Concierto de Leo Jiménez. FOTO: Jorge Ovelleiro
Concierto de Leo Jiménez. FOTO: Jorge Ovelleiro

El listón estaba bien alto después de un primer día en el que el punk arrasó la Sala Blanca del Lava. Con un cartel segregado por estilos, la noche del sábado era sinónimo de metal con los conciertos de la banda vallisoletana The Night Before y uno de los grandes ídolos del heavy estatal, Leo Jiménez. Aunque eso no fue todo, del fin de fiesta se encargaron unos sembrados Rock ’N’ Roll Cirkus que cerraron el segundo festival Pucela Rock, organizado por la Asamblea Popular de Fiestas de Valladolid.

El festival comenzó con el retraso habitual del Lava al compatibilizar los espectáculos de la Sala Blanca y el auditorio Concha Velasco del edificio aledaño, nadie sabe cuántas decenas más de veces tienen que volver a solaparse eventos para que alguien aporte una solución. Pronto o tarde, el grupo vallisoletanos The Night Before, o TNB, estaban dispuestos y ansiosos por abrir la segunda noche de este Pucela Rock. La banda está capitaneada por Merche Mendez a la voz, junto a Alberto Fernández a la batería, Alba Esteban al bajo y David Segura y Pedro Cuadrado a las guitarras, a quienes se unió para la ocasión Lucía como segunda voz. “Dicen que ayer los punkis lo petaron”, comentaba Merche al principio de su concierto. La batalla estaba servida. Sin duda el metal ayer trabajó duro para hacerse con la contienda pero, en honor a la verdad, el punk ganó en número de adeptos. Aunque si hablamos de entrega, el enfrentamiento estilístico quedó en tablas.

Público del Pucela Rock durante el concierto de TNB. FOTO: Jorge Ovelleiro
Público del Pucela Rock durante el concierto de TNB. FOTO: Jorge Ovelleiro

Una importante tropa de fieles coreaban sus canciones y alzaban sus brazos mientras el resto de las primeras filas, que presumiblemente esperaban el concierto del cabeza de cartel, disfrutaron visiblemente del espectáculo que estaba ofreciendo la banda pucelana. Reconocieron el trabajo de Adavasymt, beneficiaria del festival, invitando a la gente que había dejado sus abrigos en las vigas del Lava a acercarse al ropero para apoyar económicamente a la asociación, ya que todo lo recaudado se destinará a su labor de apoyo a las víctimas de violencia machista.

Antes de que el siguiente grupo subiera al escenario, desde de la Asamblea Popular de Fiestas de Valladolid anunciaron su próxima cita. Será en carnaval, en la Plaza de Portugalete, el viernes 9 contarán con los conciertos de Triquel y Jhana Electrorganic Sound además de la sesión de We Are Fashionist. Durante la tarde del sábado 10 la asociación Estarivel organizará juegos infantiles y pintacaras, para finalizar con el directo de Cañoneros y la pinchada de DJ Manaya.

Lectura del comunicado de Adavasymt. FOTO: Jorge Ovelleiro
Lectura del comunicado de Adavasymt. FOTO: Jorge Ovelleiro

Al igual que en la primera jornada, desde la Asociación de Asistencia a Víctimas de Agresiones Sexuales y Malos Tratos de Valladolid (Adavasymt) dieron lectura a su comunicado, agradeciendo una vez más al Pucela Rock y su asamblea organizadora contar con ellas. No dejaron pasar la oportunidad de clamar contra la violencia “a la que nos vemos sometidas las mujeres y las niñas por el mero hecho de ser mujeres”, especialmente “las agresiones sexistas, y las agresiones sexuales, que se dan especialmente en las fiestas, que deberían ser espacios donde nos pudiésemos divertir todas y todos con absoluta libertad e igualdad, sin rastro de machismo, homofobia, transfobia ni racismo”.

Tras los discursos, llegó el momento del esperado concierto de Leo Jiménez. Después de saltar a la fama con Saratoga en los primeros dos mil, además de otros proyectos personales posteriores como Stravaganzza o LEO:037, en 2013 lanzó su primer trabajo en solitario. Considerado por muchos como la mejor voz del heavy, la expectación fue acorde a la respuesta de sus fieles que se entregaron desde el principio a su directo. Haciendo gala tanto de su poderosa garganta como de sus tablas, reclamó constantemente la reacción del público con su trabajada labia, haciendo que levantaran una y otra vez los cuernos al aire.

Leo Jiménez junto a su banda al finalizar el concierto. FOTO: Diego Alarcos
Leo Jiménez junto a su banda al finalizar el concierto. FOTO: Diego Alarcos

Contaron con la participación de Tony ‘Mero Mero’, vocalista de Cuernos De Chivo y colaborador habitual, un contrapunto gutural que hizo transitar al espectáculo del heavy al hardcore. Hizo suyas las reivindicaciones de Adavasymt para introducir ‘Soy Libertad’, tema que grabaron conjuntamente para abrir el último disco de Leo Jiménez, ‘La Factoría del Contraste’, denunciando el sentimiento de posesión que en la mayor parte de las ocasiones se esconde detrás de la violencia machista. La intensidad subía por momentos y la contundencia de la banda parecía desafiar los cimientos del Lava, quizás tratando de competir con el punk de la pasada noche, hasta que llegaron los bises donde sorprendió con una versión de ‘Es por ti’, mítica canción noventera de dúo vigués Cómplices, llevándosela a un género diametralmente opuesto al original.

Después de la contundente ración de metal, la edición 2018 del Pucela Rock se despidió tirando de clásicos. De la mano de Rock ’N’ Roll Cirkus y sus versiones, por el escenario pasaron Pink Floy, AC/DC, Queen, Deep Purple o Motörhead, entre otros referentes de la última mitad del siglo veinte. El público enganchó al instante, una parte servida ya tras la descarga metalera, otra ansiosa de más. Es de esos conciertos que, con mejor o peor pronunciación, te las sabes todas, lo que la banda aprovecha para que el personal entre al trapo.

Rock ’N’ Roll Cirkus bien podría considerarse el supergrupo de Valladolid, pese a ser una banda tributo, ya que está formado por destacados músicos de diversos estilos y generaciones. Empezando por Antolín Olea, si no el mejor batería rock de la ciudad, uno de los mejores, así como Cesar Díez, músico y compositor de referencia en Castilla y León con proyectos más cercanos al folk como Rao Trío o Taper Duel, que en este caso se encarga de los teclados, la guitarra e incluso la voz. Al bajo está Roberto Pérez, que ha compartido proyectos con Díez, a quien sustituye en ocasiones Diego Pla, de Bless, que colaboró en la parte final del concierto. David Gómez, también de Bless, no se queda atrás pese a su juventud ya que además de demostrar una notable solvencia con la guitarra da espectáculo. Nacho Blanco se encarga de poner voz a las canciones, todo un reto que supera con nota ante los cambios de registro que exigen tal variedad de grupos.

Comunicado ADAVASYMT

¡¡Buenas noches Pucela!! Desde ADAVASYMT damos las gracias a La Asamblea de Fiestas Populares por darnos la oportunidad de participar en este macroconcierto solidario: ¡¡PucelaRock!!

La violencia machista no respeta EDADES, culturas, ideologías ni niveles económicos. En 2017 fueron 105 los ASESINOS MACHISTAS que convirtieron a 105 personas en VÍCTIMAS SIN VIDA, la mayoría mujeres, pero también menores a los que asesinaron para hundir psicológicamente a sus madres y causarles un daño profundo e irreparable. De estos asesinatos, el 52 % fueron mujeres jóvenes, porque como ya hemos dicho, EL MACHISMO NO DISTINGUE ENTRE EDADES.

Por ello, desde los movimientos feministas, luchamos por la igualdad denunciando estos asesinatos, que son sólo la punta del iceberg de la violencia a la que nos vemos sometidas las mujeres y las niñas por el mero hecho de ser mujeres. Violencia entre la que se encuentran las agresiones sexistas, y las agresiones sexuales, que se dan especialmente en las fiestas, que deberían ser espacios donde nos pudiésemos divertir todas y todos con absoluta libertad e igualdad, sin rastro de machismo, homofobia, transfobia ni racismo.

Por desgracia no es así, pero en nuestro poder está cambiarlo, es asunto vuestro y nuestro transformar la sociedad, no permitiendo ni tolerando el acoso, el control, los celos ni las bromas machistas que no tienen ninguna gracia, denunciándolas y rechazándolas cuando presenciemos como las ejercen sobre otras personas, sin mirar hacia otro lado porque no me ha pasado a mí o por no quedar mal: porque quien trata de quedar bien con todo el mundo, al final no queda bien con nadie, y además se convierte en cómplice.

El alcohol y la minifalda no son los causantes de una agresión sexual, las violaciones ocurrían antes de que existiesen las minifaldas y los escotes, que no os confundan, el único culpable de una violación es el que la comete.

Si ella está borracha: ES UNA VIOLACIÓN, si quiere parar en cualquier momento lo que se empezó y él no para en el acto: ES UNA VIOLACIÓN, cuando insiste hasta la saciedad hasta hacerla ceder por puro acoso: ES UNA VIOLACIÓN.

Cuando se dice NO es NO, es más, cuando no se dice expresamente SÍ, también es NO. Seamos la juventud del cambio, la juventud que diga NO. A las violencias machistas.

Muchas gracias por la oportunidad que nos habéis ofrecido.

¡Y a seguir disfrutando del concierto!

El punk protagoniza la primera jornada del segundo Pucela Rock

No hay comentarios