Imagen nocturna de la fachada del Museo Patio Herreriano. Foto: Jorge Ovelleiro
Imagen nocturna de la fachada del Museo Patio Herreriano. Foto: Jorge Ovelleiro

El Procurador del Común avala la actual gestión del Museo Patio Herreriano al archivar una queja en la que se planteaba que la actual comisión gestora usurpa funciones de dirección a los órganos de Gobierno de la Fundación del museo y se criticaba el no nombramiento de un nuevo director tras el cese de Cristina Fontaneda.

En una resolución fechada el 13 de junio a la que ha tenido acceso últimoCero el Procurador del Común indica que “una vez analizado el motivo de la queja y la información proporcionada” (en ningún momento se llega a identificar al autor o autores de la queja ante el organismo) “no se detecta irregularidad achacable a la actuación de esa Administración que requiera una decisión supervisora del Procurador del Común”.

El pronunciamiento del Procurador se produce después de haber recopilado información municipal en la que se deja claro que en la actualidad ninguna comisión gestora dirige el Museo Patio herreriano: “El trabajo ordinario de la Fundación se ha desarrollado, hasta el momento, con los trabajadores de la Fundación y con apoyo externo que le han proporcionado trabajadores del Ayuntamiento de Valladolid”.

Sobre el no nombramiento de un nuevo director, otro de los motivos incluidos en la queja ahora desestimada, el Ayuntamiento explica que “la no cobertura, inmediata, del puesto de director del Museo responde a un dato trascendental y es que, en octubre de 2016, no se conocía aún a ciencia cierta si el Museo Patio Herreriano iba a continuar siendo o no la sede de la Colección de Arte Contemporáneo (…) Despejada dicha incógnita, es cuando se ha puesto en marcha el proceso de selección de director”.

En su respuesta al Procurador del Común la concejala Ana Redondo deja claro que “sin conocer qué colección va a albergar el Museo Patio Herreriano no tiene sentido convocar la dirección a un medio-largo plazo. Así lo reconoce la introducción del Documento de Buenas Prácticas; Una primera buena práctica sería establecer previamente el proyecto cultural si se quiere afrontar en el equipamiento –en nuestro caso si la Colección de Arte Contemporáneo permanecía o no- . Solo a partir del trabajo que se ha venido realizando es como el Patronato podrá elegir y contratar la dirección artística de este museo, sostenido financieramente por el Ayuntamiento de Valladolid”.


Noticias relacionadas:

El grupo de trabajo del Patio Herreriano presenta sus bases para elegir dirección

 

No hay comentarios