Inauguración de la Suite 347 en el Patio Herreriano. FOTO: Gaspar Francés
Inauguración de la Suite 347 en el Patio Herreriano. FOTO: Gaspar Francés

El Museo Patio Herreriano, ha presentado hoy, en las salas 3, 4 y 5 la más importante serie de grabados de Picasso, la conocida como Suite 347. La exposición, que podrá contemplarse hasta el 3 de febrero de 2019, ha sido presentada por la concejala de Cultura y Turismo, Ana María Redondo, que ha calificado la muestra completa de esta serie como “histórica” y el Académico Delegado de Calcografía Nacional y Artista, Juan Desbordes, sugiriendo que “cada vallisoletano venga por lo menos dos veces por semana” porque “hay mucho que ver y mucho que comprender”.

La ‘Serie 347’, o ‘Suite 347’ como es normalmente conocida en ámbitos especializados, es una serie de 347 grabados realizadas por el genial artista malacitano entre el 16 de marzo y el 8 de octubre de 1968, ya en su vejez. Cuantitativamente, constituye el mayor conjunto de grabados individuales en las series realizadas a lo largo de su vida y representa su penúltima gran serie, anterior a la ‘Serie 156’ de 1969-1972. Dedicada a su gran amigo Jaime Sabartés, Picasso no otorgó nombre alguno a la suite, aunque sí de manera individual a los grabados. Fue mostrada al gran público por primera vez en 1970 en la ‘Gallerie Louis Leiris’ de París y posteriormente en el ‘Art Institute of Chicago’.

Para la realización de los mismos, Picasso se llevó a los hermanos grabadores Aldo y Piero Crommelynck, los cuales establecieron un taller de grabación al aguafuerte cerca de la residencia de Picasso en Mougins. Allí, Picasso experimentó con las posibilidades del proceso que lo tenía fascinado, combinando distintas técnicas, en aguafuerte y aguatinta con resinas y azúcar, así como con punta seca, consiguiendo gran virtuosismo y una ‘reinvención’ conceptual, ya iniciada con lo bidimensional del cubismo, mediante el dominio de la tinta y la sintetización en blanco y negro.

Se trata de una serie de obras cargadas de erotismo a raudales, e incluso se adentran en el mundo del voyeurismo a través de personajes insertos en los grabados. De tal modo que, en una ciudad como París, en una sociedad mentalmente abierta como la francesa, los grabados sexualmente explícitos fueron expuestos en salas privadas cerradas, únicamente accesibles para adultos, previa advertencia al público de lo que allí iban a encontrar. Entre ellos, 66 estampas dedicadas a ‘La Celestina’ de Fernando de Rojas y otras cuya temática está relacionada con los juegos del pintor renacentista Rafael y su amante ‘La Fornarina’ (Margherita Luti), la cual, según cuenta Vasari en su biografía, lo mató literalmente de agotamiento (lo que le produjo unas fiebres y quince días de agonía).

A diferencia de la serie ‘Vollard’, en la que mostraba su lado más hedonista, con predominancia del tema del escultor y su modelo y protagonismo del minotauro, en ‘Suite 347’ Picasso explora el lado más erótico y sexual en formato pequeño, como parte de un conjunto multitemático, con la irrupción simultánea de toda su imaginería, en el que incluye los habituales sometidos a su público, los maestros, los toros, el flamenco, la mitología y el Mediterráneo, así como continuas referencias a otros artistas de distintas épocas entre los que se encuentran Rafael, El Greco, Rembrandt, Ingres, Manet y Monet. La serie engloba cuatro grandes bloques temáticos: ’La Celestina’, ‘Picasso, su obra y su público’, un tercer bloque dedicado a sus temas habituales, técnicas y estilos, ‘Mitologías y circos’, y finalmente ‘El pintor y sus modelos. Constituyen en sí mismos una visión irónica y humorística acerca del arte y su historia.

En esta Suite 347, a diferencia de la Suite 156, se encuentran muchas más técnicas del aguafuerte, como el aguatinta con resinas, con azúcar, las puntas secas, la manera negra, el rascador, etc. Es una gran lección de repaso sobre toda la historia del aguafuerte. Como ha señalado el gran especialista Pierre Daix "en esta Suite, Picasso explora todos los secretos del grabado multiplicando las combinaciones de procesos con una virtuosidad sin igual, con la felicidad de inventarlo todo de nuevo".

No hay comentarios