Julio Lázaro en 'Barataria', de Teatro Corsario.
Julio Lázaro en 'Barataria', de Teatro Corsario.

Entre las últimas andanzas del Quijote/Julio Lázaro estaban: organizar un homenaje a su amigo Inocencio, muerto a finales de enero; organizar también a los muchos alumnos que salieron de sus talleres en la Pilarica y la coordinación artística de “Sueños ahogados”, evento programado por el TAC, festival de calle. Dicho acto, promovido por el Colectivo Indignado de Valladolid, trataba de sanear las conciencias para recordar a los refugiados: los vivos y los ahogados. Ingresado en el hospital o en casa, fue capaz de trabajar en pos de la solidaridad. Así, el pasado sábado 27, a las 12:00 de la mañana, la playa de las Moreras se llenó. Julio murió a las 21:00 como si todo estuviera ya hecho. Sí, a las 21:00 entró en el mar y ya dentro volvió a exclamar: “Doña Dulcinea es la más hermosa mujer del mundo”.

Querido Julio, estate tranquilo. Ya me recordó Nieves, tu hermana, los datos de tu testamento: unos carteles de tus obras con Teatro Corsario y un capote para Dulcinea/Laura, tu hija… ¡Es tan poco!

Creo que fue en febrero cuando me llamaste para hablar. Tu carne se estaba yendo, pero tu cabeza palpitaba tan viva y tan serena que me estremecí. Comentaste: “estuve con el oncólogo y le pregunté sobre la enfermedad, ¿cuánto me queda de vida?, y me respondió que entre tres y seis meses. El protocolo se iniciará enseguida con quimio y radio. Contesté: Esto no me curará, ¿verdad? Así es. Entonces, si no es necesario no lo quiero. Con los paliativos estoy cubierto”.

En un mundo con la esperanza puesta en el dinero, en el G-7, en Davos, en SICAV, en Bolsas y dividendos, es muy difícil vivir. Julio ha mantenido intacta la pequeña utopía de la juventud: sobre la humanidad, los amigos, la enseñanza, el teatro…, las personas. Con Julio aprendí que amar se compone de querer y dejarse querer. Hay abrazos que no se olvidan y besos que quedan impresos en los labios para que aguanten las corrientes del Mediterráneo.

Tuve la suerte de despedirme de ti el jueves y me volví a tu último papel, don Quijote: “conocerse a uno mismo es el más difícil conocimiento que pueda imaginarse”. Más allá de los deseos fuiste tú quien me abrazaste mientras yo recorría tus huesos. Sonreí. Contigo estaban: Alberto Pico, Manuel Alonso, Fernando Urdiales, Paco de Ávila, Jesús Lázaro y tantos otros “corsarios”, porque, como escribió María Jesús Miján, “cada vez tenemos más amigos en la otra orilla”.

Si no te parece mal, sigue dejándote querer. Lo digo por nosotros más que por ti. Ahora es Sancho el que habla: “desnudo nací, desnudo me hallo; ni pierdo ni gano; sin blanca entré en este gobierno y sin ella salgo, al revés de como suelen salir los gobernadores de otras ínsulas. Digno dueño soy de mis actos. ¡Que quiero ser libre y gozar de gentes y soledades!”.

“Doña Dulcinea es la más hermosa mujer del mundo”.

Breve reseña biográfica

El veterano actor de Teatro Corsario Julio Lázaro ha fallecido en Valladolid en la tarde del sábado 27 tras una larga enfermedad. Licenciado en Historia Contemporánea por la Universidad de Valladolid, impartió esta materia en el Colegio San José durante varias décadas. Estudió en la Escuela de Arte Dramático de la misma ciudad, de la que más tarde fue profesor, y fue monitor de teatro en distintos grupos. Trabajó como actor en Azar Teatro, si bien su labor profesional más extensa la ha desarrollado en la compañía Teatro Corsario entre 2001 y 2017 con espectáculos como "Titus Andronicus", "Don Gil de las calzas verdes", "Celama", "La barraca de Colón", "Los locos de Valencia", "Pasión", "El caballero de Olmedo", "El médico de su honra", "Clásicos cómicos", "Teresa, miserere gozoso" y "Barataria". En televisión participó en series como "Este es mi barrio", "Manos a la obra", "Águila roja", "Isabel", "Lolita Cabaret", o "Vis a vis". En cine intervino en la película "Luz de soledad" y el documental "Corsarios". Recibió el Premio de la Unión de Actores de Castilla y León a la mejor interpretación masculina de 2015 por su participación en el montaje “Clásicos cómicos”.

Muere el corsario Julio Lázaro

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios