Ana María Pascual esta tarde en la libreria Sandoval. FOTO: Gaspar Francés
Ana María Pascual esta tarde en la libreria Sandoval. FOTO: Gaspar Francés

La historia de Jean Pierre Cherid, sicario de las cloacas del Estado, ha salido a la luz gracias al testimonio de su mujer, Teresa Rilo, recogido por la periodista Ana María Pascual que hoy ha pasado por Valladolid para presentar la obra que saca a la luz los crímenes de éste y otros torturadores o asesinos como Antonio González Pacheco, alias Billy el Niño. Disculparon la anunciada presencia de la protagonista del libro, que no ha podido asistir por “cuestiones muy graves de salud”, destacando su caso como “único” por ser el testimonio de “alguien que ha estado íntimamente unida con los asesinos de Estado”.

Durante su charla en la librería Sandoval, Ana María explicó cómo conoció “de casualidad” a Teresa investigando para Interviú la llamada Querella Argentina contra los crímenes del franquismo, en concreto a Billy el Niño, encontrando “un regalo”, como asegura fue saber la propia historia de sufrimiento de Rilo. Consigue así abordar los primeros años de la transición desde otro punto de vista, desde el “terrorismos de Estado” ya que “se mandaba asesinar gente en nombre del Estado, eso no lo podemos olvidar nunca”.

Pablo Mayoral y Ana María Pascual sentados en la mesa. FOTO: Gaspar Francés

En el libro relata cómo la protagonista no sabía a qué se dedicaba Cherid y cómo lo va descubriendo, aprovechando para retratar cómo eran “las mujeres de estos sicarios”, normalmente extranjeros provenientes de Francia o Italia, “acogidos con los brazos abiertos” ya que a cambio de su protección tenían que hacer esos “trabajos sucios”. La autora destacó que “muchos de estos sicarios están vivos y localizados, se puede, si hubiera voluntad, tirar del hilo”, sirviendo esta obra para ahondar en un “pasado muy cercano totalmente impune”, aunque con este testimonio Rilo busca “poner su granito de arena para acabar con la impunidad”.

Pablo Mayoral, de la editorial El Garaje responsable de esta publicación, resaltó que el libro habla de las “cloacas del poder ejecutivo y del poder militar, que sí existieron, existen y mucho me temo seguirán existiendo a todos los niveles”, resaltando la valentía de la protagonista y de la periodista que ha recopilado sus testimonios e investigaciones. Aseguró que éstas tramas empezaron con Carrero Blanco, quien lo “montó directamente, organizó y financió”, relatando también las de la Brigada Político Social “que era una cloaca en si mismas”, cómo “movía los hilos” el torturador Billy el Niño y su jefe Roberto Conesa, y “como no” de las cloacas de la Guardia Civil y las actividades de Manuel Pastrana. Citó también los “grandes tejemanejes” que tienen las cloacas con el periodismo, puntualizando que “no lo considero cloacas, lo considero el funcionamiento normal”, en referencias al poder empresarial y sus influencia económica.

Público asistente a la presentación del libro: Cherid, sicario de las cloacas del Estado. FOTO: Gaspar Francés

Jean Pierre Cherid (1940-1984) tiene un largo historial como atracador en Francia, miembro de la Organización del Ejército Secreto, grupo de militares golpistas franceses en Argelia contra el Frente de Liberación Nacional, mercenario en Biafra, protegido por el régimen de Franco con Carrero Blanco, íntimo amigo de Billy el Niño o destacado activista del GAL con Felipe González en el Gobierno, poseedor carné del Servicio de Inteligencia de la Guardia Civil expedido a uno de sus “nombres de guerra” con categoría de sargento primero.

Ana María Pascual es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Periodista de investigación, está especializada en temas sociales y en memoria histórica. Curtida en los semanarios Interviú y Tiempo, ha trabajado en Diario 16 y El Nuevo Lunes, y ha colaborado en los suplementos El Semanal y La Mirada. Ha cubierto los grandes sucesos ocurridos en España en los últimos años, en especial los relacionados con terrorismo y corrupción. Además, ha realizado una incisiva investigación de la conocida como trama de los niños robados, labor que le ha valido el reconocimiento de las asociaciones de afectados, que le otorgaron el Premio Solidaridad, en la modalidad Prensa, en 2017.

Teresa Rilo nació en 1951 en Pontevedra, en el seno de una familia obrera y emigrante. Se crio en San Sebastián, donde regentó una afamada peluquería. Se casó con el mercenario francés Jean Pierre Cherid y fue testigo de la creación y de la evolución de los primeros grupos organizados por el Terrorismo de Estado. Tras la muerte de su marido, se ganó la vida en el mundo de la hostelería hasta su jubilación.

No hay comentarios