Concierto de Ecos de la Hysteria. FOTO: Pablo Castro | Vadeocio
Concierto de Ecos de la Hysteria. FOTO: Pablo Castro | Vadeocio

El pasado 6 de mayo, Ecos de la Hysteria anunció su decisión de “parar indefinidamente”: “El cuento corto es que se hace difícil compaginar la vida personal con el ámbito musical”, anunciaron en redes sociales añadiendo que “pecamos de ingenuos y depositamos nuestra confianza en una persona que claramente no la merecía”. Según denuncian, tras tres años de andadura, han perdido todo su dinero después de adelantarlo a una promotora que se negó a devolverlo tras no prestar los servicios contratados. Como despedida, la banda vallisoletana ofrecerá un acústico este jueves 30 de mayo en el Tío Molonio como previa a la última fecha, el 28 de junio en la sala Porta Caeli.

Con este anuncio de “parar indefinidamente” con su actividad musical, Ecos de la Hysteria concluyen su tortuosa relación con la productora Mellarirock, después de que el pasado septiembre acordaran trabajar con ella contratando sus servicios publicitarios y de promoción, además de pasar a formar parte de su catálogo de artistas. Según hace público la banda, la empresa “lejos de realizar el trabajo por el cual se pagó por adelantado a dicha promotora, lo único que nos encontramos fue una serie de excusas que siempre conducían al mismo resultado, aplazar para más adelante los servicios de promoción que habíamos contratado con ellos”.

El conflicto económico llegó cuando el pasado 13 de diciembre “cansados de esta situación” deciden romper su relación con la promotora reclamando el dinero adelantado “que tantas veces atrás nos había prometido devolver en caso de que no estuviéramos conformes con su trabajo”. Según denuncian, el director se lo negó alegando que “en horas de trabajo habíamos agotado ya dicha cantidad, cuando en ningún momento se había hablado de un pago por horas trabajadas y cuando ni siquiera hay evidencia alguna de la existencia de ese trabajo”, sostienen puntualizando que éstas fueron solicitadas por una abogada.

Según relatan, la promotora tan solo realizó tres de los ocho servicios contratados, que pasan por la publicación de un banner en una página web asociada a dicha promotora “cuando en su hoja de servicios se especificaba que se negociaría la publicación en las webs de medios de comunicación especializados, no en las de la propia agencia”; publicidad por redes sociales que aseguran contenía erratas como ‘vudeclip’ en lugar de ‘videoclip’; y por último la edición de contenido en su web y medios, “la única parte realizada sin problemas desde un inicio y a cargo totalmente de Vane Balón”, ex jefa de prensa y comunicación de la promotora. Muestran su agradecimiento y apoyo a Balón que, según fuentes de la banda, se encuentra actualmente en un proceso judicial para reclamar el dinero que esta misma empresa le adeuda por su trabajo.

“Tras tres años de vida vimos como todo nuestro dinero se perdía por haber confiado en la persona equivocada”, concluyen asumiendo su parte de responsabilidad en una situación que “anímicamente nos dejó bastante tocados”: “Si hacemos este parón no es para caer en el olvido, sino para trabajar en nuevo material, del que sólo os podemos adelantar que será el mayor proyecto que ninguno de nosotros haya realizado jamás, y para ofrecer la mejor versión de nosotros mismos”.

Por ahora, se despedirán indefinidamente con dos únicas fechas en Valladolid, este jueves 30 de mayo en el Tío Molonio, con Onira como grupo invitado y entrada libre, y el 28 de junio en la sala Porta Caeli: “A todos los que nos habéis acompañado en esta andadura, esperamos veros allí para agradeceros vuestro apoyo incondicional”.

No hay comentarios