Mesa redonda sobre literatura y música en el Teatro Zorrilla. FOTO: J. O.
Mesa redonda sobre literatura y música en el Teatro Zorrilla. FOTO: J. O.

Luis Pastor y Javier Vielba, dos músicos de generaciones diferentes, conversaron esta mañana con el periodista de últimoCero, Fernando Valiño, en torno a la simbiosis que existe entre la música y la literatura en el último encuentro celebrado con motivo de la 50 Feria del Libro de Valladolid y que coincidieron en la estrecha ligazón entre ambas artes.

Valiño, que abrió la mesa redonda preguntando a los dos ponentes su opinión sobre la concesión del Premio Nobel de Literatura 2016 a Bob Dylan, mencionó a Boris Vian y a Julio Cortázar, como dos ejemplos de escritotes estrechamente vinculados a la música, y, más en concreto, al jazz. "La presencia de la música, y el jazz enparticular, es continua en lo que escribo. En mi trabajo como escritor se da una especie de ritmo que no tiene nada que ver con la rima u otras figuras literarias. Es más bien, una especie de latido, de swing como dicen los hombres del jazz, de ritmo, que si no esta en lo que hago es para mi una prueba de que no sirve. Hay que tirarlo y volver a empezar", dijo citando a Cortázar.

Luis Pastor en una de sus intervenciones. FOTO: J. O.
Luis Pastor en una de sus intervenciones. FOTO: J. O.

El moderador de la mesa preguntó a Luis Pastor qué fue de los cantautores y a Javier Vielba sobre la relación entre literatura y rock'n'roll. También se planteó la diferencia entre una letra de canción y un poema, así como la influencia de la canción para llegar a la poesía o a ciertos  compositores de música clásica gracias a los arreglos como los de Waldo de los Ríos o Luis Cobos. Para el moderador, los dos nombres citados son merecedores del calificativo de "terroristas por la magnitud del atentado cometido con sus arreglos".

Los partiicipantes en la mesa redonda coincidieron en el reconocimiento a la labor que los profesores de Lengua y Literatura de Secundaria para estimular la lectura y la escucha de música", "aunque cada vez resulta más difícil, porque en los programas educativos tienen menos importanica la literarura, la filosofía...", dijo Javier Vielba.

Tanto Pastor como Vielba coincidieron en señalar el espaldarazo que supuso la concesión del Premio Nobel de Literatura a Bob Dylan. “Ha elevado la categoría del texto en la música y se ha colocado en un pedestal en el que no estaba”, aseguró el cantautor. “Este galardón ha dejado claro que se reconoce la canción como forma literaria”, apuntó Vielba.

Javier Vielba durante la mesa redonda. FOTO: J. O.
Javier Vielba durante la mesa redonda. FOTO: J. O.

Respecto a los lazos de unión entre música y literatura Luis Pastor destacó la buena literatura y la música son indisolubles. “Hay autores que escriben escuchando música toda la vida y al mismo tiempo gente que se inspira a la hora de crear obras musicales en textos literarios”, relató.

En su caso, recordó sus comienzos en los años 70 “musicando” a los grandes poetas “sin saber música, desde la intuición”, reconoció. “Hay algo de magia más allá de la sabiduría y de la preparación de cada uno. La creatividad y la creación es algo mágico”, reflexionó.

El cantautor consideró que si el poema sin música, “ya tiene luz, tiene silencios, tiene melodía”, unos aspectos que considera necesarios respetar cuando se aborda como canción. “No puedes ir con tu música y matar el poema o ensombrecerlo, sino ensalzarlo, darle alas, que es lo que hemos conseguido muchos cantautores en los años 70, desde nuestra pequeñita parcela de gente que no teníamos preparación”, expuso.

Fernando Valiño, moderador de la charla. FOTO: J. O.
Fernando Valiño, moderador de la charla. FOTO: J. O.

Entre tanto, Javier Vielba, consideró que la canción “siempre ha sido una de las formas de poesías, pero está algo más alejada de los ámbitos académicos y se acerca más a lo popular”.

Respecto a su experiencia personal, el líder de Corizonas aseguró que él principalmente escribe canciones pero ambas cuestiones van “muy ligadas”. “Unas veces la música me inspira la letra y viceversa. Opera en ambas direcciones. Ese es mi caso, luego habrá gente que se apoye más en otras dinámicas”. En todo caso, reconoció tener más influencias musicales aunque cree haber tenido siempre “un pie en ambas”.

No hay comentarios