La concejala de Cultura, Ana Redondo, en el centro, durante la presentación de la muestra.
La concejala de Cultura, Ana Redondo, en el centro, durante la presentación de la muestra.

La Sala Municipal de Exposiciones de las Francesas de Valladolid, presenta desde hoy jueves 13 de julio, la exposición “Diseñando la Revolución. Carteles cubanos 1960-1990" compuesta por un centenar de carteles de la revolución cubana, pertenecientes a la Colección Mª José Velloso y Luis Posadas.

La exposición de carteles cubanos que se presenta está articulada en tres ámbitos:

En el primero hay una aproximación a una revolución victoriosa. A un tiempo de ilusiones y de luchas. Son carteles beligerantes, combativos y muy directos en su mensaje a la población. Mensajes que exaltan el proceso productivo y económico de la revolución. El papel de la mujer en este proceso se plasma en los carteles de la federación de Mujeres Cubanas (FMC).

En el segundo se engloban los carteles de la solidaridad internacional.

A mediados de los años sesenta se celebra en La Habana la Conferencia Tricontinental y Cuba intervine directamente tanto en los procesos de descolonización como en el apoyo a movimientos guerrilleros en Asia, África y América Latina.

A través de la OSPAAAL, institución de carácter internacional (Organización de Solidaridad de África, Asia y América Latina), se difunden en todo el mundo carteles ensalzando la lucha popular de estos continentes.

En el tercer apartado se incluye una miscelánea de grafismo cubano en el ámbito cultural. Carteles de cine, exposiciones, documentales etc.

La colección “diseñando la Revolución” presenta en los tres apartados una explosión de color, de luminosidad, de vida que, con independencia del propio proceso revolucionario,  transporta a la historia reciente de la Mayor de las Antillas.

Según los organizadores de la muestra "dentro de la Historia del arte en Cuba y sobre todo en los años 60, hay una manifestación gráfica que no se puede obviar, es el cartel, que ocupa un espacio fundamental debido a sus conquistas expresivas y conceptuales". "Resulta imprescindible definir el cartel como un anuncio con imágenes de impacto visual o sarcasmo que invite al transeúnte a mirar y reflexionar sobre lo que se quiere transmitir, que se imprima un número determinado de veces y se coloca en lugares públicos con el objetivo de divulgar lo que se anuncia. En ese mismo orden estético, el artículo apuntará solamente a las obras que han trascendido por sus valores artísticos a la Historia del arte en Cuba y no a los anuncios ilustrados que se publicitan como carteles", se dice.

La ocupación del diseño gráfico del cartel en Cuba, con una autentica función social comunicativa para persuadir, exhortar y sugerir y como género expresivo de manifestación artística floreció con el triunfo de la Revolución, el 1 de enero de 1959. A partir de ese momento en su codificación visual se le atribuyeron elementos pictóricos y signos gráficos que reflejaron los nuevos cambios políticos, económicos y sociales.

De esta manera, la revolución cubana intentó transmitir su ideario a la población de la isla y al mundo entero y la cartelería representó un instrumento de primer orden. Gracias al cartel se puede seguir cronológicamente la historia de lo que ha sido considerado como la última revolución romántica del siglo XX.

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios