'Marcando Pezón' finalizó sus jornadas con un concierto en la calle. FOTO: ÚC
'Marcando Pezón' finalizó sus jornadas con un concierto en la calle. FOTO: ÚC

La segunda edición de 'Marcando Pezón', tras dos fines de semanas de charlas, debates, proyecciones... finalizaron con una fiesta autogestionada, como el resto de las jornadas, a la sombra de la iglesia de La Antigua, frente a la Taberna Morgan, con una actuación desternillante de Ley Mostaza.

Inés Moss y Laura Tazz (Ley Mostaza) trasladaron en tiempo real lo que estaba sucediendo en Altice Arena de Lisboa, a la plazuela de La Solanilla, donde el ganador fue Slovenia -así aparecía en la pantalla de TV-. (A orillas del Tajo ganó-compró un país innombrable; los empalagosos Amaia y Alfred quedaron en el puesto 23, 61 puntos, tres más que la citada Slovenia; mientras los anfitriones ocuparon el último lugar).

Qué más da el resultado de Lisboa, donde todo es farsa político-económica-hortera. La verdad, sin trampa ni cartón, estaba junto al pastiche de La Antigua. Allí, Ley Mostaza, desgranó unas cuantas de sus canciones ya conocidas y presentó otras, como la dedicada a la policía, que hizo las delicias de los valientes que desafiaron el frío siberiano del 'sábado a la noche', que cantaba Moris. Y ya puestos a recordar, decir que el dúo que forman Inés y Laura nos devolvió a los tiempos de Vainica Doble -Gloria van Aerssen y Carmen Santoja, las dos ya fallecidas-. Un gran espejo en el que mirarse.

Mientras Laura presentaba la farsa festivalera -aprovechándose de sus conocimientos de la lengua de Camões-, Inés se encargaba de la oportuna traducción e informaba imaginariamente de la marcha del circo que estaba teniendo lugar en Lisboa. Las dos dieron rienda suelta a su potencial musical y capacidad para comunicarse con el público, que acabó bailando una jota extremeña o su recién estrenada canción dedicada a los de uniforme azul, "que no pegan y están mal pagados". ¿Quién dijo que hacía frío? ¿Quién dijo que no funcionaba el equipo? ¿Quién...?

'Marcando Pezón', fiel a su filosofía feminista, antipatriarcal y autogestionaria, mantuvo la celebración de la fiesta pese a la nula colaboración municipal, lo que hizo temer que fuera abortada por los 'agentes de azul'. Pero ayer no se les vió el pelo durante el evento; inmediatamente antes, varios vehículos 'apatrullaron la zona', que fue ocupada primero por las canciones de Marina Flams y después por las de 'Ley Mostaza', y sus cada vez más seguidores.

 

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios