Momento de la clausura de Distrito 11. FOTO: Jorge Ovelleiro
Momento de la clausura de Distrito 11. FOTO: Jorge Ovelleiro

Dicen los responsables de Distrito 11 que su proyecto es más que una labor archivística, que su pretensión era crear arte a partir de la investigación. Dentro del laboratorio de investigación y creación de arte digital y cultura abierta bit:LAV 2017, coordinado por Alberto Marcos Cabero y Marta Álvarez, bajo el paraguas del Laboratorio de las Artes de Valladolid (LAVA) y con el Espacio Joven como centro de operaciones, un grupo de trabajo interdisciplinar integrado por una decena de personas ha llevado a cabo durante cuatro meses una intensa labor de documentación, formación e investigación sobre el emplazamiento del Antiguo Matadero, los barrios circundantes y los recuerdos de sus habitantes.

Durante la tarde de hoy, en el Espacio Joven, han presentado las conclusiones de su intenso trabajo para “liberar la memoria del Matadero”, como ha explicado Marta Ávarez, en la clausura de Distrito 11. Bajo la etiqueta creative commons, es decir, que se puede usar y difundir libremente, cada semana han ido desarrollando distintas actividades y dinámicas de trabajo cuyo resultado han reunido en formato web para ponerlas a disposición del vecindario o el resto de la ciudad.

Alberto Marcos y Marta Álvarez, coordinadores de bit:LAV. FOTO: Jorge Ovelleiro
Alberto Marcos y Marta Álvarez, coordinadores de bit:LAV. FOTO: Jorge Ovelleiro

Su punto de partida ha sido la inauguración del Matadero el 10 de julio de 1955, en un recorrido temporal hasta el momento actual en el que el espacio que antes ocupaba el desolladero lo ocupan el Espacio Joven, el Laboratorio de las Artes de Valladolid, la Piscina Municipal Benito Sanz De La Rica y el Centro de Mayores Zona Sur. Pero no solo eso, su investigación ha abarcado todas las barriadas colindantes.

Uno de los pilares fundamentales de su trabajo ha sido la asociación vecinal Reina Juana de La Zona Sur, una de las más antiguas y grandes de la ciudad, siendo la entidad con un vínculo más estrecho con el entorno, convirtiéndose su colaboración en “esencial” según ha agradecido Alberto Marcos en su presentación. Además, han contado con la colaboración con otras entidades para sus actividades como Arquitectura Valladolid que poseen en su web arquitecturaVA.es un gran archivo de los último ciento veinte años de la ciudad, Arquitectos por la Sostenibilidad con quien compartieron un paseo comentado por el barrio Cuatro de Marzo, Arquitectura Minúscula que analizan la ciudad a nivel urbanístico con niños, o los profesores Pablo de Castro y Carlos Sanz Aldea. Otra de las fuentes más recurrentes que han utilizado ha sido el Archivo Municipal de Valladolid, donde fueron inicialmente recibidos con extrañeza, aunque han destacado la excelente atención recibida. Han criticado, sin embargo, que el acceso a parte de esta documentación, tanto fotográfica como documental, dependa del pago de una tasa siendo “de todos, no solo a nivel municipal”, lamenta Alberto.

Imagen de archivo del Antiguo Matadero en la que se reconocen la estructura de la actual Sala Blanca del LAVA. FOTO: bit:LAV
Imagen de archivo del Antiguo Matadero en la que se reconocen la estructura de la actual Sala Blanca del LAVA. FOTO: bit:LAV

Tras la intervención del equipo de coordinación, ha sido el turno del de trabajo. Tania ha sido la encargada de presentar uno de los platos fuertes de Distrito 11, la Línea de Tiempo, un repaso a los hechos más representativos de la historia del entorno, como la construcción del antiguo estadio José Zorrilla, la creación del barrio 4 de Marzo o el cierre de las fábricas de Maggi y NICAS o la línea ferroviaria de Ariza. En ella tienen cabida también otros hechos significativos para la ciudad como el cierre de la Universidad en el 75 ante las revueltas estudiantiles o el tiroteo del Largo Adiós que le valió a la ciudad el apelativo de ‘Fachadolid’, además de otros relacionados con las comunicaciones como la instalación de las primeras cabinas telefónicas o la primera emisión de televisión desde Valladolid.

Ana, otra de las integrantes del grupo de trabajo, ha dado a conocer el mapa de la zona en el que han localizado distintos elementos ya desaparecidos, otros que se han ido transformando o los que existen en la actualidad. Entre todos estos espacios, ha destacado la imposibilidad de encontrar documentación sobre el Sanatorio del Doctor Quemada. Una de las partes más interesantes para los participantes de Distrito 11 han sido las entrevistas, según ha explicado Teresa. Ha destacado el testimonio de Teresuca, una vecina del barrio que les contó la formación de grupos de mujeres en los años setenta con el objetivo de tratar temas de planificación familiar. También han recogido las palabras de Carmen y Carlos de la asociación Reina Juana, un antiguo trabajador del matadero, la charla con el grupo de mujeres bolilleras, Carlos de Miguel del actual Espacio Joven y vecino de la zona o el arquitecto responsable de la transformación del antiguo Matadero en el espacio actual con sus distintas dotaciones.

Equipo de trabajo de Distrito 11. FOTO: Jorge Ovelleiro
Equipo de trabajo de Distrito 11. FOTO: Jorge Ovelleiro

Otro de los integrantes de Distrito 11, Joaquín Posac, ha centrado su recuerdo en la época en que el Real de la Feria de ubicaba en el barrio de La Rubia, sobre todo la música que sonaba entonces que ha reconocido “condicionó mi trayectoria profesional”. Su curioso trabajo ha consistido en una grabación desde lo que era la mondonguería del matadero hasta el antiguo emplazamiento de los carruseles y las casetas regionales, a partir de la cual ha realizado una pieza de experimentación y creación sonora convirtiendo los sonidos que fue recogiendo en notas y armonías. Chucho Nieto se ha encargado de que todo este material recopilado tenga un espacio en la red, accesible desde la dirección bit.ly/d11va, para poderse difundir y consultar. Esta página condensa todo el trabajo, como los documentos ‘Una historia del matadero racionalista de Valladolid’ y ‘AA.VV. Reina Juana Zona Sur, un recorrido por el movimiento vecinal’, así como la Línea de Tiempo, el Mapa D#11 o una sección de contacto mediante la cual pueden enviarse correcciones o nuevos aportes al archivo existente. Desde esta web se puede acceder también al archivo fotográfico alojado en Flickr o los archivos digitalizados como la revista “Desde el Sur” que editaba la asociación vecinal.

La satisfacción de todo el equipo responsable y de trabajo era evidente, así como la ingente cantidad de documentación generada, aunque la falta de tiempo ha hecho que algunas cosas se queden en el tintero o estén pendientes de publicar. Además de esta presentación de la obra creado, desde bit:lav pretenden realizar una exposición en el Espacio Joven el próximo mes de enero. Como fin de fiesta, Joaquín Posac ha hecho sesión titulada “Real de la Feria ’87” inspirada en la música que sonaba en aquella época.

No hay comentarios