Ziad Doueri ha presentado en Sección Oficial L'insulte.
Ziad Doueri ha presentado en Sección Oficial L'insulte.

El que fuera ayudante de dirección de Quentin Tarantino Ziad Doueri ha presentado en Sección Oficial L'insulte, un drama judicial de transfondo político que nos sumerge en la traumática historia de la república libanesa cuya historia reciente viene marcada por un conflicto étnico, religioso y político entre diversas comunidades cristianas, musulmanas y palestinas. Es también una película con clara intencionalidad política que busca concienciar al espectador sobre los riesgos de caer presa de los discursos del odio excluyente hacia el diferente. La película nos cuenta el enfrentamiento entre un mecánico perteneciente a la comunidad cristiana y un refugiado palestino inicialmente surgido de un controversia doméstica, pero en la que subyace un odio político y religioso. Toni es un mécanico vinculado a un partido cristiano ultraconservador que sostiene posiciones xenóbas contra la minoría palestina refugiada en el pais. Yasser es un refugiado palestino que en su juventud estuvo vinculado a la lucha de la OLP en tierras jordanas. Entre ambos media un abismo de incomprensión y recelo mutuo, cuyo trasfondo es la propia historia entre las dos comunidades a las que pertenecen y que en la película se desarrolla con bastante extensión. Este inicial conflicto deriva en un enfrentamiento judicial en el que se ven inmmersos los dos abogados de ambas partes, que curiosamente son padre e hija y entre los cuales también hay diferencias políticas de calado. La estructura de la película es la de un drama judicial al uso, con dos abogados empeñados en justificar las motivaciones de los comportamientos intolerantes de sus clientes. Lo más interesante de la película no es éste desarrollo, bastante convencional pero en general bien narrado, si no las lecturas políticas que el director quiere mostrarnos y que apuntan a la responsabilidad colectiva que tienen las narrativas de los conflictos a la hora de producir odios enconados que son muy difíciles de contrarrestar racionalmente. El final de la película es algo tramposo y un tanto incoherente con el desarrollo de la película pero “políticamente aceptable”, a fín de no herir susceptibilidades ni palestinas ni cristianas. También se trata de una nueva película donde se dignifica el papel de la mujer, pues son las esposas de ambos protagonistas quienes más sufren el conflicto y más constructivas se presentan a la hora de intentar reconstruir sus vidas destruídas por el odio. L´ insulte es una película más interesante por el fondo político que por sus méritos cinematográficos.

Le doulos, un título escencial en la filmografía del francés Jean Pierre Melville.
Le doulos, un título escencial en la filmografía del francés Jean Pierre Melville.

La jornada de ayer de la Seminci fue la fecha escoida por el festival para llevar a cabo su reducido homenaje al gran realizador francés Jean Pierre Melville. Dicho ciclo incialmente iba a comprender 9 películas de su filmografía, que está compuesta por 13 largometrajes y un corto. Al final el festival sólo proyecto Le doulos, un título escencial en la filmografía del francés, y su corto Vingt-quatre heures de la vie d'un clown, basado en un relato corto del escritor Stefan Zweig, junto con dos documentales sobre la vida y la obra de Melville, In The Mood for Melville y Sous le nom Melville.También estaba prevista una mesa redonda sobre el director con la presencia de Laurent Grosset, sobrino del director y presidente de la fundación Melville, el historiador del cine Rui Nogueira autor del influyente libro Melville on Melville y JF Montero, autor de otro gran libro más reciente sobre el realizador francés, Crónicas de un Samurai. Dicha mesa redonda fue cancelada por el festival a última hora y sin justificación alguna por parte del festival.

Melville es uno de los cineastas más influyentes de la historia del cine francés, autodidacta en el mundo del cine, fue miembro de la resistencia francesa y productor independiente de sus propias películas, algunas de las cuales como El silencio del mar son consideradas como precursoras del llamado cine de autor de la Nouvelle Vague. A pesar de que sus primeros trabajos más experimentales como el corto 24 horas en la vida de un payaso o Los niños terribles, con guión de Jean Cocteau, influyeton mucho en autores como Truffaut o Godard, su reconocimiento internacional vino de la mano de su conocidas películas policiacas protagonizadas por grandes actores del cine francés como Lino Ventura, Alain Delon o Jean Paul Belmondo. Le Doulos, protagonizada por Belmondo, es el primer gran noir dirigido Melville, al que le seguirían películas míticas como Hasta el último aliento o las mil veces imitadas El silencio de un hombre o Círculo Rojo. Directores como Quentin Tarantino en Reservoir Dogs o Jim Jarmusch de The Limits of control se apropian claramente del arquetipo del héroe Melvilliano, encarnado por Alain Delon en su interpretación del asesino a sueldo Jeff Costello en El silencio de un Hombre. Sin desdeñar tampoco la enorme influncia que Melville ha ejercido en el llamado cine asíatico, especialmente en el cineasta de Hong Kong, John Woo, autor de Un mañana mejor o los directores coreanos Park Chan-Wook o Lee Jeong-Beom .

Antes de proceder a la proyección de Le doulos, Laurent Grosset desgranó algunas de las claves del cine de su tío. Su cinefila compulsiva (se ponía literalmente enfermo si no veía cinco películas al día) o las difíciles circunstancias en las que Melville se inició en el cine francés, fuertemente gremializado a finales de los años 40's y con muy pocos medios lo que le obligaba a reutilizar película fotográfica o a recurrir al doblaje. Grosset también destacó las difíciles relaciones de Melville con sus actores estrella como Lino Ventura o Belmondo. Una lástima que un festival que se dice de autor no hay llevado a cabo el homenaje que se merece un autor en mayúsculas como es Melville.

No hay comentarios