La concejala de Sí se Puede, Gloria Reguero. Foto: Jorge Ovelleiro
La concejala de Sí se Puede, Gloria Reguero. Foto: Jorge Ovelleiro

El Grupo Municipal Sí se Puede Valladolid se muestra contrario a la propuesta presentada este lunes por la concejal de Cultura, Ana Redondo, de disolver las principales entidades culturales de la ciudad (Museo de la Ciencia, Patio Herreriano, Semana Internacional de Cine de Valladolid y Teatro Calderón) para integrarlas en la Fundación Municipal de Cultura y considera que tienen que explorarse otras vías para evitar la duplicidad de estructura y servicios.

Sí se Puede Valladolid, que lamenta que la propuesta se haya gestado y presentado públicamente sin análisis y debate previo, se muestra partidaria de la reorganización administrativa siempre que tenga como fin la apuesta por la transparencia y la eficiencia, "lo que en el caso del plan presentado hoy no ocurriría, al menos en lo que a la transparencia se refiere", critican.

“Apostamos por la reorganización del área de Cultura, pero consideramos imprescindible que se estudien otras opciones”, defiende la concejal de Sí se Puede Valladolid Gloria Reguero, quien recuerda que en muchas administraciones, las fundaciones pasaron a acaparar parte de la gestión pública de determinados servicios precisamente por las menores exigencias de transparencia que conllevan.

Además, añade que la fórmula legal de la Fundación no garantiza una buena organización ni gestión de los recursos, tal y como lo demuestra la existencia de un remanente de más de tres millones de euros en la Fundación Municipal de Cultura, y que la autonomía de funcionamiento de cada centro de la que se habla no queda en absoluto garantizada.

"En este escenario, es especialmente importante el abordaje de la gestión de los recursos humanos de cada una de las entidades por las peculiaridades que presenta su actual situación, en la que algunos profesionales acaparan tareas de muy distintas índoles en sus centros de trabajo. Hay que recordar que los cambios afectan a cerca de 80 trabajadores a los que hay que sumar los de las subcontratas, que en algunos casos trabajan desde hace más de una década para estas instituciones culturales", apunta la formación.

“No entendemos por qué se parte de un proyecto que parece ya cerrado sin haber explorado otras vías que permitan alcanzar la máxima transparencia y eficiencia y que no pasen por centralizar todo en una única figura legal que mantiene su naturaleza de organismo autónomo”, asegura Reguero, quien además pide más información y transparencia a la Concejalía a fin de conocer con detalle los efectos directos en lo que a los cambios en la gestión se refiere.

La concejal de Sí se Puede ha recordado cómo en septiembre del año 2015, Ana Redondo planteaba una profunda reestructuración del área, que podría incluso llevar a la desaparición de la Fundación Municipal de Cultura, y cómo años antes, durante su etapa como parlamentaria autonómica, la actual edil criticaba la creación de una administración paralela que, erigida en torno a la Fundación Siglo, concentraba toda la gestión cultural pública fuera de la propia Consejería.

Sí se Puede Valladolid lamenta que "esta opción se venda como la única posible para reorganizar un área, la de Cultura, que podría asumir la gestión directa de determinados organismos y que, dos años después, mantiene los mismos retos fundamentales que al inicio de la legislatura: aún no ha abordado ese espaldarazo definitivo a la actividad y gestión cultural del que se hablaba en el año 2015".


Noticias relacionadas:

La nueva Fundación Municipal de Cultura asumirá el Patio Herreriano, el Museo de la Ciencia, el Teatro Calderón y la Seminci

No hay comentarios