Reciente concierto de la OSCyL en la Plaza Mayor de Valladolid. Foto: OSCyL
Reciente concierto de la OSCyL en la Plaza Mayor de Valladolid. Foto: OSCyL

El pasado 21 de mayo, la consejera de Cultura y Turismo, María Josefa García Cirac, presentó la programación de la temporada 2017/2018 de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León y dejó claro que el objetivo de la Junta en la próxima temporada es “superar” la programación de la actual temporada, con una propuesta musical que atraiga nuevos públicos. Y puede que lo consiga, pero no será con los mismos músicos, ya que 10 de ellos, que venían encadenando contratos precarios por obra y servicio, no seguirán.

Así se lo ha comunicado la Fundación Siglo de quien depende la orquesta y con quien ha sido imposible alcanzar un acuerdo para que se repitiera lo mismo que había venido ocurriendo en los años anteriores: los contratos que se extinguían en verano, volvían a firmarse al comienzo de la temporada.

La portavoz de la Comisión de Cultura de Podemos en las Cortes de Castilla y León, María José Rodríguez Tobal ya ha formulado varias   preguntas parlamentarias en relación a la plantilla de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León, recogiendo el malestar de la misma por el despido inminente de estos diez jóvenes talentos por parte de la Fundación Siglo para el Turismo y las Artes de Castilla y León.

"La Dirección General de Políticas Culturales de la Junta de Castilla y León, se lava las manos mientras la Fundación Siglo despide a 10 jóvenes talentos que hasta el pasado viernes formaban parte de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León", explica la procuradora.

“La precariedad de los contratos temporales por obra y servicio que durante años han sufrido los músicos más jóvenes de la OSCYL ha concluido con su despido a pesar de la existencia de un convenio que establece el número de músicos fijos necesarios para el desarrollo de los programas previstos para los conciertos”, recuerda la procuradora de Podemos.

La Junta de Castilla y León, institución que debiera ser ejemplo de buenas prácticas y justicia laboral, ha permitido que su administración paralela en materia de Cultura, la Fundación Siglo para el Turismo y las Artes de Castilla y León haya minado los derechos de 10 jóvenes talentos musicales de formación exquisita, poniendo de manifiesto que los fines fundacionales de apoyo y promoción de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León, no son más que mera palabrería”, sentencia Rodríguez Tobal.

Los 10 músicos forzados a abandonar la OSCyL son todos ellos jóvenes, españoles, tres e ellos de las provincias de León, Zamora y Salamanca, que, en algunos casos, tuvieron que superar hasta tres procesos selectivos o pruebas para poder acceder a la orquesta.

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios