazamiento y alojamiento de algunos de los poetas que han participado en actividades ya realizadas.

Las mismas fuentes oficiales de Cultura explicaron: “Este es uno de tantos proyectos que llega al despacho de la Concejalía. Los proyectos se valoran desde un punto de vista cultural y literario y este proyecto parecía lo suficientemente interesante como para apoyarlo, ya que traían a Valladolid algunos de los mejores poetas”.

En cuanto al historial policial y judicial del promotor, las mismas fuentes señalan que para la tramitación de este tipo de convenios, que no tiene que ver con la infancia o la violencia de género, no se exige la presentación de un certificado de antecedentes, por lo que resulta “imposible” conocer el pasado de todas las personas que trabajan con el Ayuntamiento.

Sobre la presencia de la secretaria de Cultura de la Comisión Provincial del PSOE, Ruth Bernardo, en la asociación que impulsa el proyecto pendiente de firma definitiva, las fuentes municipales oficiales de cultura señalan que “a la hora de apoyar proyectos este equipo de Gobierno no tiene en cuenta sesgo ideológico”. “No somos sectarios ni con proyectos que vengan del PP ni del PSOE ni de cualquier otro partido”, aseguran antes de anunciar que “se revisará el proyecto si es que hay que hacerlo”.


Noticias relacionadas:

1 comentario