Gran afluencia de público en la celebración del Día del Libro de Valladolid.
Gran afluencia de público en la celebración del Día del Libro de Valladolid.

Los vallisoletanos han respondido una vez más a la llamada de los libros y se han sumado de forma masiva a la celebración del Día del Libro en la plaza de España donde 30 librerías de la ciudad se han dado cita hoy con motivo de esta conmemoración y han llevado sus novedades editoriales con un descuento del 10 por ciento.

Durante la jornada festiva, organizada por el Gremio de Libreros de Valladolid, la afluencia de público ha sido constante, con presencia de numerosos lectores habituales, entre los que destacaban muchas familias con niños, que han aprovechado el descuento para adquirir las últimas novedades. La narrativa ha sido el género más demandado por los vallisoletanos que han acudido hasta la plaza de España, que se han decantado por las últimas novelas de autores nacionales.

Diferentes librerías han contado con el apoyo de autores locales que se han acercado a firmar ejemplares de sus obras. Es el caso de David Galán,'Redry', que presenta el próximo el 30 de abril Huír de mí, con el que ha ganado el Premio Espasa de Poesía, Anjana, con su novela Roma, la escritora Neïra o Pilar Nicolás María, autora de la serie de libros infantiles Doña Cleta.

La demanda de libros ha sido muy variada por parte de los asistentes sin claras tendencias en las ventas hacia unos autores determinados, como podía ocurrir otros años, lo que da muestra de la gran variedad de gustos de los lectores vallisoletanos. Sin un claro dominador, las librerías asistentes han destacado la buena acogida que tienen algunos bestsellers como Julia Navarro, con Tú no matarás, el último Premio Planeta Santiago Posteguillo con Yo Julia; o Elisabet Benavent con Toda la verdad de mis mentiras. Junto a ellos también ha destacado en ventas La reina roja de Juan Gómez Jurado y Tus pasos en la escalera de Antonio Muñoz Molina. También han mantenido un alto índice de ventas algunas novelas procedentes del año pasado. Es el caso de Los asquerosos, de Santiago Lorenzo y Ordesa, de Manuel Vilas.

Muy demandados también han sido los libros infantiles. En este apartado destaca la gran demanda de La ovejita que vino a cenar y su secuela Los lobos que vinieron a cenar, ambos de Steve Smallman y Joëlle Dreidemy, dentro de una variedad en la que ganaron tirón los libros ilustrados y los desplegables, además de las colecciones asentadas como Los futbolísimos.

La celebración del Día del Libro se extenderá a todos los barrios de la ciudad también a mañana miércoles, 24 de abril. Las librerías mantendrá el descuento del 10 por ciento en las ventas de libros y algunas de ellas sacarán sus puestos a la calle para visibilizar la conmemoración.

La celebración del Día del Libro es una iniciativa del Gremio de Libreros de Valladolid, con el patrocinio del Ayuntamiento de Valladolid y la colaboración de la Agrupación Vallisoletana del Comercio (Avadeco), Asociación de Confiteros de Valladolid y la  Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono de Valladolid (ARBA).

La Asociación de Confiteros de Valladolid se sumó, por undécimo año consecutivo, a esta conmemoración con la elaboración y venta del ‘Dulce del Libro’, un pastel cuyos principales ingredientes son una base de hojaldre con crema de avellana y pasta de almendra, como si de un libro cerrado se tratara. En la propia plaza de España, una representación de los confiteros repartió gratis alrededor de 300 raciones de estos pasteles entre los compradores de libros.

También se sumó a la celebración del Día del Libro la Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono de Valladolid (ARBA) que regaló 800 plantas de especies autóctonas a los ciudadanos que adquirían algún ejemplar.

La celebración del Día del Libro también ha servido para respaldar la candidatura de Valladolid como Ciudad Creativa de la Unesco en la categoría de Cine con el reparto de marcapáginas de esta iniciativa a todos aquellas personas que comprasen un libro.

No hay comentarios