Militares y civiles el 25 de Abril del 1974 en Lisboa.
Militares y civiles el 25 de Abril del 1974 en Lisboa.

El activo Departamento de Portugués de la Escuela Oficial de Idiomas (EOI) de Valladolid acaba de editar el libro: 'O que fiz eu a 25 de Abril de 74', que recoge 26 testi-monios directos de otros tantos portugueses (15 mujeres y 11 hombres), en los que narran dónde estaban y cómo vivieron la Revolução dos Cravos.

Siempre ha resultado recurrente preguntar dónde se estaba en una efeméride histórica: el Mayo del 68, el 20 N, el Villalar de 1976... o en cualquier otra fecha. Sin embargo, la iniciativa del Departamento de Portugués de la Escuela Oficial de Idiomas (EOI) tiene otras connotaciones, como explica Concha López Jambrina, jefe del Departamento Portugués de la Escuela Oficial de Idiomas (EOI) de Valladolid.

El libro, editado, el pasado mes de abril por Didot, forma parte del intercambio pegadógico entre la Universidad Sénior Contemporánea de Porto y la Escuela Oficial de Idiomas de Valladolid, donde Concha López es profesora de portugués y directora del proyecto 'Nós-otros', que favorece espacios de diálogo entre las dos lenguas.

PORTADA, REALIZADA POR ESTEBAN GARCÍA Y ALBA MOCA

"Duas linguas e duas culturas que ficam a ganhar sempre que se fale olhos nos olhos", escribe Concha López en la solapa del libro 'O que fiz eu a 25 de Abril de 74'.

Las narraciones de los alumnos de la Universidad Sénior Contemporánea han sido traducidas por los alumnos de la EOI de Valladolid, tienen en común la confusión de los primeros momentos, la esperanza contenida y el estallido de alegría y euforia una vez que han pasado las horas y se confirma el triunfo del Golpe, el fin de la dictadura fascista más antigua de Europa y la guerra colonial en Guinea, Angola y Mozambique.

Las impresiones de los alumnos se han visto enriquecidas con siete opiniones. Entre ellas, la de Aurora Rodrigues, abogada presa por la PIDE en 1973 y en la actualidad magistrada del Ministerio de Justicia en Évora, que fue detenida el 3 de mayo del 73 en la Ciudad Universitaria de Lisboa. Tenía 21 años y que fue trasladada a la prisión de Caxias, donde fue torturada durante semanas sin que llegara 'a cantar' ni tan siquiera cuál era su domicilio.

"Durante muito tempo não respondía a esta pergunta. A partr de certa altura passei a dizer 'Não tenho nada que diezer à PIDE'. Nunca neguei qualquer filiação partidaria, qualquer posição política ou ideológica, nem confirmei. Não tinha nada para lhes dizer e eles não podiam obrigar-me". escribe Auroa Rodrigues.

Otro testimonio es el del musicólogo Mario Correira, autor de los cuadernos de música popular portuguesa 'A música tradicional na obra de José Afonso' y profundo conocedor del 'Canto de Intervenção'.

"Onde estávamos, pois, no 25 de Abril de 1974? Nun aqui  agora que tinha sede, muita sede de futuro. Juntos com todos aqueles -e eran muitos, eram multidão- que gritando ou dizendo não! Dessa forma denunciavam e resistiam como se cantava na trova de Adriano Correira de Oliveira", recuerda Mario Correira.

Porfirio Mendez da Silva, nacido el 10 de agosto de 1933 y  fallecido poco después de entregar su relato, en el que cuenta el cambio de siglo y su paso por Angola y Macao, concluye su escrito: 

-Até que enfim! a revoluçao está na rua!

Cartel de la Revolución de los claveles.
Cartel de la Revolución de los claveles.

El libro, cuyos beneficios por la venta irá destinada al Centro Comunitario São Cirilo en Porto -una ONG dicada a la ayuda de los refugiados- será presentado en la citada ciudad el próximo día 3 de junio, en la Universidad Sénior.

Concha López, en el prólogo del libro, dice que el primer recuerdo que guarda del 25 de Abril de 1974 es un niño rubio, desclazo, que intenta poner un clavel rojo en la boca de un fusil, imágen que se convertiría en icónica de laRevolução dos Cravos:

"O que posso dizer é que esta experiéncia renova em min a confiança no outro. A alegria, a generosidade e o entusiasmo para atender o meu pedido a que todas estas pessoas dedicassem un valiosíssimo tempo das suas vidas na crianção de um texto para construir este livrito e ofreceré-lo em troca de um sapato para esse menino que avança pola Europa descalço e de cravo mão contra tanta barbarie. Obrigada a todos por terem ido ao encontro dessa criança que nos diz que tudo é possivel, é só querer".

No hay comentarios