Chema Herreros junto a la concejala de Infancia e Igualdad, Victoria Soto, durante la inauguración
Chema Herreros junto a la concejala de Infancia e Igualdad, Victoria Soto, durante la inauguración

La sala 0 del Museo Patio Herreriano acoge desde hoy y hasta el 8 de diciembre de 2018 la exposición del artista vallisoletano Chema Herreros. Bajo el título “Ordenar el caos”, propone una indagación con los medios específicos de la pintura acerca de los límites y condicionamientos que determinan nuestra comprensión de la realidad.

En cierto sentido, el tema del arte siempre es la redefinición de la abstracción como práctica artística. Postura que ha atravesado todos los estilos históricos siempre con la intención de poner en crisis los parámetros de la percepción. La producción de la obra se fundamenta entonces en la improvisación como forma natural de encarar la realidad por medio del lenguaje. Como resultado se nos ofrece un discurso emocional sin prejuicios acerca de la nada "existente", es decir, del descubrimiento del caos como experiencia de la totalidad.

En el título del proyecto expositivo “Ordenar el caos” de Chema Herreros, escribe Angelica Tanarro en el catalogo editado con motivo de la muestra, reside la ironía del que sabe que es una misión imposible. Desde esa intuición (la intuición, qué importante a lo largo de su carrera) es más fácil enfrentarse al blanco con una cierta alegría y respetarlo. Por eso los vacíos tienen un papel esencial en estos cuadros. Aportan luminosidad, aportan armonía y silencio. El vacío, otro de los grandes asuntos del arte.

La búsqueda de una cierta armonía que se refleja en las formas repetidas, a modo de plantillas o redes, que aparecen en algunas obras recuerda ciertos aspectos de la obra del francés Jean Hélion, sobre todo de su serie ‘Equilibrios’, antes de que renunciara definitivamente a la abstracción. Pero lo que le diferencia a Herreros de aquel es otro de sus rasgos distintivos, el dibujo. Esa energía que atraviesa el lienzo.

En su caso el dibujo es eso, pura energía, trazo expresivo, una especie de ‘pentimento’ de esa alegría que recorre en esta última etapa sus obras. Unas veces rúbrica, y otras relato, no se entiende la obra de Herreros sin esa fuerza del signo atravesando las manchas de color y sus ausencias. En el principio de los tiempos (ya desde las cuevas de Altamira) fue el dibujo y este ha permanecido en el ADN del artista.

Chema Herreros es Licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Valladolid y estudió dibujo artístico en la Escuela de Arte y C.R.B.C. de Valladolid.

Expone regularmente, destacando sus exposiciones individuales en las Galerías de Arte Caracol, Lorenzo Colomo y La Maleta, Fundación Segundo y Santiago Montes o el Museo Patio Herreriano de Arte Contemporáneo Español en 2018.

Ha participado en Ferias como Art Madrid, Arte Santander, Art Salamanca, Feria de Arte Contemporáneo de Marbella, Espacio Atlántico de Vigo o Art Jaén. También ha estado presente en exposiciones colectivas como las celebradas en la Galería Karowa de Varsovia, Amparo Gámir de Madrid o la Galería Apostrophe de Vigo; algunos certámenes en los que ha sido seleccionado son la Bienal Ciudad de Pamplona, Mostra Unión Fenosa, Bienal Ciudad de Albacete, Certamen Unicaja, Premio Caja España, Bienal de Zamora, Premio “Caneja”, etc.

Becado en artes plásticas por la Diputación de Valladolid; tiene obra en colecciones como las de la Junta de Castilla y León, Ayuntamiento de Valladolid, Diario El Mundo, Fundación Joaquín Díaz o Museo de la Universidad de Valladolid, MUVA.

No hay comentarios