Teresa, Tania, Joaquín, Ana y Chucho, equipo desarrollador de Distrito 11. FOTO: Jorge Ovelleiro
Teresa, Tania, Joaquín, Ana y Chucho, equipo desarrollador de Distrito 11. FOTO: Jorge Ovelleiro

Entre el 23 de marzo y el 30 de junio del pasado año, un equipo multidisciplinar de cinco personas desarrolló el proyecto Distrito 11, una investigación colectiva, en formato taller, se centró en poner en diálogo directo al contexto del antiguo matadero con los equipamientos que acoge actualmente. Tras haber presentado ya sus conclusiones, dejando además constancia del amplísimo registro en su página web, ponen fin a su trabajo con esta muestra en el Espacio Joven entorno a la historia de los barrios Cuatro de Marzo, La Rubia y La Farola, que se inaugurará el viernes 2 de febrero.

Durante el montaje de su exposición, el equipo que ha desarrollado Distrito 11 desgrana su experiencia en este proyecto de investigación coordinado por Alberto Marcos y Marta Álvarez de bit:LAV. “El Espacio Joven estaba unido con el ahora Lava, incluso con las piscinas, estaba todo amurallado y esta era la entrada para vehículos, traer el ganado y demás a todas las instalaciones; de hecho, dentro de la remodelación, éste es el que más se ha conservado”, así cuentan que era la estructura del antiguo matadero en relación con las actuales infraestructuras.

Teresa Antoraz es de una zona aledaña al distrito 11, la calle Gabilondo, aunque ella, si tuviera que hacerlo, se adscribiría sin dudas al barrio de La Farola. Recuerda la sala Ambigú, esa joya de las salas de teatro y música de Valladolid condenada al ostracismo, y como al regresar a la ciudad tras un tiempo fuera, la programación se había trasladado a un entonces nuevo espacio para ella, el Lava: “Al principio tuve la sensación de odio y rechazo a este espacio, pero con una gran programación de teatro y danza menos convencional, empecé a venir y a ver cosas”.

Fachada Principal, años 30. FOTO: AMVA, FONDO FOTOGRÁFICO CAJA 767 - 1 (15)
Fachada Principal, años 30. FOTO: AMVA, FONDO FOTOGRÁFICO CAJA 767 - 1 (15)

“Yo soy de todo y nada”, recuerda Teresa explicando como en Distrito 11 se centró en las entrevistas, recopilando información de los últimos 50 años del barrio: “Personas mayores que han estado aquí en la época que estaba la Maggi, fábricas en las que el 80% eran mujeres, ahora mismo si se lo cuentas a alguien ni se lo cree". Recuerda también "todas las manifestaciones y reivindicaciones que ha llevado a cabo la asociación vecinal Reina Juana, que ahora casi no se conoce”, aunque ve visos de esperanza con personas que, gracias a descubrirla por este proyecto, se han asociado.

“Antes de existir la pasarela [estructura metálica situada en uno de los extremos del Camino de la Esperanza], cuando simplemente era cruzar la vía, había muchísima más vida, Delicias vivía en La Rubia y viceversa”, recuerda entre los hechos que más han sorprendido a Teresa de sus investigaciones, además de las historias de estraperlo: “Aquí si acababa Valladolid, estaba todo sin asfaltar, no llega el autobús ni nada y al salir un poco más afuera, si comprabas tres barras de pan ya te paraban a cachearte porque se creían que estabas haciendo contrabando”, rememora entre las historias que les contaron las antiguas trabajadoras de Maggi.

Chucho Nieto se dedica al diseño gráfico, ilustración y coordinación de proyectos culturales. Nació y se crió en el distrito 11 y, después de haber viajado y trabajado en diversas ciudades, se ha lanzado a desarrollar su propia iniciativa en el barrio, La Comercial, un estudio compartido para personas con profesiones creativas en la ciudad: “Me parece muy interesante la relación del arte y la creatividad con los barrios; es algo que se pierde cuando todo el mundo acaba yéndose al centro para poner en marcha las iniciativas”, señalando Distrito 11 como el inicio para su actividad en la zona.

Montaje de la exposición organizando la línea de tiempo. FOTO: Jorge Ovelleiro
Montaje de la exposición organizando la línea de tiempo. FOTO: Jorge Ovelleiro

Para Chucho, uno de los puntos hacia los que más se siente atraído, dadas sus inquietudes profesionales, es el montaje de esta exposición, aunque de su trabajo en Distrito 11 destaca la relación con la asociación vecinal: “Ha sido muy colaborativa desde el primer momento, a nosotros nos ha gustado mucho que se volcasen así y a ellos les ha gustado mucho ver que había gente dispuesta a rescatar un pasado que nadie había investigado hasta ese momento”, asegura entusiasmado señalado que “es bonito ver sus caritas cada vez que les decíamos que habíamos encontrado alguna foto”. Aunque hay una cosa que aun le intriga: “Una cosa que me llamó la atención es la poca información que hay sobre el el Sanatorio del Doctor Quemada, de hecho no hay casi ninguna foto, hemos logrado encontrar una y es ínfima de tamaño, hay un periodo muy oscuro sobre ello”.

Ana Medina,es programadora y desarrolladora de aplicaciones para móviles, además de dedicarse al activismo, sobre todo feminista. Para ella, el distrito 11 era un desconocido: “Hasta que empezamos con el proyecto, la única relación que tenía era cuando venía a los conciertos del Lava, no conocía casi nada, venía en bus y me volvía”. De entre todas las actividades realizadas para este proyecto, Ana se queda principalmente con “los paseos que hemos hecho para ver la arquitectura que tiene el barrio”, destacando además el análisis de los edificios que había antes del cierre del matadero y los que se han recuperado actualmente.

Joaquin Possac, se dedica a la música, en concreto a la producción de música electrónica, siendo además DJ desde hace muchos años en la ciudad, ha programado cursos en el Espacio Joven o actuado en el Lava, desarrollando parte de su carrera profesional aquí antes de involucrarse en Distrito 11. Ya estuvo en el primer bit:LAV, “aquello sí que era experimental”, bromea recordando que, de alguna manera, el primer proyecto fue “que no hubo proyecto”.

Un trabajador despieza una res durante una visista al matadero municipal del que fuera alcalde de Valladolid, González Regueral, que aparece junto a otras personas, años 50. FOTO: AMVA, FONDO FOTOGRÁFICO UA 395
Un trabajador despieza una res durante una visista al matadero municipal del que fuera alcalde de Valladolid, González Regueral, que aparece junto a otras personas, años 50. FOTO: AMVA, FONDO FOTOGRÁFICO UA 395

Como mucha gente de su generación, sus primeros recuerdos del barrio son las ferias y las casetas regionales que se ubicaban en la continuación del Paseo de Zorrilla, una área sin asfaltar y más similar a un descampado que a una zona residencial por aquel entonces, de hecho éste fue el leitmotiv del trabajo musical realizado para Distrito 11. Coincide con Chucho en que el caso de sanatorio es de las cosas que más le siguen intrigando: “La gente no quiere hablar muy abiertamente de ello”, asegura ahondando en el misterio que envuelve a la clínica del Doctor Quemada.

Tania Ballesteros es natural de Peque, un pueblo de la zona de Sanabria, aunque ha pasado en el barrio de La Pilarica casi toda su vida. Se dedica a la educación, aunque sus intereses pasan sobre todo por la investigación: “Me parece muy interesante trabajar sobre todo en un equipo multidisciplinar e investigar sobre un pequeño espacio de esta ciudad para conocerlo un poquito más”, ya que su relación se limitaba a los conciertos del Lava y cursos en el Espacio Joven.

Ya participó en la anterior edición de bit:LAV y de su trabajo en Distrito11, destaca la línea de tiempo: “He trabajado con documentos del archivo, pero sobre todo también con información que nos transmitían las personas y mucho con la información de la asociación de vecinos Reina Juana”. "Lo que me sigue sorprendiendo son todas estas fotos antiguas del matadero, del Lava, con su función principal”, asegurando que “hay unas fotos realmente increíbles” de la naturalidad con la que se convivía con ello relatando como entraban con los calderos a recoger la sangre.

Protesta contra cambios en las líneas de autobús por El Corte Inglés. FOTO: Asociación de Vecinos Reina Juana
Protesta contra cambios en las líneas de autobús por El Corte Inglés. FOTO: Asociación de Vecinos Reina Juana

La exposición de Distrito 11 podrá visitarse hasta el 25 de febrero, inaugurándose el día 2 a las 19 horas en el Espacio Joven de Valladolid. Una muestra en la que se pueden contemplar, sobre todo, fotografías fruto de sus investigaciones que se organizan, por un lado, en una línea de tiempo que abarca desde la inauguración del matadero en 1935, así como una “nube” de imágenes y objetos en la que entrelazan los contenidos, procesos y nexos que ha generado el proyecto.

Además, la línea de tiempo pretende ser colaborativa, cada visitante podrá aportar hitos que guarde en su memoria para así seguir ampliando el archivo. También se incluye un montaje de vídeo con una selección de entrevistas, además del trabajo musical que ha realizado Joaquín Possac. La muestra se completa con los planos del proyecto original del matadero, así como un ejemplar del libro con el que se obsequió a los trabajadores de éste cuando cerró en 1993.

No hay comentarios