Francisco Alcántara, Fernando del Val y César Toro, en la Fundación Segundo y Santiago Montes. FOTO: J.O.
Francisco Alcántara, Fernando del Val y César Toro, en la Fundación Segundo y Santiago Montes. FOTO: J.O.

La entrevista es un género periodístico como el reportaje, la crónica, la noticia, la opinión... Cada uno tiene sus códigos y sus maestros. Desde hoy Fernando del Val con 'Si te acercas más, disparo' pasa a ser un referente entre los entrevistadores como lo es Oriana Fallacci o Manuel del Arco.

Fernando del Val (Valladolid, 1978) llevaba un tiempo callado. Lo que no quiere decir que estuviera ocioso o su personal voz se hubiera secado. Su forma de trabajar es lenta, precisa, a la búsqueda de la perfección. Tras su triología de Nueva York -'Orfeo en Nueva York (2011), 'Lenguas de hielo' (2012) y 'Regreso al Metropolitan' (2013)- se espera para dentro de muy pocos días la edición de 'Los años aurorales', que debía de haber aparecido antes que 'Si te acercas  más, disparo', editado por Difácil. Luego se anuncian dos libros de relatos, poemarios, dos novelas...

El libro que nos ocupa, de más de 400 páginas, fue presentado por Francisco Alcántara, en la Fundación Segundo y Santiago Montes el viernes 7, y contiene 20 entrevistas y dos biogronologías de Rafael Chirbes y José María Conget. La del autor valenciano nacido en Taversnes de la Valldigna, reconocido popularmente en los últimos años de su vida, es un repaso biogronológico imprescindible para conocer y entender la enorme figura de Chirbes. No es una entrevista al uso, pregunta/respuesta, pero transciende el género con una serie de datos con los que se reconstruye, paso a paso, la vida de uno de los grandes escritores del los últimos tiempos. De hecho, como se ha dicho, el autor de 'En la orilla', 'Crematorio', 'La larga marcha'... consideraba a Fernando del Val su biógrafo.

'Si te acercas más, disparo', maravilloso título inspirado en el Robinson Crusoe de Daniel Defoe, cuya cita abre el libro: '...pero si te acercas más disparo un tiro, porque estoy decidido a recobrar mi libertad', contiene cuatro páginas a modo de introducción sobre 'El arte de la entrevista', firmadas por Miguel Ángel del Arco, profesor de periodismo,que pone el ejemplo -no podía ser de otra manera- del desaparecido Manuel del Arco, que durante años mantuvo una sección, con caricatura incluida, que fue tomada como modelo en Valladolid por Julian Lago, Maribel Rodicio... en las páginas del periódico más viejo de la ciudad.

Vista de la Fundación Segundo y Santiago Montes en la presentación del libro. FOTO: J.O:
Vista de la Fundación Segundo y Santiago Montes en la presentación del libro. FOTO: J.O.

Lo dicho por M.A. del Arco debe ser tomado como 'biblia' para cualquier aprendiz 'del oficio más hermoso del mundo' (José Martí Gómez). Aunque luego, el día a día, la realidad nada tenga que ver con lo estudiado. Las entrevistas locales aludidas eran breves , cabían en una columna, y aparecían en una sección llamada 'Tres minutos'; la de Fernando del Val a Enrique Vila-Matas fue una conversación de más de 5 horas. Las de José Manuel Caballero Bonald  o  Eduardo Lago, en escenarios diferentes: al primero en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) y Madrid, al segundo, en Nueva York y Madrid.

El periodismo, hoy más que nunca, requiere prisa, inmediatez, espectáculo... Fernando del Val lo entiende de otra manera. Él, como otros privilegiados, no ha estado sujeto del reloj, aunque las conversaciones en su casi totalidad hayan sido realizadas 'de encargo'. Al periodista -bueno, mediopensionista o vendido-, le sucede como a las prostitutas (con perdón de las putas): sirve a quien paga.  

Los entrevistados en 'Si te acercas más, disparo' son (por orden de aparición): Félix Grande, Raúl del Pozo, Miguel Delibes, Fernando Sánchez Dragó, Eduardo Lago, Antonio Colinas, Antonio Gamoneda, José Manuel Caballero Bonald, Luis Mateo Díez, José María Merino, Luis Landero, Juan Eduardo Zúñiga, Felicidad Orquín (sobre su compañero Zúñiga), Soledad Puértolas, Ian Gibson, Ignacio Martínez Pisón, Javier cercas, Clara Janés y Enrique Vila-Matas. Más las dos biocronologías ya citadas de Rafael Chirbes y José María Conget.  Todas interesantes, en las que el entrevistador se acerca al entrevistador hasta desnudarlo. Otra cosa es la empatía que el lector tenga con cada autor. Personalmente, me quedo con Caballero Bonald, Gibson, Grande, Vila-Mata... más que con Javier Cercas o Sánchez Dragó.

Francisco Alcámtara y Fernando del Val. FOTO: J.O.
Francisco Alcámtara y Fernando del Val. FOTO: J.O.

La entrevista, según M.A. del Arco, se trata de una "representación teatral", con dos actores que deben cumplir unas reglas: la primera, la de preguntar sin cortapaisas por parte del periodista. La segunda: "No se trata de una conversación, ni un diálogo, aunque adopte las maneras de ambos. Es una indagación".

"El tercer momento también es exclusivo del periodista (...), que se prepara, edita y organiza el juego (...). La entrevista exige  una representación en la que hay preguntas inteligentes y respuestas sugestivas. No hay pulsos", dice Del Arco.

Fernando del Val, que es colaborador de últimoCero desde su aparición,  se pronuncia sobre el 'arte' de la entrevista: "Solo diré que lo más importante para mí es renunciar a la documentación. Y lo que mejor se me da es preguntar lo que me apetece saber de acuerdo al momento de mi vida -y al hilo de la obra de cada autor-. Por lo demás, como en otros estados de la vida, la regla, básicamente, es no disponer de ellas. Y siempre pienso que la próxima no me va a salir".

Y a Fernando del Val sí le sale. Es más, está previsto un segundo volumen, César Sanz (Difácil) así lo confirmó en la presentación, en la que participó el autor de las fotografías que aparecen en el libro: César Toro, realizadas de octubre de 2016 a marzo de 2017, en que retrató a cada autor en su rincón de trabajo.

No hay comentarios