Uxía, Martirio, Carmen París y Ugia Pedreira. FOTOGRAFÍA: XAVIER BELLO
Uxía, Martirio, Carmen París y Ugia Pedreira. FOTOGRAFÍA: XAVIER BELLO

Uxía Senlle lleva desde hace tres décadas 'enredando' dentro y fuera de la música: Cantos na maré o como portavoz de la Plataforma Nunca Máis, por citar solo dos ejemplos. Su último 'enredo' es precisamente 'Enredadas' en el que ha implicado a otras tres colegas: Martirio, Carmen París y Ugia Pedreira, que juntas han montado un oportuno espectáculo de casi dos horas con canciones populares de 'aquí y de allá'.

Valladolid ha sido elegida -después de A Coruña y Santiago de Compostela- para presentar 'Enredadas'. La prueba ha sido superada más que satisfactoriamente, después de dos actuaciones 'en casa', ya que el cincuenta por ciento del cartel -Uxía y Ugia- es gallego y en fechas señaladas para el movimiento feminista: 25 de noviembre, Día contra la Violencia de Género (en el coruñés Teatro Colón el 22/11/2018)  y el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer (en el Auditorio compostelano el 9/3/2019).

Aquí,  el patio del Teatro Zorrilla se llenó por completo el pasado domingo con un público que disfrutó desde el primer momento y que obligó a la realización de dos bises para cerrar un concierto ofrecido también en una jornada emblemática: 14 de abril, al que se recordó desde el escenario con la exhibición por parte de Ugia Pedreira de un abanico tricolor con el que se alivió mientras cantaba a dúo con Martirio la popular copla 'La bien pagá'. El guiño republicano fue recibido en el patio de butacas con aplausos.

Martirio y Ugia Pedreira interpretando 'La bien pagá'. FOTOGRAFÍA. XAVIER BELLO

La aragonesa Carmen París -a la que Ugia Pedreira llamó la Katherine Hepburn de la jota- fue la encargada de romper brillantemente el fuego. Lo hizo con "dos joticas"; la primera, sentada al piano, con aires de balada de jazz y la segunda "inspirada en los Andes" y que sirvieron de introducción a Uxía, que entonó el sentido 'Alalá de Muxía' que enlazó con 'Negra Sombra' de Rosalía de Castro interpretada con Martirio. A pesar de algunos olés levantados entre los más entusiastas, el resultado es bastante discutible. Es el riesgo que tienen este tipo de fusiones.

Martirio, que versionó un tema de Fito Paéz popularizado por Mercedes Sosa y la inolvidable 'María la portuguesa' del no menos inolvidable Carlos Cano, se mostró espléndida en la interpretación de la sevillana 'Las mil calorías', que le permitió mostrar todo su grazejo andaluz, sin imposturas forzadas.

El dúo Uxía-Ugia por afinidades geográficas y conocimiento mutuo de años, fue el que mejor funcionó, una deliciosa 'Danza da lúa en Santiago', uno de los seis poemas publicados en gallego por Federico García Lorca en 1935, con música de Marcos Teira, compañero de la Pedreira en anteriores experiencias: Chouteira, Marful... Divertida fue su 'Faite astronuta' y sorprendente su incursión en la lírica galaico-portuguesa.

Uxía y Carmen París 'enredadas'. FOTOGRAFIA: XAVIER BELLO.
Uxía y Carmen París 'enredadas'. FOTOGRAFIA: XAVIER BELLO.

Ugia Pedreira, la menos conocida fuera de Galiza de las cuatro 'enredadas', fue una gran sorpresa por su conocimiento de la música tradicional y la calidad como cantante y pandereteira, además de una gran facilidad de comunicación con una buena dosis de retranca con la que conectó con el público. Es de agradecer a Uxía que haya recuperado para la música a Ugia, centrada últimamente en la poesía. En el vestíbulo del Zorrilla hubo oportunidad de descubrir -en disco y vinilo- su revolucionario proyecto Eclectics Ensemble (electronic galician grooves), de mediados de la decada de los 2000, en el que está la base de lo que está haciendo ahora Mercedes Peón...

Si la oportunidad de 'enredarse' cuatro artistas como Martirio, Carmen París, Uxía y Ugia Pedreira en un proyecto común y subirse a la ola de un imparable movimiento feminista -"somos cuatro mujeres que no se compran ni se venden", dijeron- tiene implícitamente el riesgo de armar un espectáculo con personalidades, culturas y estilos tan distintos. La propuesta se antoja en fase inicial, ya que las posibilidades son infinitas una vez que la fórmula actual de canción en solitario, canción a dúo, canción en solitario, canción a dúo... se supere en aras de una mayor apertura y participación colectiva desde el respeto a las aportaciones individuales que cada una pueda hacer. El resultado puede deparar grandes sorpresas, para ello hace falta profundizar en el trabajo y mantener el buen rollo frente a divismos y egos.

Sólo al final, las cuatro compartieron escenario para interpretar 'Dime ramo verde', tema zamorano, de Sanabria, que dio paso a dos bises, el último la clásica y tópica 'A Virxen de Guadalupe', coreada por el público.

Mención especial merece el trabajo de los músicos acompañantes, dos guitarristas: el ya citado Marcos Teira (gallego) y el brasileiro Sérgio Tannus, habitual de Uxía en los últimos años, que con el puntual piano de Carmen París, son capaces de crear el soporte musical en el que que se sostiene 'Enredadas'.

No hay comentarios