Pinchada de Shakin' Piñas. junto al Vj Héctor de la Puente. FOTO: bit:Lav
Pinchada de Shakin' Piñas. junto al Vj Héctor de la Puente. FOTO: bit:Lav

A modo de clausura alternativa de la 62 Seminci, desde bit:Lav organizaron una muestra de Live Cinema en el Laboratorio de las Artes de Valladolid durante la tarde-noche del sábado 28 que se extendió hasta la madrugada, lejos de la pomposa gala de clausura que se desarrollaba en el Teatro Calderón.

El live cinema es una de las tendencias de vanguardia en el ámbito cinematográfico. Consistente en la realización audiovisual en directo en la que el artista, o colectivo de éstos, mezcla vídeos y música en vivo. Esta práctica genera una experiencia performativa audiovisual en tiempo real que propone una nueva narratividad, generalmente no lineal, de la imagen en movimiento.

Momento de ‘Dystopia/Utopia’ de Die! Goldstein. FOTO: bit:Lav
Momento de ‘Dystopia/Utopia’ de Die! Goldstein. FOTO: bit:Lav

Marta Álvarez, miembro de bit:Lav, destaca el carácter pionero de este ciclo en un certamen como Seminci: “Hay festivales tipo Sonar, Eufònic o S8, que trabajan con otras formas de entender el audiovisual y sí que incluyen iniciativas de este tipo”, explica la coordinadora, “son festivales de artes digitales y de música electrónica, pero en realidad la base, que es audiovisual, no se trabaja desde los festivales de cine”.

La muestra se fue alternando entre la Sala Multiusos, donde se realizaron las pinchadas de Shakin' Piñas e Intronauta Dj ilustradas por el vj Héctor de la Puente, con la Sala Concha Velasco del LAVA, lugar de las sesiones en directo a cargo de Die! Goldstein (Granada/Berlín), Marta Verde & NegroNegro (Madrid) y Paulo Furtado & Pedro Maia & Rita Lino (Lisboa/Berlín). Entre medias, se mostraron distintos videoclips realizados por Juan Carlos Quindós. Las actividades en la sala Concha Velasco culminaron con la charla, coordinada por Alberto Marcos, en la que participaron Juan Carlos Quindós, Paulo Furtado y Pedro Maia.

El Live Cinema a debate

Mesa de debate Live Cinema en el Salón de los Espejos del Teatro Calderón. FOTO: Seminci
Mesa de debate Live Cinema en el Salón de los Espejos del Teatro Calderón. FOTO: Seminci

Esta vanguardista tendencia cinematográfica fue la protagonista de las mesa de debate que se celebró el pasado miércoles 25 en el Salón de los Espejos del Teatro Calderón. El equipo de coordinación, formado por Marta Álvarez y Alberto Marcos, resumen algunas de las conclusiones del encuentro en el que participaron Iury Lech, director del Festival MADATAC e integrante de la red europea AV node, Natalia Piñuel, cofundadora de Playtime Audiovisuales y responsable del festival She Makes Noise, y la artista Xarlene, que forma parte de la plataforma #SupportVisualists.

Ideas o claves, extraídas por el equipo de coordinación, que se compartieron en la mesa de debate sobre Live Cinema en la 62 Seminci

  • El live cinema es una práctica de realización de vídeo y música en directo relacionada con la disciplina del cine expandido -estudiando por Gene Youngblood- que se puso en práctica en las décadas de los 60 y los 70 y que, como él, conserva en su nombre la confusa palabra “cine” cuando ya no está claro a qué corresponde ésta. Su objetivo es expandir la experiencia del cine, sacar a las visuales de la pantalla. Podríamos más bien denominarlo nuevas prácticas audiovisuales o bien nueva imagen audiovisual, que no entiende de disciplinas cerradas sino que coloca la hibridación en el centro.

  • Si se entiende por cine a la completa industria del audiovisual que se exhibe en salas y que basa su ganancia económica en la producción de metrajes que apelan al público por su emocionalidad y no tanto por su raciocinio -entendido como capacidad crítica-, basadas en estructuras sencillas, narrativas lineales y personajes cliché, el cine ha muerto. Ha muerto el aparato tradicional del cine.

  • El cine, que si bien nació como experimentación tecnológica, pronto alcanzó una cómoda institucionalización que ha encorsetado tanto su producción como su recepción; desligándose de su esencia experimental que es eminentemente democratizante. No obstante, la experimentación audiovisual ha continuado fraguándose desde las vanguardias, desarrollándose un cine expresionista, surrealista, constructivista, estructural… que, como recuerda Vicente Sánchez Biosca, no han sido objetos de estudio en la misma medida que las vanguardias plásticas y han dado, sin embargo, grandes nombres como Segundo de Chomón, Val del Omar o Basilio Martín Patino en el ámbito español.

  • El auge de estas prácticas hoy está vinculado a las posibilidades de internet y al software y la cultura libres, que permiten una mayor democratización de los medios audiovisuales.

  • Aunque ya el cine mudo fuera acompañado por música en directo, actualmente se vincula el live cinema a la cultura de clubs donde la figura del video-jockey (VJ) o visualista acompaña al disc-jockey (DJ). Es por eso que los visualistas tienen un papel especial en la escena de la electrónica, supeditados sin embargo a la música siempre, hasta el punto de no aparecer en los carteles. Por ello nació la plataforma #SupportVisualists, para visibilizar la figura del visualista y profesionalizarla. Más allá de una simple visibilización, plataformas como Playtime AV trabajan por colocar a los visualistas a la altura de cualquier otro creador y por centrar en la imagen la importancia, frente a la música.

  • El interés de incluir en Seminci un ciclo de Live Cinema estriba no sólo en expandir el concepto del cine y renovarse pudiendo atraer nuevos públicos o reflexionar sobre los límites y posibilidades del cine, sino también por colocar al audiovisual en el centro de las prácticas de vanguardia. No en vano, el live cinema es reconocido e impulsado en festivales de electrónica como el Sónar (Bcn) o el LEV (Gijón), o bien de artes como el MIRA (Bcn) o la Transmediale (Berlín), por ejemplo.

  • Por último, pero no por ello menos importante, es de notar que la mujer nunca ha sido relacionada con la creación tecnológica sino con su consumo, y especialmente el doméstico. Desde Ada Lovelace, pionera de la programación informática, hasta creadoras como Delia Derbyshire pionera de la electrónica, la mujer se ha ido empoderando de la tecnología en términos creativos. Hoy son muchas las mujeres que trabajan en este campo entre las que podemos destacar a Alba G Corral, Mia Makela, Blanca Rego, Agnés Pe, Blanca Regina o Florence To, y sin embargo es escasa o desigual la programación en la que están presentes. Plataformas como Female Pressure puesta en marcha por Electric Indigo buscan la visibilización de mujeres, personas trans y no-binarias que trabajan en música y artes electrónicas; pero también programaciones especializadas como She Makes Noise (La Casa Encendida, Madrid).

No hay comentarios