Participantes en la mesa redonda en la que se ha abordado el papel de la mujer en el cine. Foto: Gaspar Francés
Participantes en la mesa redonda en la que se ha abordado el papel de la mujer en el cine. Foto: Gaspar Francés

Ha tenido lugar en el salón de los espejos del Teatro Calderón una interesante mesa redonda sobre el papel de la mujer en la industria del cine. Con anterioridad y por mediación de la revista de cine Caiman se había presentado a los medios un innovador dossier sobre las cifras reales de la presencia de la mujer en una industria, la del cine, tradicionalmente muy patriarcal. Para comentar sus experiencias, Jara Yañez de la revista Caiman ha reunido a un grupo de diversas mujeres, representativas de distintos oficios cinematográficos (productoras, directoras, operadoras de fotografía, directoras artísticas, actrices...) que han puesto en común sus experiencias en la profesión. La mesa redonda la abrió Javier Angulo quien volvió a reivindicar que los datos ofrecidos por Caiman, que se publicarán próximanente, sirvan para que finalmente se materialicen medidas legales con la dotación presupuestaria correspondiente.También aprovechó para publicitar el libro Mujeres cineastas del siglo XXI, recientemente editado por Seminci en colaboración con la revista Caiman.

A continuación la productora María Zamora (Estiu 1993) hizo referencia a su propia experiencia con el machismo en el mundo del cine, precisamente cuando “Tuve enfrente al primer equipo de producción de mi vida con ciertas miradas, comentarios... que inicialmente pensé que se debían a mi inexperiencia, pero que sé que no se los hubieran hecho a un hombre”. También destacó el escaso número de producciones encabezadas por mujeres, así como apostó decididamente “en favor de medidas de discriminación positiva y comités paritarios en la industria del cine”.

Pilar Revuelta, directora de arte de películas como El Laberinto del fauno, se mosttó privilegiada por dedicarse a un oficio como el suyo, donde tiene a muchas personas a su cargo y donde la confección de equipos obedece a cuestiones de competencia profesional más que de sexo o condición sexual. No obstante reconoció haber sentido en los sets de rodaje “cierto paternalismo por el mero hecho de ser mujer".

La actriz Ana Gracia, rostro popular de muchas series de televisión, ofreció un retrato muy amargo de la profesión de actriz en España y no dudó en reconocer que la discriminación a la mujer, por su edad, es una losa muy pesada para las actrices que superan los cincuenta. Las actrices jóvenes no lo tienen nada fácil tampoco hoy en día, frente a los años “ochenta cuando la industria no era tan cruel y la actrices no eran de usar y tirar como ahora”. La popular actriz ofreció descorazonadoras cifras sobre el porcentaje de mujeres con papeles en el cine español . ”Hasta los 35 años el 60% de los personajes son masculinos y el 40% femeninos. Con la edad el porcentaje decade dramáticamente para pasar a un 70-30 a partir de los 55 años”.

La directora Chus Gutiérrez se mostró hastiada de acudir a mesas redondas que no  cambian nada y apostó por cambiar las cosas desde la propia acción de las profesionales. Para ello puso como ejemplo la labor de empoderamiento femenino que llevó a cabo su equipo de producción durante el rodaje de Retorno a Hansala, en el que las mujeres de Hansala ,al ver cómo otras mujeres podían ejercer poder, pidieron exactamente lo mismo a su consejo de ancianos local.

Muy desgarrador fue también el testimonio de la directora de fotografía Raquel Fernández Nuñez, quien pese a ser una de las profesionales con mayor prestigio en su sector, tuvo que emigrar a los Estados Unidos y China cansada de que su condición de mujer supusiera un handicap en su desarrollo profesional. Ni tan siquiera su reciente participación en la producción de la pelicula Las Furias de Miguel del Arco parece haberla abierto las puertas de industrial del cine español.

Coral Cruz insisitó en que, aunque hay bastantes mujeres guionistas en el cine y la televisión españolas, todavía la mayoría de los papeles y de las historias que se cuentan responden a patrones culturales en los que la mayoría de las mujeres de hoy en día no se sienten debidamente representadas.

Por último se abrió un turno de ruegos y preguntas donde se debatió el papel que las mujeres deben representar en el futuro del cine español.

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios