Amigos y compañeros del poeta afincado en Valladolid presidieron la mesa. Foto: Gaspar Francés
Amigos y compañeros del poeta afincado en Valladolid presidieron la mesa. Foto: Gaspar Francés

Con motivo del día de la poesía y el bicentenario del nacimiento del poeta José Zorrilla en la ciudad vallisoletana, el Ayuntamiento ha realizado unas jornadas poéticas para acercar a la sociedad pucelana el gran arte del verso y la buena salud que gozaba (y goza) Valladolid de su lírica y prosa. Las jornadas, presididas y coordinadas por Javier Dámaso, profesor de Derecho en la UVA y escritor en últimoCero, tuvieron su cierre con un homenaje a un gran poeta y mejor persona como Luis Pasquau. En la mesa redonda participaron Paco Aliseda, Carmen Carracedo, Karlotti Valle, Antonio Karter, Luis Miguel Marigómez, Mar Samos y Luis Santana. Cada uno fue explicando y homenajeando la vida y momentos compartidos con Pasquau con gran admiración y emoción.

Tras unas palabras de su hijo, Luis González, el homenaje comenzó con las palabras de Antonio Karter, que desgranaba aspectos cotidianos de la vida que ambos vivían a la luz de la política y las letras: "Siempre comentaba alguna noticia del periódico, da igual la página que era, y nos calentábamos los dos. Estábamos durante 5-10 minutos despotricando". Esta anécdota representaba a la perfección el carácter y el compromiso de Pasquau con la sociedad de la época, de tono inconformista y luchador por las causas que consideraba justas.

Paco Aliseda se centró más en sus dotes como escritor, gran valedor de la poesía en la ciudad pucelana: "Un proceso de producción de la poesía y la prosa que se puede decir que no es común por la profunda generosidad de los procesos estructurales". Carmen Carracedo, otra compañera intelectual que ahondó en la gran personalidad del poeta a pesar de que, tanto interventores de la mesa como amigos que se acercaron a la Casa Revilla para presenciar la charla, conocieron a Pasquau "de una manera diferente, en una época diferentes, en amores y destrozos diferentes".

Luis Miguel Marigómez, en cambio, descifró y analizó sus momentos álgidos en el mundo de la lírica, a pesar de conocer a Pasquau en sus últimos años como escritor: "Él proviene de la vanguardia literaria, de romper con las tradiciones y ligado a un lado político y a un lado estético". Mar Samos deleitó a los presentes con la lectura de varias cartas que el propio Pasquau le enviaba: " Es jodidísimo lo del largo adiós (en referencia al atentado sufrido en este progresista bar en los años 80) aunque como no se ve una respuesta diferente a los simples comunicados, el cafetín va a seguir siendo uno de los platos preferidos de la represión". En esas lecturas se mostraba a un Luis sincero, con altibajos sentimentales y con mucha ternura.

Para finalizar, tomaron la palabra Luis Santana, gran conocedor y editor de Luis Pasquau, donde recordó los proyectos ganadores y fallidos pero trabajados mano a mano con el poeta pucelano, como el proyecto que no fructificó del asabanado "El suelo te hará tropezar": "Él vivía en Donosti y nos ayudó en lo que pudo pero fue un proyecto que ya nació sin ganas, se quedó corto y solo salió un número". Karlotti Valle cerró las emotivas palabras y el homenaje personal de un gran poeta que una enfermedad se lo llevó antes de tiempo.

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios