Foto de familia en el Teatro Zorrilla de los profesores de lengua y literatura homenajeados en la Feria del Libro.
Foto de familia en el Teatro Zorrilla de los profesores de lengua y literatura homenajeados en la Feria del Libro.

El homenaje a los profesores de Lengua y Literatura de Secundaria ha puesto esta tarde el broche final a la 50ª Feria del Libro de Valladolid dentro de una gala que sirvió para reconocer su labor a la hora de inyectar en las venas de los adolescentes el amor por la lectura.

La concejala de Cultura y Turismo en su intervención, recordó una frase de Fernando Aramburu el pasado miércoles cuando señaló que “la libertad es el dominio del lenguaje” para ligarlo con este reconocimiento al profesorado “que enseñan a ser libres a los chavales” en una edad compleja para ello.

Redondo elogió la capacidad de los profesores “de enseñar a través de la palabra y de la lectura, de enseñarnos a través de Garcilaso, de Shakespeare o de Cervantes, de García Lorca y de García Márquez”. “A través de estos autores muchos de nosotros hemos llegado a encontrarnos, a tener una voz propia y a ser libres”, dijo.

La concejala de Cultura apuntó que una feria del libro “tiene dos patas, los lectores y los escritores y detrás de ellos hay un profesor de literatura que ha abierto el camino y les ha enseñado la maravillosa aventura de la literatura”.

En nombre de todos los profesores de Lengua y Literatura recogió el galardón la profesora y coordinadora del Programa de Fomento a la Lectura del IES Zorrilla, Rosa Maroto Gutiérrez, de manos del alcalde de Valladolid, Óscar Puente.

En nombre de todos los profesores de Lengua y Literatura recogió el galardón la profesora y coordinadora del Programa de Fomento a la Lectura del IES Zorrilla, Rosa Maroto Gutiérrez, de manos del alcalde de Valladolid, Óscar Puente.
En nombre de todos los profesores de Lengua y Literatura recogió el galardón la profesora y coordinadora del Programa de Fomento a la Lectura del IES Zorrilla, Rosa Maroto Gutiérrez, de manos del alcalde de Valladolid, Óscar Puente.

Maroto agradeció este reconocimiento y toda la labor que desarrolla la feria del libro entre todos los profesionales ligados con el sector que sirve de impulso para continuar con su actividad: “Los escritores a su labor creativa, los escritores y libreros para definir sus estrategias de mercado y a nosotros, los profesores en la búsqueda mágica de ese libro maravilloso con el que cautivar a nuestros alumnos y de paso dar satisfacción a una actividad tan dura como la nuestra”, expresó en el Teatro Zorrilla.

Balance

La concejala de Cultura y Turismo, Ana Redondo, destacó la alta participación de los vallisoletanos en la 50ª Feria del Libro de Valladolid que concluyó esta tarde. Por esa razón, quiso rendir homenaje “a todos los lectores vallisoletanos que, a pesar de la lluvia y el mal tiempo, han sido fieles a esta cita anual”.

“Esta gran fiesta de la libertad y de la literatura, que es la Feria del Libro, se salda con record de ventas, por lo que me trasladan libreros y editores, y de participación y de debate en torno a la literatura y a la realidad”, destacó Redondo.

La concejala de Cultura, Ana Redondo.
La concejala de Cultura, Ana Redondo.

La responsable municipal de Cultura, insistió en que no se trata solamente de una feria mercantil, “también es una feria para reflexionar, analizar y entender la vida desde los ojos de aquellos que se dedican a pensar y lo transmiten en sus obras”, expuso Redondo, quien recordó que por el escenario del Teatro Zorrilla han pasado “los más importantes autores del panorama literario nacional, que han conversado con extraordinaria fluidez con el público que ha respondido fantásticamente”.

La ubicación de la Feria del Libro en la Plaza Mayor es, a juicio de la concejala, una de las claves del éxito de esta edición tan significativa por cumplir el 50 aniversario. “El sitio es fundamental. Hacer que la plaza sea el corazón de la intelectualidad es un acierto. No hay más que ver cómo la gente ha participado”, insistió.

También calificó como “un acierto” la decisión de ir acompañando de actividades musicales, teatrales y de danza. “Ha sido un aliciente también para acercarse a la plaza para ver qué ocurre porque aquí han estado pasando cosas a todas horas”

La concejala hizo énfasis en el esfuerzo especial en esta 50 edición ha dedicado a la programación infantil para que fuera “más ambiciosa, con actividades muy pensadas para niños y atractivas para que un niño que comienza se enganche a la lectura” y que también ha arrastrado a las familias.

Como retos de futuro, Ana Redondo expuso el propósito de establecer una fecha fija en el calendario fácilmente identificable por todos los ciudadanos. La concejala se mostró partidaria de hacerla coincidir con la festividad de San Pedro Regalado, como en la presente edición porque al incorporar la Feria del Libro a la Plaza Mayor en estas fechas se logra que “haya muchos más espacios donde suceden cosas interesantes para los ciudadanos y cada uno encuentre lo que más le satisface”.

En todo caso, aclaró que la decisión definitiva dependerá de la comisión organizadora en la que participan libreros, editores junto al propio Ayuntamiento, que serán quienes analicen los datos y tomen las decisiones más convenientes de cara al futuro.

No hay comentarios