Una de las ediciones anteriores de Laborratorrio. FOTO: La Criminal
Una de las ediciones anteriores de Laborratorrio. FOTO: La Criminal

El proyecto Laborratorrio cierra la temporada, hasta que retomen su actividad en septiembre u octubre, con una sesión al aire libre, hoy miércoles 12 a las siete de la tarde, para crear de una forma distendida y divertida contenidos artísticos a partir de ciertas premisas que desvelarán al inicio. El proyecto se enmarca dentro de la actividad de La Criminal, un colectivo vallisoletano que busca la generación de dinámicas de estimulación creativa multidisciplinar, trabaja en los ámbitos de la narrativa, la ilustración y el cómic tanto en proyectos desarrollados por el colectivo como en las convocatorias abiertas que lanza de manera periódica.

El fin es que la gente asista a las sesiones para participar en el juego que Laborratorrio propone. Suelen ser restricciones de palabras, formato e imagen, por lo que las creaciones propuestas tienen ciertas pautas restrictivas en cuanto a personajes o situaciones que se tienen que desarrollar, además del tiempo que también es, evidentemente, limitado. La idea procede de la actividad de dinámica similar Birra y Borra que organizaba Primo, también del colectivo La Criminal, en el bar Beluga. Aunque en el caso de Laborratorrio además se busca sacar algunas conclusiones de cada edición para elaborar con el tiempo algún libro o manual de sugerencias para que la gente desde su casa pueda emplearlo para sus creaciones.

Cuarta sesión de Laborratorrio
Cuarta sesión de Laborratorrio

Isaac González, uno de los integrantes de La Criminal, pone de ejemplo la pauta que usaron para la anterior sesión de Laborratorrio: “A partir de titulares políticamente correctos, en vez de llevarlo hacia lo políticamente incorrecto, hacer el camino inverso, hacerlo todavía más correcto y llevarlo ya casi al absurdo, tomar un elemento que ya existe para crear otra cosa”. Para esta sesión avanza que versará sobre la creación de un relato corto en el que cada participante ha de realizar una parte y pasarla a otro compañero para ir completando así cada creación. “De momento no ha llegado a fanzine, pero yo creo que de esta última sesión, si sale algo chulo, intentaremos luego recopilarlo”, avanza Isaac.

Laborratorrio no es ni un concurso para ver quién es el mejor ilustrador o relatador ni un taller formativo: “Aquí no venimos a aprender a dibujar, nosotros no vamos a dar clase de nada, es sugerir una norma o una restricción y a partir de ahí salir de la zona de confort”, explica remarcando el carácter libre y distendido de la quedada. Es más, para esta última han querido darle un carácter también de merendola. Se desarrollará al aire libre, en la zona del Pisuerga cercana al Puente Colgante, en el parque que está justo al comienzo en la margen izquierda de río, por lo que invitan a llevar “bebibles y comestibles” para compartir.

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios