Equipo responsable del festival CINHOMO durante la inauguración. FOTO: Gaspar Francés
Equipo responsable del festival CINHOMO durante la inauguración. FOTO: Gaspar Francés

Este viernes 24 de marzo se ha dado el pistoletazo de salida a la 17ª edición de la Muestra Internacional de Cine y Diversidad Sexual CINHOMO. Un festival con una larga y reconocida trayectoria que, año tras año, se sigue afianzando como un referente destacando la necesidad de incorporar de forma normalizada protagonistas que reflejen la diversidad como parte de nuestra sociedad, desde una apuesta por la calidad cinematográfica. El acto inaugural se ha celebrado en el Aula Mergelina de la Facultad de Derecho de la Universidad de Valladolid y ha contado con la presencia de Ana Redondo, María Sánchez y María Victoria Soto, concejalas de Cultura, Medioambiente y Educación, Infancia e Igualdad, respectivamente, del Ayuntamiento de Valladolid, así como Javier Angulo, director de la SEMINCI, entre otras personalidades.

María Luisa Municio de la Fundación Triángulo, presentadora del acto junto con José Ramón Rubín, quiso empezar dejando claro, una vez más, qué es CINHOMO y por qué se hace esta muestra de cine: “Acercar la diversidad sexual a través de un enfoque de Derechos Humanos, feminista, un enfoque que nos permita huir de los estereotipos, de los lugares comunes”. Ha puesto en valor cómo en una ciudad como Valladolid, tan estereotípicamente conservadora, han logrado llevar a cabo ya diecisiete ediciones de este festival, agradeciendo y reconociendo la labor tanto de patrocinadores y colaboradores como del público asistente a sus proyecciones.

José Ramón Rubín y María Luisa Municio durante la presentación. FOTO: Gaspar Francés
José Ramón Rubín y María Luisa Municio durante la presentación. FOTO: Gaspar Francés

Esta edición contará con un total de 59 trabajos, entre cortos, documentales y ficción, de más de 11 países diferentes. En el caso concreto de los documentales, como muestra de su marcado enfoque feminista, han destacado que la mitad de ellos han sido dirigidos por mujeres. Desde la anterior edición hasta ésta, el trabajo del equipo de CINHOMO ha sido intenso y no se limita a la elaboración y organización de esta muestra, sino que, entre otras presencias en festivales de reconocido prestigio internacional como el de San Sebastián, han creado el premio Espiga Arcoiris dentro de la SEMINCI, con el que se galardonó a la película ‘Madre solo hay una’ de la directora brasileña Anna Muylaert: “Como ocurre en la mayor parte de los festivales de España y de Europa”, subrayó Municio.

José Ramón fue el encargado de presentar al resto del equipo que hace posible esta muestra formado por Dafne Calvo, Yeni Martín, Yolanda Moreno, Ana Muñoz, Yolanda Rodríguez y María Ruipérez, además de los ya citados: “Agradecer su esfuerzo, sus ganas y su ilusión”, subrayó. El jurado de esta edición está compuesto, para la categoría de largomentrajes, por Emiliano Allende, director de la Semana de Cine de Medina del Campo, Marta Álvarez, gestora y mediadora cultural, y Cristina San José, profesora de redacción en la Facultad de Periodismo. Para la sección de Documentales de Derechos Humanos el jurado serán Rocio Anguita, profesora titular del Departamento de Pedagogía de la Facultad de Educación y Trabajo Social, Jorge Ovelleiro, redactor cultural de últimoCero, y Elena Parrilla, abogada y miembro de Amnistía Internacional.

Esta primera sesión ha arrancado con la proyección del cortometraje ‘The Closet’ (Inglaterra, 2016) dirigido por el vitoriano Yago Mateo, una cómica parodia del mito del armario. Acto seguido se proyectó ‘Julie’ (España, 2016), el primer largometraje de Alba González de Molina, ganador del Premio a la Mejor Ópera Primera y Mejor Actriz de reparto en el Festival de Cine Español de Málaga. Una cinta rodada íntegramente en el El Bierzo (León), en la ecoaldea de Matavenero, que muestra la historia de una joven que recae en esta peculiar localidad de la montaña berciana y, más allá de la ficción, refleja de forma bastante fidedigna aspectos de la vida y rutinas de los habitantes de estas localidades que, de forma autogestionada, se organizan y resisten con un modelo social y de comunidad horizontal, en estrecha relación con el medio ambiente y su entorno.

La actriz Silvia Maya y el director de fotografía Álvaro Sanz Pascual. FOTO: Gaspar Francés
La actriz Silvia Maya y el director de fotografía Álvaro Sanz Pascual. FOTO: Gaspar Francés

Tras la proyección, se contó con la participación de una de las actrices protagonistas, Silvia Maya, y el director de fotografía, el vallisoletano Álvaro Sanz Pascual. Ante las preguntas del público asistente, comentaron ciertos aspectos del rodaje y contenido de la película, como la peculiaridad de rodarla en un espacio como Matavenero, un peculiar enclave alejado de las grandes urbes, que subsiste con energía solar, lo que no limita la actividad de sus habitantes pero si dificulta la tarea de un equipo de rodaje cinematográfico. Además, la mitad del reparto y figuración están compuestos por habitantes de la ecoaldea, ya que la idea de la directora desde un primer momento fue hacer partícipes a estas personas del rodaje más allá de grabar la película en su pueblo.

El resto de sesiones se desarrollarán del lunes 27 al jueves 30 de marzo en el Aula Mergelina de la Facultad de Derecho gracias a la colaboración de la Universidad, con proyecciones de documentales a las 17:30h y 19:30h, y en los Cines Casablanca del lunes 27 de marzo al domingo 2 de abril, con las proyecciones de largos y cortos de ficción. Se proyectarán 16 largometrajes, 12 de ellos a concurso, 2 rescatados de la cartelera comercial del último año, 1 joya y la Espiga Arcoiris 2016.

Dossier CINHOMO 2017

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios