Uno de los espectáculos de Fetal 2019.
Uno de los espectáculos de Fetal 2019.

El Festival de Teatro Alternativo de Urones de Castroponce, FETAL, ha vuelto a convertir Tierra de Campos en un espacio de resistencia escénica. Ayer domingo, 18 de agosto, la cita escénica echa el telón a una edición que ha llevado a Urones de Castroponce, Medina de Rioseco, Valdunquillo, Tiedra y Mayorga 18 propuestas de creadores y artistas procedentes de Castilla y León, Asturias, País Vasco, Cataluña, Madrid, Andalucía e Islas Canarias. 

Una reivindicación de la España Vacía que ha puesto el acento en el poder transformador de las artes para "habitar esos espacios olvidados". Alex Rodríguez, su director, se muestra satisfecho de los resultados alcanzados este año: "más allá de las cifras y de la fidelidad de los espectadores, FETAL tiende su mirada al territorio y a las artes en vivo y lo hace desde la transversalidad, con trabajos que no tienen cabida habitualmente en las programaciones estándar o más convencionales de los teatros y que ofrecen siempre algo nuevo a nuestro público".  

FETAL, destaca Rodríguez, ha conseguido de nuevo convertir Tierra de Campos en un "laboratorio de investigación y creación", mostrando "artísticamente la variedad de las artes escénicas" y dando cabida a lenguajes muy diferentes, en especial a la danza y la música, las grandes protagonistas este año. "Hemos hecho —destaca— una apuesta por la visibilización de las artes del movimiento y de todas sus expresiones y posibilidades escénicas".

El director del festival se muestra también confiado en el potencial de crecimiento de FETAL. "Las extensiones han funcionado muy bien y nos han permitido encontrarnos con nuevos públicos, con muchos habitantes de la comarca y también con otras personas llegadas de fuera. El ambiente que se genera en ese encuentro es muy especial y las compañías lo perciben. De hecho, hacen un gran esfuerzo por adaptarse estética y técnicamente a los espacios que les proponemos". "El festival—añade— puede seguir creciendo en presencia comarcal si se asegura el apoyo de las administraciones, apostando por jóvenes creadores, acercándonos al mundo de la educación escénica y poniendo en marcha nuevos proyectos de residencia artística. Ahí tenemos un bonito camino por recorrer". Y es que bajo el lmea Imaginario HabitadoFETAL 2019 ha querido tender puentes de la tradición castellanoleonesa y las propuestas escénicas más vanguardistas con una programación que ha integrado exposiciones, residencias, talleres o representaciones que han puesto de manifiesto el poder transformador de las artes en el medio rural.

FETAL 2019, organizado por el Ayuntamiento de Urones de Castroponce, cuenta con el patrocinio de la Diputación de Valladolid, el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM, dependiente del Ministerio de Cultura y Deporte), el Centro Buendía (perteneciente a la Universidad de Valladolid, UVa) y la Junta de Castilla y León. Además, colaboran con el festival los Ayuntamientos de Medina de Rioseco, Tiedra y Mayorga; la Asociación IV Centenario de Valdunquillo; la Sociedad Provincial de Desarrollo de Valladolid, SODEVA (Diputación de Valladolid); Bodegas Gorgonzello; el Centro Teatral Tierra de Campos; el Laboratorio de las Artes de Valladolid, LAVA; la Fundación Universidades y Enseñanzas Superiores de Castilla y León, FUESCyL; y Rubi5.


Noticias relacionadas:

Teatro crítico y danza marcan la programación del fin de semana en FETAL

Korai viaja a través del tiempo para recorrer el ciclo vital de una mujer mediante el canto

Propuestas vanguardistas y tradición se combinan en la XXIII edición de FETAL

No hay comentarios