Imagen de Willy Ronis que ha provocado la censura de Facebook.
Imagen de Willy Ronis que ha provocado la censura de Facebook.

"Si, efectivamente han eliminado esta foto de #WillyRonis de nuestra último post en FB y no podemos publicar nuevos contenidos hasta el próximo lunes en esa red. De momento los algoritmos de @facebook no saben distinguir contenido inapropiado de una obra de arte :(". Este es el mensaje con el que el Museo Patio Herreriano de Valladolid ha confirmado la censura ejercida por la red social Facebook al haber interpretado que un desnudo artístico puede ser considerado pornográfico.

Con esta entrada, el Museo Patio Herreriano respondía a otro mensaje en la red social Twitter colgado por la responsable del gabinete de prensa municipal: "Que #Facebook bloquee la página del Museo @PatioHerreriano de #Valladolid por esta foto de una exposición es para hacérselo mirar, Zuckerberg, chato".

La Sala 2 del Museo Patio Herreriano presenta, desde hoy y gracias a la colaboración del Museo Patio Herreriano y el Jeu de Paume de París, una exposición dedicada al fotógrafo Willy Ronis (1910-2009), realizada a partir de fondos de la donación que hizo al Estado en 1983. Organizada conjuntamente con la Mediateca de la Arquitectura y del Patrimonio, esta exposición rinde homenaje a ese artista de renombre internacional, develando fotografías que aún permanecían desconocidas.

A la presentación han asistido el comisario y la coordinadora de la muestra, Matthieu Rivallin y Anne Morin –respectivamente-.

«La fotografía es la emoción»: así se expresaba Willy Ronis, ese gran fotógrafo que fue, con Robert Doisneau, Izis, Sabine Weiss … uno de los representantes de la corriente humanista francesa.

Entre las imágenes más conocidas de Willy Ronis, muchos revelan esa mirada hacia lo cotidiano para elaborar micro relatos a partir de personajes y de situaciones que tienen como marco la calle. Hoy en día, esas imágenes erigidas en «monumentos» de la historia de la fotografía traicionan sin embargo la existencia de un instante dado de una manera particular de representar la utopía de la unanimidad humanista: extasiarse ante la realidad y observar la fraternidad de los pueblos.

Si bien es cierto que sus imágenes suscriben, de cierta manera, a esa visión optimista de la condición humana, Ronis no edulcora sin embargo la injusticia social y se interesa en las clases más desfavorecidas. Su sensibilidad hacia las luchas cotidianas para sobrevivir en un contexto profesional, familiar y social precario muestra que las convicciones políticas de Ronis, militante comunista, lo incitaban a un compromiso activo, tanto por la producción como a la circulación de imágenes de la condición y de la lucha obreras.

El estilo de Ronis queda íntimamente ligado a sus vivencias y a su propio discurso sobre la fotografía. No dudaba en evocar su propia vida y su contexto político e ideológico. A lo largo de sus imágenes y de sus textos, se descubre así a un fotógrafo deseoso ante todo de explorar el mundo, espiando en secreto, esperando pacientemente que este le desvelara sus misterios. Para él, lo importante era más recibir imágenes que ir a buscarlas, de absorber el mundo exterior antes que cogerlo y, de ahí, construir su propio relato.

La exposición permanecerá abierta hasta el 1 de julio, existiendo un programa de visitas guiadas gratuitas.

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios