La concejala, Ana Redondo, junto al artista en la inauguración de la exposición.
La concejala, Ana Redondo, junto al artista en la inauguración de la exposición.

La Capilla y la Sala 9 del Museo Patio Herreriano de Valladolid exhiben desde hoy, 14 de marzo, la exposición Juan Navarro Baldeweg. Figuras simultáneas, que reúne una selección de veinte grandes obras del pintor, escultor y arquitecto. La presentación ha contado con la asistencia de la concejala de Cultura y Turismo, Ana María Redondo y del propio artista.

 Juan Navarro Baldeweg ha desarrollado su labor creativa en diversos ámbitos expresivos. Ha construido un singular corpus artístico de reconocida originalidad. Esa intensa actividad, llena de interrelaciones y matices, pone de manifiesto su compromiso y su afán por explorar, como un espacio continuo, los diferentes géneros artísticos, desde los más tradicionales –pintura, escultura y arquitectura- hasta otros más contemporáneos.

Esta exposición, Figuras simultáneas, recoge dos esculturas y diecinueve cuadros dispuestos respectivamente en la Capilla y Sala 9 del Museo. Las esculturas son El aro dorado y La ventana que han formado parte de instalaciones previas más complejas. En el caso de El aro dorado se pone de manifiesto una dimensión esencial en la que está inmerso el objeto. La pieza es expresiva de la gravedad y el equilibrio. La ventana es una pieza que además de reflejar su pertenencia al horizonte, a la mirada y a la actividad motriz exploratoria, sirve de ejemplo a una voluntad de impregnar por mediación orgánica un objeto construido. Ello se desprende del instintivo deseo de colonizar los lugares que habitamos. En La ventana hay un enmascaramiento y en esa máscara se muestra la motivación radical de cualquier intención ornamental que consiste en ensalzar, intensificar y adueñarse de las apariencias indiferentes y mudas del mundo que nos rodea.

Las diecinueve pinturas pertenecen a un conjunto de obras recientes en un formato básico de dos por dos metros. En ellas se advierte el propósito de explorar territorios morfológicos que surgen al hacer, que se originan por distintas maneras de hacer. La variedad figurativa es consecuencia de diversos procedimientos operativos al pintar. La disposición de los cuadros en la sala tiene una intención acumulativa y, al estar muy próximos entre sí, se satisface su contemplación unitaria. La exposición misma, Figuras simultáneas, en ambos espacios del museo, manifiesta motivaciones referidas a la percepción y al hacer como actividades que se complementan y por tanto se puede considerar también, en su integridad, como una obra de obras.

Juan Navarro Baldeweg se graduó en 1965 en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Madrid, donde también se doctoró en 1969. Ha sido profesor invitado en Filadelfia, Yale, Princeton, en el Graduate School of Design de Harvard University -como Kenzō Tange- y Barcelona. Entre 1959 y 1960 estudió grabado en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando. Es catedrático del Departamento de Proyectos Arquitectónicos en la misma escuela donde se graduó, y en la que como profesor introdujo visiones metafóricas de la arquitectura frente a las matéricas del catedrático Javier Carvajal o las tectónicas del catedrático Vázquez de Castro. Ha simultaneado su carrera como arquitecto con el estudio y la práctica de la pintura, la escultura y trabajos que críticos de arte como Ángel González, Juan José Lahuerta o William Curtis han relacionado con las vinculaciones de las vanguardias artísticas del siglo XX con líneas de tradición arcaica.

No hay comentarios