Antoni Juan Pastor. FOTO: Gaspar Francés
Antoni Juan Pastor. FOTO: Gaspar Francés

El pasado viernes 10 el Café del Teatro Zorrilla acogió la presentación de la biografía de Juan Claudio Cifuentes, Cifu, el más importante divulgador del jazz en nuestro país.

El autor de la biografía es el mallorquín Antoni Juan Pastor, que ha dedicado casi dos años de su vida a culminar una enorme tarea de investigación, seria y concienzuda, en torno a la vida y personalidad del inolvidable comunicador. Docenas de entrevistas, viajes, llamadas telefónicas y mucha labor de campo han sido necesarias para que Juan Claudio Cifuentes. Una vida de jazz, una vida con swing sea una realidad que su autor lleva presentando desde hace unos meses por toda España; la de Valladolid fue en concreto la tercera cita de esa misma semana, tras pasar por Zaragoza y el Festival de Jazz de Palencia, que por cierto acaba de concluir con un estupendo éxito artístico y de público.

Charlamos con Antoni sobre los orígenes, puesta en marcha y desarrollo del libro, en el que he tenido el honor de participar junto con otros muchos buenos amigos y conocidos de Cifu, persona muy apreciada en este mundo del jazz. La biografía está planteada desde dos grandes premisas: el rigor en la documentación de la serie temporal de vivencias, y un profundo respeto y admiración por la figura del biografiado. Los capítulos dedicados a su infancia y adolescencia, primero en París y más tarde en la localidad alavesa de Elciego, son fruto de un meticuloso trabajo de investigación, pero la verdadera guinda del pastel la constituye la descripción de los viejos tiempos de los clubs madrileños en la década de los 60 y 70 (auténtico hábitat natural de Cifu por entonces), así como la información aportada en torno a la evolución de los medios de comunicación y la industria musical a lo largo de la carrera de Cifu, vinculado a ellos profesionalmente durante muchas décadas, hasta su fallecimiento en 2015.

Antes de dar paso a la jam session protagonizada por el grupo de swing Los Higinios, tuvimos la oportunidad de ofrecer a los asistentes unas pinceladas del proyecto Cifujazz, asociación creada por la familia del comunicador y cuyo objetivo principal es mantener vivo su legado humano y musical, con actividades diversas que van desde la inventario y exhibición pública de su colección particular en Elciego a la realización de un concierto anual en su memoria, el establecimiento de una página web que puntualmente ofrece enlaces al archivo de sus programas de radio y TVE (Jazz entre amigos), etc.

Benso y Antoni Juan Pastor en el Cafe Zorrilla. FOTO: Gaspar Francés

Y luego, cómo no, la música. Los Higinios echaron mano de lo mejor de su repertorio para hacer disfrutar a la gente, acompañados además para la ocasión por un puñado de músicos de jazz local y nacional que quisieron testimoniar así su afecto y respecto por Cifu: Max Schreiner, Begoña Alejo, Víctor Antón, Juanma Barroso... Todos ellos contribuyeron a convertir esa noche en un bonito y emocionante homenaje al maestro desaparecido. Sólo faltó él, con su inevitable vodka con naranja (sin burbujas) en la mano y la sonrisa socarrona de un hombre que vivió su pasión por el jazz con la intensidad y dedicación de un joven enamorado: Juan Claudio Cifuentes, Cifu para siempre.

 

No hay comentarios