Andrés Sudón. FOTO: Jorge Ovelleiro
Andrés Sudón. FOTO: Jorge Ovelleiro

La historia de Dudas Pop es asimilable a la de su autor, Andrés Sudón, la del pertinaz esfuerzo y sacrificio por hacer que el arte vea la luz, por hacer del esmero por cada arreglo, cada palabra, cada acorde, su bandera. El cantautor salmantino pero afincado en Madrid donde, entre otros proyectos, dirige el micro abierto del emblemático Libertad 8, llegará al Kafka de Valladolid el miércoles 18, desde las 21 horas y con entrada libre hasta completar aforo, para presentar en directo su recién editado Dudas Pop.

Este trabajo da una vuelta de tuerca a lo que habían sido sus discos hasta la fecha, lanzándose a la experimentación, recurriendo a la electrónica y otros sonidos cotidianos que logran crear un contexto acústico para sus elaboradas composiciones. Dudas Pop cuenta, además, con importantes colaboraciones, como el desbordante talento de Javier Álvarez, a quien la canción de autor en castellano tiene aun pendiente más de un reconocimiento, Marta Plumilla, asidua compinche musical de Andrés Sudón, o el también cantautor Javier Fernández Fernández. En la víspera de su retorno en solitario a los escenario de Valladolid, hablamos con él.

Al fin se editó Dudas Pop, ¿qué camino han recorrido estas dudas hasta poder ver la luz?

El disco lo pudimos grabar gracias a un concierto que hicimos en la Fídula [emblemático bar madrileño en el circuito de cantautores], lugar donde grabamos el disco también, y todas las personas que entraron al concierto, y las que participaron en una fila cero para la gente fuera de Madrid, esa misma noche desde el escenario les enviamos con un portátil el disco recién grabado, recién masterizado, un año antes de que se publicara. Yo le pedí a la gente que, por favor, enviaran el disco a todas aquellas personas que pudieran estar interesadas en un disco como éste. Por lo que yo se, llegó a unas 300 o 400 persona que disfrutaron de Dudas Pop en su primera versión, porque luego el disco lo publicó la discográfica Malvadas Ardillas y ellos hicieron una remasterización espectacular con Gonzalo Lasheras.

La producción es mucho más arriesgada que anteriores trabajos, arrancando incluso con arreglos electrónicos, ¿quienes habéis sido los encargados de crearlo y grabarlo?

El disco está producido por Gabriel Vidanauta, que es un cantautor y productor muy loco, una persona muy seria con la que se puede trabajar muy bien. Yo quería hacer un disco en el que primara la guitarra española y que estuviera aderezado con arreglos que fuera fieles al contenido de las canciones, entonces Gabriel y yo, poco a poco, fuimos construyendo esas canciones que ahora se pueden escuchar.

Los hermanos Suso y Andrés Sudón durante su concierto conjunto en el Desierto Rojo. FOTO: Jorge Ovelleiro
Los hermanos Suso y Andrés Sudón durante su concierto conjunto en el Desierto Rojo. FOTO: Jorge Ovelleiro

Las nuevas generaciones que a día de hoy se encuentran con tu música, paradógicamente de la mano de tu hermano menor Suso Sudón, no creo que conozcan que llevas ya más de20 años en la canción de autor.

No, claro, para mucha gente soy un artista nuevo, aunque llevo casi 22 años en los escenarios. Me estoy empezando a dejar ver ahora, gracias a que Malvadas Ardillas apostó por mi sacamos este disco, me decidí a hacer esta gira, gracias efectivamente a mi hermano salí de Madrid y empecé a visitar diferentes ciudades y aquí estoy de gira como un artista nuevo realmente. Se podría decir que Dudas Pop es mi primer disco de verdad, aunque tengo otros trabajos anteriores que están muy bien, esto es con lo que me lanzo al gran público.

De hecho, has actuado en muchos bares de Valladolid, algunos de ellos ya cerrados o sin programación a día de hoy.

Es cierto, en los años 90 visitaba Valladolid mínimo una vez a la semana durante dos o tres años, y he tocado en sitios como el Contrastes, El Tío Molonio, El Café Lisboa, no se si todavía existe alguno de esos, o la Taberna Irlandesa de Parquesol, y allí en esos lugares he hecho muchos conciertos, muchísimos, pero ya te digo, en los años 90.

¿Te consideras un cantautor de corte clásico? Me refiero, heredero de la tradición de trovadores con una carga importante de pura poesía acompañada de una guitarra arpegiada. Aunque, como dije al principio, en Dudas Pop se percibe mucha más experimentación y ruptura en lo musical.

Sí, la verdad es que sí, yo me considero un cantautor de corte clásico, lo que pasa es que como soy una persona nueva que viene de la tradición de todos esos cantautores, inevitablemente estoy haciendo cosas nuevas. Pero estoy muy apoyado en esa música que me ha influido muchísimo, como Silvio Rodríguez, Joaquín Sabina, Luis Eduardo Aute y esas canciones que lleva uno en las venas. Pero a la vez no creo que sea un cantautor clásico, creo que es bastante transgresor lo que hago

Y esta vertiente en la producción del disco la trasladas al directo con la loop station además de la guitarra.

El oyente que esté acostumbrado a escuchar el disco no va a echar casi nada de menos, como en el disco prima la guitarra, y la guitarra tiene unos arreglos tan cuidados, pues casi ni se va a notar. Sin embargo sí que llevo un par de bases electrónicas grabadas y sí que monto algunos loop para dar un poco de color y que recuerde aun más al disco todavía. Pero vamos, la persona que escuche Dudas Pop en su casa y llegue allí va encontrar básicamente lo mismo pero hecho en directo.

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios