Espectáculo de clown durante la pasada edición del Día del Circo. FOTO: L. F.
Espectáculo de clown durante la pasada edición del Día del Circo. FOTO: L. F.

En esta suerte de resurgir cultural que de unos años a esta parte está viviendo Valladolid, las artes circenses cada vez toman mayor protagonismo. Se multiplican los espacios, generalmente de iniciativa privada o cooperativa, y cada vez son más quienes se enganchan al mundo de las acrobacias y los malabares. Como cada año, repitiendo la iniciativa del pasado de extenderlo a dos días, la Escuela de Circo de Valladolid y la Asociación Vecinal San Pedro Regalado-Los Viveros, en colaboración con concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Valladolid, celebrarán el Día del Circo en el Barrio San Pedro Regalado el 29 y 30 de abril.

"Queremos ensalzar una política cultural muy distinta, basada en la participación y la transparencia. Sostenible, transformadora, accesible y crítica frente a la cultura entendida como mercancía destinada para unos pocos", dijo Jesús Blanco Barba, presidente de la asociación vecinal de San Pedro Regalado-Los Viveros, en la lectura del manifiesto de la edición del pasado año. El circo ofrece muchas posibilidades más allá del mero entretenimiento o espectáculo, que también, y así lo entienden desde la Escuela de Circo que con sus talleres para niños, jóvenes y adultos, pretenden educar a través de técnicas circenses adquiriendo un hábito de trabajo mediante el juego con habilidades saludables, desarrollando la creatividad, fomentando los procesos de expresión, comunicación y creación, además de afianzar valores como la cooperación y solidaridad. Durante esta celebración del Día del Circo los alumnos de la escuela serán los encargados de realizar los talleres de circo para niños, ambientarán el pasacalles y pondrán en marcha las diferentes actividades así como el cabaret de circo con diferentes actuaciones para todos los públicos.

Cartel del Día del Circo 2017
Cartel del Día del Circo 2017

Con la intención de disfrutar del circo en el barrio con vecinos, familiares y amigos, la programación de este año arrancará el sábado 29 a las once de la mañana con los talleres para infantil, primaria y secundaria, hasta el acto de inauguración y la lectura del manifiesto a la una de la tarde. La Plaza de la Pirámide -calle Arturo Moliner- del Barrio San Pedro Regalado será el espacio que acogerá todas las actividades de estos dos días. Ya por la tarde se realizará una visita por las calles del barrio recorriendo los murales y obras que lo decoran, uno de los caballos de batalla de la vecindad que ya en diferentes jornadas ha dado color a sus plazas y calles. A partir de las seis y media volverá la actividad a la Pirámide con el ‘Gran cabaret de circo’ y la ‘Verbena hortera popular’ que será el fin de fiesta de esta primera jornada.

El domingo 30 empezará la actividad a las once y media con el espectáculo del taller de circo realizado en colaboración con el CEIP Miguel Iscar, dentro del proyecto circo social. Esto servirá como calentamiento para uno de los platos fuertes de estas ya consolidadas jornadas, el divertido pasacalles que recorrerá el barrio y que en esta edición se centrará en la temática payasa. Como colofón al pasacalles, de nuevo en la Pirámide, se desarrollará el espectáculo de calle ‘Este circo no es normal’ de la compañía Margarito y Cía. Ya durante la tarde, antes de la entrega de premios de la decoración de las calles que cerrará la joranada, se sucederán distintas actuaciones como ‘Möbius’ de Cía Miguel Gigosos Ronda, los espectáculos de los grupos infantil y juvenil de la Escuela de Circo de Valladolid y ‘El autoestopista intergaláctico’ de Cía Pistacatro.

No hay comentarios