Pedro Pastor en un momento de su actuación. FOTO: Antonio Macias
Pedro Pastor en un momento de su actuación. FOTO: Antonio Macias

La afirmación de la 'promo' se cumplió. La actuación de Pedro Pastor y Los Locos Descalzos fue más que un concierto, no por el hecho de que la presentación de 'SoloLuna'  estuviera arropada por Amnistía Internacional, VoluntArt y últimoCero... sino porque en lo estrictamente musical, sirvió para confirmar que Pedro Pastor ha dejado de ser 'Pedrito, el hijo de...', para convertirse en todo un artista.

Hace tres años, el 15 de abril de 2014, el Ateneo Republicano de Valladolid organizó un concierto -'Todos los abriles son nuestros'- para conmemorar el aniversario de la proclamación de la II República (14 de abril de 1931) y la Revolución Portuguesa (25 de abril de 1974). El guitarrista Alberto Blanco Bohigas  interpretó en la primea parte composiciones -algunas inéditas- del Grupo de los Ocho: Falla, Remacha,  García Ascot, Halffter, Salazar, Bacarisse, Pittaluga, Julián Bautista...  La segunda parte fue de Luis Pastor y João Afonso -sobrino de Zeca, autor de 'Grãndola Vila Morena'; con ellos venía un joven, alto, desgarbado, de educados ademanes... de nombre Pedro y apellido Pastor, que además de acompañar a Luis y João, fue invitado a interpretar dos temas propios.

Luis Pastor y Pedro Pastor durante "Mariposa de noviembre". FOTO: Antonio Macías
Luis Pastor y Pedro Pastor durante "Mariposa de noviembre". FOTO: Antonio Macías

Ayer, tres años después, en el mismo Teatro Zorrilla, fue Pedro Pastor el que invitó a su padre, Luis, a cantar con él. Poco que ver aquel joven que no había cumplido los 20 y que sorprendió con sus fraseos rapeados, al que se escuchó ayer,mucho más maduro, con las ideas muy claras y apoyado por tres solventes músicos, también muy jóvenes: Álvaro Navarro (guitarra eléctrica, flauta travesera, kalimba, coros...), Nico Martos (bajo, coros...) y Alan Denis (batería, percusiones varias, entre ellas la calabaza africana y el bombo leguero...).

Cuatro discos y cientos de actuaciones avalan la trayectoria y el desarrollo artístico de Pedro Pastor, que ha visitado desde aquella primera vez en varias ocasiones, Valladolid para presentar sus nuevas canciones. Pero siempre lo había hecho en diferentes garitos -Asklepios, La Piel del Oso...- o en la calle -para evitar el derribado San Juan de la Cruz-, pero hasta ayer no había habido oportunidad de escucharle en óptimas condiciones, con un buen sonido, en un escenario amplio, los espectadores en silencio y cómodamente sentados en un bello teatro,  etc.  Todas esas condiciones contribuyeron a poder apreciar la madurez que ha ido adquiriendo y que es posible que según crece artísticamente, las jovencitas que le seguían embelesadas en sus inicios y se sabían todas sus canciones se vayan distanciando; ayer, al menos no acudieron en masa.

No es descubrir nada nuevo decir que Pedro Pastor lo ha mamado desde pequeño por partida doble: materna (Lourdes Guerra) y paterna. Luis, el otro día recordaba que con 3 años su hijo había puesto la voz en una canción suya. Además ha heredado de forma espontánea, natural, la capacidad de sus progenitores para comunicarse con facilidad con el público, al que cautiva con su ternura, después de absorber los más diversos ritmos: de Brasil a Portugal pasando por Africa. También muy propio de su padre, pero con la gran diferencia de que Pedro va más allá.

Luis compuso a ritmo de cueca 'Mariposa de noviembre', dedicada a la gran Violeta Parra, y que fue el primer tema que padre e hijo hicieron ayer juntos, a capela, desde el patio de butacas. Pedro -que acaba de regresar de una gira por Latinoamerica- ha escrito 'Mariana', mujer argentina, y la canta a modo de chacarera. 

Hay otros ejemplos en 'SoloLuna'. Disco de once canciones, arregladas y producidas por Marcos Bayón, y que Pedro es capaz de hacer en directo manteniendo toda su gama de matices, gracias a Los Locos Descalzos, con los que muestra una total simbiosis.

 

Pedro Pastor recuperó algunos temas de anteriores trabajos discográficos, como 'Mi anarquía', del album 'La vida plena', que es una bellísima canción de des-amor, aunque el concierto finalizó con la combativa 'En las fronteras del mundo', de su padre, con quien cantó a dúo mostrando, este último, su veteranía en el escenario con bailes y gritos. Inmediatamente antes, los dos hicieron 'Centro', otro de los temas compuestos por Pedro e incluido en su 'SoloLuna'. Luis ha mantenido viva antorcha de los cantautores, sembrado simiente de futuro que ahora traspasa revisada.

Antes, Curioso Periplo, grupo con el que Pedro Pastor mantiene colegueo desde un primer momento, sobre todo con Nicolás de Torres, al que también invitó a subir al escenario en un momento de su recital para ofrecer 'Sin flor'.

Curioso Periplo durante su actuación en el Teatro Zorrilla. FOTO: Antonio Macias
Curioso Periplo durante su actuación en el Teatro Zorrilla. FOTO: Antonio Macias

Curioso Periplo, si se ha caracterizado por algo ha sido por la hermosa voz de Nico y el eclecticismo musical del grupo, compuesto por el saxofón de Charly  y Sito, que además de poner la voz a sus raps hace ahora escarceos con las percusiones, sin acabar de redondearlas, sea con el pandero cuadrado, la kalimba o los juguetitos religiosos orientalistas. Fuera de lugar la danza sufí que interpretó como si de un derviche turco se tratara.

Los tres -Nico, Charly y Sito-, que contaron con el apoyo de Diego Quintana (violonchelo y cajón) y Carlos Ortega(bajo), necesitan aclararse en qué es lo que quieren hacer y ponerse a trabajar en serio. Sería una pena que se diluya en vacuidades la voz de Nico, que ayer puso al servicio de la convocatoria del 27 de mayo, en la Playa de las Moreras, donde el Colectivo Indignado pretende reunir a 5.000 personas en homenaje a los 5.000 fallecidos en el mar Mediterráneo el pasado año.

Además, en distintas fases del espectáculo, Amnistía Internacional presentó su campaña #YoAcojo, y Alan Denis, batería de Pedro Pastor, informó de VoluntArt, asociación a la que pertenece y que ha trabajado con refugiados en Grecia.

Por todo esto, la actuación de Pedro Pastro y Los Locos Descalzos fue algo más que un concierto.

 

No hay comentarios